Anuncios

Murió el guitarrista y compositor Jeff Beck, a los 78 años

Murió el guitarrista y compositor Jeff Beck, a los 78 años
Murió el guitarrista y compositor Jeff Beck, a los 78 años - Créditos: @LAURENT GILLIERON

El guitarrista y compositor británico Jeff Beck murió este martes, a los 78 años, afectado por una meningitis bacteriana. Así lo anunció su representante, a través de un comunicado difundido este miércoles desde la cuenta oficial del artista en Instagram.

“ En nombre de su familia, con profunda y profunda tristeza, compartimos la noticia de la muerte de Jeff Beck. Después de contraer repentinamente una meningitis bacteriana, falleció pacíficamente ayer”, se lee en un comunicado de su representante. “Su familia pide privacidad mientras procesa esta tremenda pérdida” .

Reconocido como uno de los mejores guitarristas de rock de todos los tiempos , a lo largo de su carrera colaboró con artistas de la talla de Stevie Wonder, Ozzy Osbourne, Mick Jagger, Cindy Lauper, Diana Ross, Kate Bush, Brian May, Roger Taylor y Rod Stewart, entre otros. Ese conglomerado de nombres da cuenta de la versatilidad que demostró desde que, en 1965, se unió a la banda británica The Yardbirds como reemplazo de Eric Clapton.

“Una vez dije que los cantantes son todos un dolor de huevos. Por supuesto, no lo son. Pero no eran centrales para la idea. Yo quería tocar la guitarra. Una vez alguien me dijo: ‘Tu show no es un recital de rock. Es un concierto’. Pero me gusta tener vocalistas. (...) Con un cantante, sos parte del concierto, pero al mismo tiempo sos parte del público”, aseguraba en 2016, en una entrevista con la revista Rolling Stone.

Un dios de la guitarra

Geoffrey Arnold Beck nació el 24 de junio de 1944 en Wallington, Inglaterra. Y si bien a los 10 años comenzó a cantar en el coro de una iglesia, en su adolescencia descubrió que su pasión estaba en la guitarra.

Al provenir de un hogar humilde, aprendió a tocar con un instrumento prestado pero, ya seguro de lo que quería para su vida, se anotó en la Escuela de Arte de Wimbledon. Por esos años conoció a otro joven que, como él, se convertiría en una leyenda de la guitarra: Jimmy Page. Fue él, de hecho, quien lo recomendó para unirse a The Yardbirds, una vez que Clapton decidió dar un paso al costado.

Su carácter explosivo lo dejó fuera de la banda en 1966, durante una gira por los Estados Unidos. Sin embargo, su sonido quedó registrado en el disco popularmente conocido como Roger the Engineer, uno de los más celebrados del grupo.

Al año siguiente, luego de grabar dos temas como solista -en los que se atrevió a cantar-, fundó The Jeff Beck Group, con Rod Stewart como cantante, Ronnie Wood en bajo, Nicky Hopkins en teclados y Aynsley Dunbar en batería. La agrupación se mantuvo unida durante dos años y, dos discos más tarde, determinó su disolución por conflictos internos.

“Es como una comedia de enredos. Veo a Woody mucho en fiestas de Navidad, en lo de Mick Jagger u otros amigos nuestros. Un día le dije: ‘Hay una gran oportunidad en agosto’. Me dijo: ‘Wow, le voy a decir a Rod’. Después pasan los meses y esa noche está tocando en Las Vegas. Rod quería hacerlo otra vez. Pero creo que quería hacer un disco rápido, un fin de semana. Yo quería movernos más hacia el blues rock. Pero eso le habría requerido mucho tiempo”, contaba en la citada entrevista sobre la posibilidad de reunir a The Jeff Beck Group, dando cuenta de que las tensiones entre ellos se fueron disipando con el correr de los años.

En 1970, tras sufrir un grave accidente de tránsito, Beck comenzó a formar una nueva agrupación con la que volver al estudio de grabación. Con una versión renovada de The Jeff Beck Group, salió de gira y editó varios discos, antes de conformar el trío Beck, Bogert & Appice junto al bajista Tim Bogert y al baterista Carmine Appice. Una vez más, la armonía duró poco entre ellos, y para abril de 1974, Beck ya se encontraba con pie afuera.

Fue por entonces que Beck comenzó su camino en solitario, y también a encontrarle un gusto especial en las colaboraciones con distintos artistas, algo que marcaría su destino musical en gran parte de los años 80 y 90.

El rock poderoso, manejado desde la estética de un power trío (aunque sus formaciones incluyeran más integrantes), y la sutileza de las melodías, apenas acariciadas con las yemas de su mano derecha, fueron los extremos de un músico plagado de matices. Una de las pruebas más contundentes ha sido aquella versión de “Cause We’ve Ended as Lovers”, junto a Eric Clapton, que quedó testimoniada en la grabación de uno de los míticos recitales conocidos como “El baile de la policía secreta” (The Secret Policeman’s Other Ball). También se ha lucido en versiones de temas como “People Get Ready”, de Curtis Mayfield. Las guitarras Stratocaster, el juego de su pulgar sobre las cuerdas y el índice sobre la palanca de vibrato representaron los gestos de su estilo único y reflexivo, en contraste con el de otros velocistas y expansivos que poblaron el universo rockero.

Con total merecimiento, el 4 de abril de 2009, Beck fue inducido en el Salón de la Fama del Rock and Roll en homenaje a su carrera como solista. El premio fue presentado por su amigo Jimmy Page. En la gala, el guitarrista interpretó “Train Kept A-Rollin’” acompañado de Page, Ronnie Wood, Joe Perry, Flea, James Hetfield, Robert Trujillo, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Jason Newsted, un gran seleccionado de artistas. El 4 de julio del mismo año, David Gilmour acompañó a Beck en una presentación en el Royal Albert Hall, intercambiando solos en “Jerusalem” y cerrando el recital con “Hi Ho Silver Lining”.

Recientemente, Beck se embarcó en una gira con Johnny Depp, con quien no solo estableció un dueto artístico sino también una fuerte amistad. “No tuve a un compañero creativo a mi lado como Johnny en años”, expresaba el guitarrista en junio pasado, al anunciar el lanzamiento de un disco en conjunto. “Él es una fuerza muy grande de este disco y espero que la gente lo tome en serio como músico porque es difícil para la gente aceptar que Johnny Depp puede cantar rock and roll”, añadió.

El actor devolvió la gentileza: “Es un honor extraordinario tocar música con Jeff y componer con él, es uno de los grandes, y una persona a la que me enorgullece llamar mi hermano”.