Miramar: baleó en la cabeza a tres perros de un refugio porque le habrían atacado una oveja

·2  min de lectura
Uno de los perros baleados en la cabeza
Uno de los perros baleados en la cabeza

Un hombre, al que presuntamente un perro le mató una oveja, baleó en la cabeza a tres caninos que estaban en un refugio en la localidad de Miramar, en la costa bonaerense.

.
.


.

Según la denuncia, presentada anoche por María Helena Heredia, presidenta del Movimiento Argentino Protección Animal (MAPA), el hecho ocurrió después de las 19. Se enteró a través de un mensaje de texto que le envió el dueño de la finca donde están alojados los animales, situada en la intersección de las calles Corrientes y Falucho.

.
.


.

En el lugar, en el momento del ataque había más de 12 perros. Un vecino, cuya propiedad comparte fondo con la de del refugio, ingresó al predio y efectuó disparos a tres de los perros que estaban en el exterior y los hirió en la cabeza.

.
.


.

Nosotros nos dedicamos a recoger a estos animales que son descartados como basura por las personas. Los llevamos a este lugar hasta que se recuperan y les encontramos un nuevo hogar”, dijo a LA NACION Heredia, y agregó: “Al parecer, este asesino dijo que uno de los perros le mató una oveja y por eso vino y les disparó en la cabeza”.

.
.


.

Conmovida, la presidenta de la ONG agregó: “ Los perritos quedaron toda la noche así, agonizando porque en Miramar no tenemos veterinarios de guardia que atiendan por la noche. Recién esta mañana fueron revisados y a la tarde les van a hacer placas a los tres, porque todos tienen alojadas las balas en la zona de la cabeza”.

Heredia explicó que el resto de los perros se salvaron porque estaban dentro de la vivienda con el dueño de la quinta.

Sobre los tres perros baleados explicó que uno está en su casa a la espera de los estudios que le harán por la tarde, otro está en una casa de tránsito y el tercero en la veterinaria. “El veterinario me dijo que no cree que sean operables. Pero las placas me sirven para adjuntar a la denuncia”, detalló la mujer.

“Están con ganas de vivir. Pero van a quedar con secuelas. Veremos qué se puede hacer con esas balas alojadas en la cabeza. Si se pueden sacar o no. P ero van a tener un cuadro neurológico producto de las balas, que dañaron el sistema nervioso ”, sumó Heredia.

En tanto, el hombre acusado de los disparos aún no fue detenido y el temor de los proteccionistas es que vuelva a atacar al resto de los perros del lugar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.