Anuncios

Mickey Rourke, sobre Tom Cruise: “Ha interpretado el mismo papel durante 35 años. No le tengo respeto”

Mickey Rourke, crítico con Tom Cruise
Mickey Rourke, crítico con Tom Cruise

El actor Mickey Rourke no solo reparte golpes en películas como El luchador. Hace tan solo dos años, el gancho se lo llevó Robert De Niro, a quien menospreció a través de su cuenta de Instagram. Ahora es el turno de Tom Cruise , quien está de parabienes gracias al éxito cosechado con Top Gun: Maverick, la secuela de Top Gun que se convirtió en uno de los mayores fenómenos cinematográficos de los últimos años, tras superar los mil millones de dólares de recaudación. A Rourke todo esto le da igual.

Durante una aparición en el programa británico Piers Morgan Uncensored, el protagonista de Nueve semanas y media llamó a Tom Cruise “irrelevante” , al ser interrogado por el conductor sobre el éxito de la secuela. Rourke sumó: “[El éxito en taquilla] no significa nada para mí. [Tom Cruise] ha estado haciendo el mismo papel durante 35 años. No le tengo ningún respeto. No me importa el dinero o el poder. Me importa... cuando veo trabajar a Al Pacino o Christopher Walken, o los primeros trabajos de De Niro y Richard Harris y Ray Winstone, ese es el tipo de actor que quiero ser”.

Rourke tiene fama de  complicado, dentro y fuera de los rodajes. Cosechó sus primeros éxitos gracias a películas como la mencionada Nueve semanas y media, Corazón satánico o La ley de la calle. Películas que lo convirtieron en el centro de todas las miradas cuando el diario Los Angeles Times lo describió como “un león de Hollywood, con la intensidad melancólica del joven Marlon Brando, la electricidad de James Dean y la carga emocional de John Garfield”. Sin embargo, el éxito se volatilizó ante sus ojos debido a sus continuos malos modos en los rodajes y a su enemistad con célebres personas del gremio, desde Kim Basinger al director Oliver Stone.

Rechazó los papeles de Rain Man, Los intocables, Platoon y Pulp Fiction y, poco a poco, aquella carrera que se vislumbraba imparable, paró.

En 2008, Mickey Rourke vivió un breve resurgir gracias a El luchador de Darren Aronofsky, quien decidió darle su penúltima oportunidad, lo que le consiguió una nominación en la categoría de mejor actor en los Oscar. La cosa quedó ahí. Tras unos desacuerdos con Marvel, donde el actor terminó enfadándose por no poder cambiar algunas de las líneas del guion del personaje que interpretaba, poco se lo vio en pantalla. No hace tanto, el director Martin Scorsese quiso contar con él para El irlandés, pero esta vez fue Robert de Niro quien se negó rotundamente a trabajar con él.