Anuncios

Muere el actor Ryan O'Neal a los 82 años

Adiós a otra leyenda del cine. El actor Ryan O’Neal, protagonista de Love Story, ha fallecido a los 82 años. El encargado de difundir la triste noticia ha sido su hijo Patrick, que expresaba su dolor ante tan triste pérdida. "Mi papá falleció pacíficamente hoy, rodeado de su amoroso equipo apoyándole y amándole como él lo haría con nosotros. Esto es muy difícil para mi esposa Summer y para mí, pero compartiré algunos sentimientos para darles una idea de lo gran hombre que es", escribió. "Mi padre Ryan O’Neal siempre ha sido mi héroe. Le admiraba y él siempre fue más grande que la vida… Es una leyenda de Hollywood", ha sido su emocionada carta de despedida.

-Ryan O'Neal y Ali MacGraw reanudan su 'Love Story' 45 años después

Muere Ryan ONeal a los 82 años
Muere Ryan ONeal a los 82 años

Su hija Tatum, con la que mantuvo desavenencias en el pasado pero con la que llegó a reconciliarse, ha expresado su inmensa tristeza tras la muerte del legendario intérprete. "Siento una gran pena por el fallecimiento de mi padre", señala en un comunicado difundido en la revista People. "Él significó mucho para mí. Lo amaba mucho y sé que él también me amaba. Lo extrañaré siempre y me siento muy afortunada de que hayamos terminado en tan buenos términos".

-Tatum O'Neal recuerda con cariño su portada de ¡HOLA! más especial

Hace tres años la familia O'Neal enterró el hacha de guerra después de muchos años de desencuentros. Sean McEnroe, el nieto de Ryan O'Neal, fue el encargado de dar a conocer la reconciliación a través de una foto del reencuentro familiar. En la imagen, el actor aparecía junto a su hija Tatum O'Neal y sus nietos, Kevin y Emily, y en la leyenda revelaba que era la primera vez que la familia se reunía en los últimos 17 años.

Ryan ONeal con su hija Tatum ONeal
Ryan ONeal con su hija Tatum ONeal

El pasado mes de abril padre e hija celebraban juntos su 82 cumpleaños con una conmovedora foto en la que aparecía sentada junto a su padre.  Recordemos que juntos protagonizaron Luna de papel en 1973 , que convirtió a Tatum en la persona más joven en ganar un Oscar con solo 10 años. 

Aunque no se ha dado a conocer la causa de su muerte, Ryan O'Neal luchó contra una gran cantidad de dolencias y enfermedades a lo largo de su vida. Sufría una leucemia crónica desde el año 2001 y en 2012 le diagnosticaron cáncer de próstata, además de padecer diabetes, problemas cardíacos y haber padecido una sepsis. Todo ello, sumado al sufrimiento que le produjo perder al amor de su vida, la actriz Farrah Fawcett, en 2009, contribuyó a que su salud se viera seriamente mermada.

Ryan ONeal con Farrah Fawcett
Ryan ONeal con Farrah Fawcett

Padre de cuatro hijos

Ryan O'Neal llegó a casarse en varios ocasiones y mantuvo una larga historia de amor con la actriz Farrah Fawcett, la estrella de Los Ángeles de Charlie. Se casó por primera vez con Joanna Moore en 1963 y tuvieron dos hijos, Tatum y Griffin O’Neal, aunque su unión duró apenas tres años. Su segunda esposa fue Leigh Taylor-Young, con quien tuvo un hijo, Patrick O’Neal, el encargado de dar a conocer su muerte. A raíz de su divorcio, mantuvo una larga relación con la actriz Farrah Fawcett, que se convirtió en el gran amor de su vida y con quien tuvo un hijo, Redmond O’Neal, en 1985. A pesar de ser una relación de idas y venidas la pareja no se separó hasta la muerte de la actriz en 2009. 

Ryan O'Neal le pidió a Farrah Fawcett que se casase con él

Su trayectoria en Hollywood

Su popularidad comenzó gracias al papel de Rodney Harrington en la serie Peyton Place en los años sesenta junto a Mia Farrow, pero la verdadera fama la alcanzó con la cinta Love Story, junto a Ali MacGraw, y que le valió su primera y única nominación al Oscar en 1971. Este melodrama ha pasado a la historia como el más romántico e inolvidable es la frase de esta película de culto: "Amar significa no tener que decir nunca lo siento”. A esta gran cinta le sucedieron títulos como ¿Qué me pasa, doctor? junto a Barbra Streisand, Luna de papel, donde trabajó con su hija Tatum O'Neal, que ganó el Oscar a mejor actriz de reparto, Barry Lyndon, de Stanley Kubrick, Un puente lejano, de Richard Attenborough, o Driver, de Walter Hill.