Anuncios

Murió Perla Santalla, a los 95 años

Perla Santalla murió hoy, a los 95 años
Perla Santalla murió hoy, a los 95 años

La actriz Perla Santalla, quien murió hoy, a los 95 años, era grácil, amable, tímida en su trato cotidiano, pero su temperamento se transformaba cada vez que subía a un escenario . Amelia Alba “Perla” Santalla –tal era su nombre real– había nacido en Buenos Aires, en pleno centro, el 24 de enero de 1928. Fue ese tipo de actriz que no se exponía ante las cámaras. A ella la motivaba la actuación, dar vida a más de un centenar de personajes que llevó a la radio, al cine, a la televisión y por sobre todo al teatro.

Solía recordar que debutó en el escenario cuando tenía un año y medio, pero la obra que marcó su debut, cuando tenía cuatro años, fue Los muertos, de Florencio Sánchez, durante una gira que hicieron sus padres, también actores. En 1947 integró la Compañía Argentina de Espectáculos Cómicos en el Teatro Apolo, encabezado por Gregorio Cicarelli, Leonor Rinaldi y Tito Lusiardo.

La ductilidad era el atributo que la distinguía. Tanto podía interpretar a Amalia, en Elvira, de Julio Mauricio, una pieza que le gustaba mucho, como a Lucky, de Esperando a Godot, de Beckett; Pájaro de barro, de Samuel Eichelbaum, como Las mujeres sabias de Molière.

Inició su carrera cinematográfica en 1952 en un pequeño papel en Sala de guardia, de Tulio Demicheli. Su carrera en el cine es escasa, pero llegó a participar en 15 películas, entre ellas Las campanas de Teresa, Maternidad sin hombres, El profesor hippie, Los debutantes en el amor, El hombre de la deuda externa, entre otros. También participó en radio, donde realizó varios radioteatros.

Pero su mayor placer era subir al escenario para vibrar en obras como El gran deschave, ¡Jettatore!, El conventillo de la Paloma, Con olor a agua florida, Hipólito y Fedra, El protagonista, Criaturas de Shakespeare y Soledad Tango y en televisión en ciclos como El oro y el barro, Anna Karenina, La señora Ordóñez, El Rafa y El sodero de mi vida, entre otros numerosos títulos. En 1964 representó a la Argentina en el Festival de Teatro de las Naciones (París), con la obra Ollantay, de Ricardo Rojas.

En 2000 realizó su última aparición cinematográfica en Radioteatro, una pasión de multitudes, donde fue entrevistada en un corto. Durante las décadas del 90 y 2000 tuvo una constante aparición en ciclos televisivos.

Nelly Prono, Carmen Vallejos,, Perla Santalla, Hilda Bernard en el escenario, en 1993
Nelly Prono, Carmen Vallejos,, Perla Santalla, Hilda Bernard en el escenario, en 1993

Por su trabajo actoral recibió numerosos premios: Talía por el Semanario Teatral (1968) y por Pájaro de Barro (1969), Martín Fierro (1972), premio a la mejor actriz de reparto otorgado por la Asociación de Cronistas de Cine (1971), premio Konex de Platino (1981), Pepino el 88 por la obra Elvira (1982-1983), premio Santa Clara (1985), premio Leónidas Barletta (1992), premio ACE por actriz de comedia (1993), premio Sudamérica del Centro de Estudios Históricos (1988). Fue ternada para el premio Moliere (1983) y obtuvo el “Reconocimiento a una actitud de vida - Alicia Moreau de Justo” en 1985. Se hizo merecedora al Trinidad Guevara (2000 y 2006), María Guerrero y Florencio Sánchez (2002), y Galardón Sussini (2006), el reconocimiento Alicia Moreau de Justo (1986), Leónidas Barletta (1992), y el Estrella de Mar (1998).

A esta actriz de grandes reconocimientos le encantaba leer historia, investigar el pasado, tratar de averiguar cómo era el mundo antes de que ella existiera. Era de esas profesionales que, al finalizar una función, se paraba en el centro del escenario iluminada solo con una luz de ensayo, esperando que esta se apagara y luego en plena oscuridad, alejarse lentamente. Perla Santalla se ha ido, pero permanecerá su duende en las salas disfrutando de la magia del teatro.