Anuncios

Los momentos más desgarradores de la saga de Harry Potter

Los momentos más desgarradores de la saga de Harry Potter
Los momentos más desgarradores de la saga de Harry Potter

En el transcurso de ocho películas, y siete libros para quienes los leyeron, la historia de Harry Potter se ha ganado el corazón de todos los fans desde el comienzo por su mágico relato, personajes atractivos y esa lucha del bien contra mal que tanto cautiva al público. Mientras la historia protagonizada por el niño mago iba desenvolviéndose en la pantalla, él y sus amigos continuaban creciendo y enfrentándose a todo tipo de altos y bajos que incluyeron los problemas de adolescentes típicos durante el colegio, pero también enfrentarse a seres malvados como los mortífagos y el propio Voldemort.

No te lo pierdas: Los momentos más oscuros de la saga de Harry Potter

Esta saga cinematográfica está llena de mucha acción, risas y encuentros mágicos que se volvieron memorables. Sin embargo, la serie no tiene escasez de momentos oscuros, devastadores y, la verdad, desgarradores. Muchas personas crecieron con los personajes y los actores que los representaban en la pantalla. Los espectadores han visto el viaje de cada personaje a medida que las películas pasaban de retratar la maravilla del mundo mágico a un enfrentamiento final contra el mal. Como resultado, hay una fuerte resonancia emocional en esta serie que se queda con los fanáticos mucho después de que sus películas se hayan estrenado.

Si bien es cierto que el Mundo Mágico sigue en expansión, es la serie de películas principal aquella que se encuentra mejor valorada ante los ojos del público y, obviamente, es la que lo inició todo. Lo que logró Warner Bros. con las adaptaciones, se convirtió en una de las franquicias más emblemáticas del cine y también una de las más exitosas, además de que cuenta con una cantidad increíble de fans apasionados por cada material que sale como parte de ella. Una gran parte de la saga es la emoción que sienten los fanáticos cuando ven las películas, y hay muchos momentos a lo largo de la serie que han reducido a los fanáticos a la tristeza y las lágrimas.

La saga de Harry Potter tiene muchísimos momentos memorables, y los que mencionaremos a continuación han sido desgarradores hasta el punto de hacer llorar a los fans, pero se han quedado con ellos todo este tiempo. Estos son los momentos más destacados de las ocho películas en este aspecto:

Te recomendamos: Harry Potter: Referencias históricas que tal vez no sabías inspiraron la saga cinematográfica

La muerte de Dobby

Cuando los protagonistas están en casa de los Malfoy, Dobby traslada a todos a una playa, pero no antes de que Bellatrix Lestrange pueda lanzar un cuchillo que mata a Dobby. Verlo morir en los brazos de Harry, mientras suplica por ayuda y Dobby pronuncia sus últimas palabras, es simplemente desgarrador Algunas de las últimas palabras del elfo favorito de todos fueron "un lugar tan hermoso, para estar con amigos. Dobby está feliz de estar con su amigo, Harry Potter". Esta escena de Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte Parte I (78%) muestra el significado de la amistad tanto para Harry como para Dobby y es realmente triste ver cómo llegó a su final.

Lily y James en el espejo Oesed

Uno de los momentos más tristes de Harry Potter llega en Harry Potter y La Piedra Filosofal (80%), cuando se presenta el espejo de Oesed, un dispositivo mágico que, según Dumbledore, revela el deseo más profundo de quienes se miran en él. Mientras usa la capa de invisibilidad, Harry encuentra el espejo y mira en él para ver aparecer a su madre y su padre. Lo que hace que el momento sea tan triste es darse cuenta de lo que Harry podría haber tenido, la feliz normalidad que quería y también el hecho de que esto nos muestra que todo lo que el protagonista desea es tener a sus padres junto a él. Lo más doloroso llega cuando comprendemos que esa fue también la primera vez en la que se vió a sí mismo con su familia.

La muerte de Cedric Diggory

Harry Potter y El Cáliz de Fuego (88%) contiene la primera experiencia real de muerte en la saga, y el regreso de Voldemort. El filme se centra en el Torneo de los tres magos, con un desafío en un laberinto encantado donde Harry y Cedric encuentran la copa al mismo tiempo. Sin embargo, la copa ha sido reemplazada por un traslador y terminan en un cementerio con Voldemort y sus mortífagos. En un movimiento escalofriante, Voldemort le ordena a Peter Pettigrew que mate a Cedric, y es horrible, pero lo que te rompe más el corazón es cuando Harry regresa con el cuerpo de Cedric. La banda toca triunfalmente mientras Harry solloza en el suelo antes de que la multitud se dé cuenta de la tragedia.

Hermione borra la memoria de sus padres

La primera parte del gran final de la saga establece su tono sombrío desde el principio con este momento silencioso y desgarrador entre Hermione y sus padres. Los protagonistas dejan atrás a sus familias para buscar los horrocruxes y destruirlos. Para Hermione en particular, el sacrificio es mayor, ya que no solo decide irse, sino que toma la decisión de borrarse a sí misma de los recuerdos de sus padres para protegerlos de posibles daños. A medida que ella se desvanece de las fotografías familiares alrededor de la casa de su infancia, la gravedad de la situación pesa más que nunca. La película no se detiene en este momento, pero la tristeza es tangible.

Harry acepta su destino

Un momento muy triste en el tramo final de la franquicia es cuando Harry acepta su destino, que es morir. En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte II (96%), el mago descubre que debe morir al mismo tiempo que la audiencia y, a partir de ahí, es una experiencia realmente triste, ya que la muerte del héroe está cerca. Quizás más triste que la propia muerte es cuando aparecen los fantasmas de la vida de Harry: Lupin, Lily, James y Sirius, quienes le dicen a Harry que están ahí para él. Harry le pregunta a Sirius si la muerte duele, y él les pregunta si se quedarán con él y la memorable respuesta "hasta el final" hace que la audiencia se dé cuenta de que él sigue siendo un adolescente y ha pasado por mucho, con más cosas por venir.

La muerte de Hedwig

Uno de los comienzos más devastadores de las películas de Harry Potter es cuando Hedwig, el animal y mascota más querido de la saga, muere. La leal lechuza de Harry es una de las víctimas de la emboscada que atraviesa el protagonista junto a un grupo de magos que se hicieron pasar por él para despistar a los enemigos. Cuando Harry y Hagrid son atacados por un mortífago en particular, Hedwig interviene para salvarlos, pero antes fue golpeada con la maldición asesina que acabó con su vida.

Sirius Black desaparece en el velo del Departamento de Misterios

Descubrir la verdad detrás del encarcelamiento de Sirius, y su posterior escape, le ofreció a Harry algo que no había tenido antes: la esperanza de una vida mejor lejos de los Dursley. Como padrino de Harry, Sirius habría podido guiarlo a través de aspectos del mundo mágico que no conocía, y era la mejor forma de sentir a su padre cerca. La muerte de Sirius en Harry Potter y La Orden del Fénix (79%) golpea fuerte a Harry porque es rápida y repentina; cuando Bellatrix Lestrange primero lo golpea con la maldición asesina, y luego lenta y dolorosa cuando se desvanece en el velo en el Departamento de Misterios, justo ante los ojos de Harry.

La muerte de Dumbledore

Es sin duda impactante ver la muerte del mentor de Harry, y director de Hogwarts, en Harry Potter y El Misterio del Príncipe (84%). En su momento pudo haber traído más conmoción que tristeza para algunos, pero es un momento que combina ambos en grandes cantidades. Draco tiene la tarea de matar a Dumbledore y Snape hace un voto inquebrantable de proteger a Draco y llevar a cabo dicha tarea en caso de que Draco falle. Cuando Dumbledore regresa, Draco lo confronta y se deja claro que esto es algo muy angustiante para el joven, quien solo lo hace porque Voldemort ha amenazado con matarlo. Snape interviene porque Draco no puede hacerlo y lo mata. Dumbledore cae de la parte alta y momentos después los estudiantes sostienen sus varitas iluminadas en alto para contrarrestar la Marca Tenebrosa que quedó sobre el castillo en un gesto simbólico y desgarrador.

“Always”

Snape tiene una muerte bastante emocional, y sus últimas palabras son "tienes los ojos de tu madre". Después de eso, una montaña rusa de emociones e información viene con el recuerdo que le dio a Harry antes de morir. A partir de ahí, se revela que Snape sabía sobre la búsqueda de horrocruxes de Dumbledore y que Dumbledore sabía que Malfoy lo mataría, pero le rogó a Snape que lo hiciera. Snape fue quien lanzó el Patronus para ayudar a Harry, que es el mismo que tenía Lily, y su respuesta a Dumbledore preguntándole si la amaba fue un "siempre" que provocó lágrimas. Snape había estado haciendo todo lo posible para proteger a Lily y Harry todo el tiempo.

Continúa leyendo: Las mejores enseñanzas de Harry Potter