Anuncios

Murió Ryuichi Sakamoto, el compositor japonés pionero de la música electrónica

Ryuichi Sakamoto, pionero de la música electrónica
Ryuichi Sakamoto, pionero de la música electrónica - Créditos: @Xavi Torrent

El compositor japonés Ryuichi Sakamoto, pionero de la música electrónica y autor de numerosas bandas sonoras de películas, murió a los 71 años debido a un cáncer colorrectal, anuncio estedomingo su familia a través de una publicación en su cuenta oficial de Twitter. El ecléctico compositor recibió el Oscar por su trabajo en El último emperador y participó en films como El renacido, Tacones lejanos, Ojos de serpiente o Feliz Navidad, Mr. Lawrence.

Si bien la noticia trascendió el 2 de abril, Sakamoto murió el 28 de marzo y fue despedido en un funeral privado, al que acudió solamente su familia más cercana, cumpliendo así con los deseos del artista. “Mientras se encontraba en tratamiento para el cáncer descubierto en junio de 2020, Sakamoto siguió creando trabajos siempre que su salud lo permitía. Vivió con la música hasta el final”, agregó su equipo en un comunicado que confirmaba el fallecimiento. El músico, integrante en su juventud de la Yellow Magic Orchestra, grupo de extraordinaria relevancia en la historia de la música contemporánea japonesa, había anunciado su enfermedad el año pasado cuando debió someterse a seis cirugías, incluyendo una de 20 horas.

Ciudadano del mundo

Nacido en Tokio el 17 de enero de 1952, Sakamoto fue desde sus inicios un fuera de serie, capaz de tocar el piano desde los tres años y dueño de una deslumbrante facilidad para la comprensión de idiomas -como el español- que jamás estudió . Creció inmerso en el arte, ya que su padre fue editor de algunos de los más importantes novelistas japoneses y en su adolescencia incursionó en el jazz. Fue en los años setenta cuando descubrió la música de los alemanes Kraftwerk, abriéndole paso a una inconmesurable pasión por la electrónica, muy presente en el espíritu de Yellow Magic Orchestra, el proyecto que compartió con Yukijiro Takahashi y Haruomi Hosono. El éxito de ese proyecto no lo privó de explorar también otros sonidos con discos de pop refinado (Thousand Knives of Ryuichi Sakamoto, 1978) o innovadoras incursiones en el electro-funk (B-2 Unit, 1980). En 1987, Sakamoto ganó un Oscar por la banda sonora de la película El último emperador de Bernardo Bertolucci, que cuenta la historia Puyi, el último monarca de China.

Desprejuiciado, indagó en diversas alianzas y colaboraciones como las que mantuvo con Bootsy Collins, Robbie Robertson (The Band), Brian Wilson (The Beach Boys) y Robert Wyatt para el álbum Beauty (1989). De ese modo, su paleta artística abarcó a Iggy Pop, a la cantante de Cabo Verde Cesaria Evora, el brasileño Caetano Veloso y al senegalés Youssou N’Dour. “Quiero ser un ciudadano del mundo. Eso puede sonar muy hippie, pero me gusta”, dijo Sakamoto, que desde la década de 1990 vivía en Nueva York. En la ciudad de las luces compuso la banda sonora de Refugio para el amor (1990), ganadora del Globo de Oro y la música inaugural de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Además, trabajó con Brian de Palma y Pedro Almodóvar, y más recientemente con Alejandro González Iñárritu, en la película El renacido en 2015.

Ryuichi Sakamoto ganó un Oscar por la banda de sonido de El último emperador
Ryuichi Sakamoto ganó un Oscar por la banda de sonido de El último emperador

Pero la música era solo una de las tantas facetas del ecléctico e inquieto Sakamoto, quien además de músico y pianista también se definía como activista, compositor, productor, escritor y actor. Sakamoto se comprometió con la problemática medioambiental y se convirtió en una figura del movimiento en contra de la energía nuclear en Japón después de la catástrofe de Fukushima, en marzo de 2011.

El artista sufría un cáncer desde junio de 2020, por el cual debió someterse a seis cirugías el año pasado, incluyendo una de 20 horas
El artista sufría un cáncer desde junio de 2020, por el cual debió someterse a seis cirugías el año pasado, incluyendo una de 20 horas - Créditos: @Chiaki Nozu

En 2012, un año después del accidente de la central japonesa de Fukushima, Sakamoto organizó un macroconcierto con actuaciones de YMO y el grupo alemán Kraftwerk para protestar contra el uso de la energía nuclear. En 2007 fundó la ONG More Trees (Más árboles), que aboga por una gestión sostenible de los bosques en Japón, Filipinas e Indonesia. Casado y divorciado en dos ocasiones, Sakamoto era padre de la cantante de J-pop Miu Sakamoto, nacida en 1980 fruto de su relación con la cantante y pianista japonesa Akiko Yano.

Su último concierto fue el pasado 11 de diciembre, en formato “online” para que sus fans pudieran escucharlo a lo largo de todo el planeta. Para ese momento su cáncer se encontraba ya en fase IV, por lo que muchos de sus seguidores especulaban con que aquel podía ser el último. Las innovaciones de Sakamoto sentaron las bases para varios géneros de la música electrónica contemporánea entre ellos el synth pop, el house y el hip-hop.