Anuncios

Muere la mujer que fue atropellada por la escolta policial de la duquesa de Edimburgo

Sofía, duquesa de Edimburgo credit:Bang Showbiz
Sofía, duquesa de Edimburgo credit:Bang Showbiz

El pasado 10 de mayo, un agente de la escolta policial de la duquesa de Edimburgo arrolló con su motocicleta a una mujer de 81 años durante un desplazamiento de la comitiva por el oeste de Londres. Helen Holland, como se llama la víctima, salió despedida "unos 12 metros" a causa del impacto y tuvo que ser ingresada en el hospital en estado muy grave. Esta semana ha trascendido que finalmente no ha podido recuperarse de sus heridas y ha fallecido.

La familia ha confirmado a la BBC que "tras dos semanas luchando por su vida, su batalla ha terminado por el daño irreversible sufrido por su cerebro". Su hijo Martin ha explicado que la fallecida, natural de Birchanger, en el condado de Essex, se encontraba en Londres esos días para visitar a su hermana y que el siniestro se produjo mientras Helen "empleaba el paso de peatones para cruzar de forma segura". El atropello le ocasionó además "múltiples huesos rotos y heridas internas masivas".

Un portavoz de Sofía, también condesa de Wessex y esposa del príncipe Eduardo, hermano menor de Carlos III, ha emitido un comunicado en nombre de la duquesa tras conocer la trágica noticia. "La duquesa de Edimburgo lamenta profundamente el deceso de Helen Holland. Su Alteza Real quiere expresar sus más sinceras condolencias a la familia de la señora Holland", reza la nota. Está previsto, según el diario The Independent, que Sofía se ponga directamente en contacto con los seres queridos de Helen para reconfortarles en tan duros momentos.

El palacio de Buckingham, residencia oficial del monarca británico, se negó a ofrecer comentarios sobre lo sucedido hace dos semanas para respetar la independencia de la investigación que se puso en marcha para esclarecer las circunstancias del accidente. "No sería apropiado mientras se analizan los hechos. La duquesa agradece la rapidez con la que actuaron los servicios de emergencia y estará muy pendiente de cualquier novedad", indicaba.

No obstante, un testigo del siniestro está convencido de que las pantallas que se instalaron en diversas vías públicas del centro de la ciudad para la coronación de Carlos III, que tuvo lugar en la abadía de Westminster el pasado 6 de mayo, jugaron un papel crucial en esta colisión que ha resultado ser fatal.

"No me ha sorprendido, este accidente estaba predestinado. Las pantallas que pusieron para la coronación te obligaban a asomarte un poco a la calle para ver si había tráfico. Yo estaba ahí cuando pasó, y fue una carnicería. La pobre señora voló 12 metros y los paramédicos la estaban atendiendo. Simplemente quiso mirar más allá de las pantallas cuando fue atropellada", aseguraba Martin Hennessy en conversación con el diario Daily Mail.