Anuncios

Los Museos Vaticanos venderán entradas nominales para evitar los problemas de reventa

Ciudad del Vaticano, 28 sep (EFE).- Los Museos Vaticanos estrenarán a partir de 2024 un sistema de venta de entradas nominales para evitar los problemas ocasionados por las plataformas de reventa, que agotaban los boletos en los canales oficiales de venta y pedían precios más altos en el mercado secundario.

"Se prestará especial atención a la lucha contra el fenómeno de la emisión secundaria de billetes y el sistema automatizado de compra de billetes con medidas informáticas adecuadas y mediante la introducción del billete nominativo", indicó la entidad en un comunicado.

Asimismo, se impondrán controles de identidad a la entrada para evitar el traspaso de billetes entre distintas personas.

Los Museos Vaticanos reconocen en su nota que deben resolver algunos "problemas críticos", como las aglomeraciones de visitantes, una vez que el tráfico de turistas ha recuperado los niveles previos a la pandemia del coronavirus.

Por ello, solo se admitirán visitas guiadas a grupos de máximo 20 personas y se ampliarán sus horarios de apertura desde las 08.00 a las 19.00 horas locales, con la última entrada a las 17.00, en temporada normal.

Durante la temporada alta, a partir de marzo, los museos abrirán los viernes y los sábados una hora más, hasta las 20.00.

"Ante el gran acontecimiento del Jubileo de 2025 y para garantizar la mejor experiencia en las colecciones pontificias, con una inclusión más amplia y de alta calidad, la Dirección de Museos y Patrimonio Cultural se prepara para introducir cambios significativos", explicaron.

Los Museos Vaticanos, cuyas instalaciones datan del siglo XVIII, iniciarán la instalación de un sistema de climatización en las salas de exposición para garantizar "la salud y el bienestar" de los visitantes, que este verano acudieron al Vaticano con temperaturas récord por encima de los 40 grados centígrados.

"Las innovaciones introducidas se enmarcan en una reorganización más amplia y completa de las políticas de gestión y recepción de los Museos Vaticanos llamados, por identidad y misión, a combinar eficazmente la necesidades de protección y conservación de las obras de arte con las de usabilidad por parte del gran público", explicó la institución.

También la ciudad de Roma está tratando de atajar el caos provocado por la reventa de entradas a sus monumentos más preciados.

La semana pasada, por ejemplo, el ministro italiano de Cultura, Gennaro Sangiuliano, anunció que el acceso al Coliseo también será nominativo.

"Hemos heredado una situación de estancamiento y un embrollo que estamos solucionando rápidamente", aseguró Sangiuliano, cuyo ministerio había sido criticado con dureza en las últimas semanas debido a las enormes dificultades de los turistas para reservar un billete online, que terminaban por comprar a los revendedores.

(c) Agencia EFE