Anuncios

El musical Jesús de Nazareth volverá a escena el Viernes Santo

Gastón Curra, protagonista de Jesús de Nazareth, la pasión
Mariano Victor Pichot

No para. Luego del suceso conseguido durante las dos últimas semanas con Drácula, Ángel Mahler volverá a tomar la batuta (y hasta tocar el piano) en otra de sus obras: Jesús de Nazareth, la pasión. El musical, concebido a instancias de la Fundación Banuev (Buenos Aires por una Nueva Evangelización), especializada en musicales religiosos, es una creación conjunta entre Mahler, a cargo de la música original, y de Carlos Abregú, responsable del libro, las letras y la dirección general. Tuvo su estreno oficial en 2000, en ocasión del Encuentro Eucarístico Nacional de Córdoba, con Juan Rodó y Marisol Otero como protagonistas (la misma pareja protagónica de La Bella y la Bestia, en 1998). Luego, fue presentado en numerosas salas teatrales del país y también en el exterior, como en las Jornadas Mundiales de la Juventud con el Papa en Colonia (2005), en Madrid (2011), en Río de Janeiro (2013), en Cracovia (2016) y, por último, en Panamá (2019).

Ahora, por una única vez, subirá otra vez a escena este viernes 15, a las 21, en el Teatro Ópera. Al igual que en las anteriores ocasiones, el espectáculo contará con 40 artistas en escena, entre cantantes, actores y bailarines, que recrearán la Pasión, Muerte y Resurrección del hijo de Dios, que para muchos siguen siendo los momentos más relevantes de la historia de la humanidad . En esta ocasión los directores residentes serán Martín Repetto y Déborah Turza. Y el elenco estará conformado, entre otros, por Gastón Curra (como Jesús), Mery Álvarez Toledo (como la Virgen María), Stella Faggiano (como María Magdalena), Juan Pablo Skrt (como Poncio Pilatos), Cristian Irrute (como Pedro) y Mauro Murcia (como Judas).

El musical Jesús de Nazareth, de Carlos Abregú y Ángel Mahler
Mariano Victor Pichot


El musical Jesús de Nazareth, de Carlos Abregú y Ángel Mahler (Mariano Victor Pichot/)

El musical tiene su historia y quien mejor la puede contar es uno de sus hacedores: Ángel Mahler. “Quien me pidió que me encargara de la música fue el padre Rodolfo Frizza en 1999, para debutar en Villa Carlos Paz, al aire libre y cerca del lago, en Semana Santa. Y así sucedió. Fue un éxito rotundo gracias a la asistencia de más de 8.000 personas. Fue una noche bellísima, muy emocionante, que nos marcó a todos los que tuvimos el privilegio de protagonizarla. Después la obra nos excedió y siguió su curso, a la gente le gustó cada vez más y por eso tuvo varias ediciones. Pero el estreno oficial y a gran escala fue unos meses después de aquella primera función en La Villa, a finales de 2000, durante el Encuentro Ecuménico Nacional, también en Córdoba, y ante la presencia de Jorge Bergoglio, que en ese momento era cardenal . Se llevó a cabo en cinco esquinas de la Capital y concurrieron 25.000 personas”, empieza relatando el hacedor musical de éxitos como El jorobado de París, Las mil y una noches, El fantasma de Canterville, Dorian Gray, el retrato y Otelo, entre varios otros.

“La obra cuenta la vida de Jesús en forma completa, desde que nace hasta que muere, hasta su cruxificción. Para no cometer equivocaciones sobre su historia trabajé durante todo el proceso de creación de la música con historiadores y con gente que me derivó el padre Frizza. El objetivo siempre fue ser veraz y tener amplitud de miras, porque la obra no es sólo para un público cristiano sino para todos, profecen el credo que sea. De hecho Jesús nació en Israel, por lo tanto es judío. Así nos lo explicaron los teólogos y así lo hemos contado. Además, las palabras de Jesús son bellas para todo el mundo. En definitiva la historia de Jesús es muy emocionante, no creo que nadie salga indemne emocionalmente del teatro después de ver la obra. Me encantó vivir la experiencia de escribir sobre esto y en formato de comedia musical, por cierto atípica, porque son muy pocas las palabras habladas, es decir no cantadas, que aparecen en la obra, salvo unos cánticos que hacían los apóstoles y el resto es absolutamente cantado”, agrega el ex ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, para concluir con un par de datos bien precisos: “la obra dura una hora y cuarenta minutos y tocaré junto a Guillermo Masutti, el percusionista que me acompañó siempre en esta odisea de homenajear la vida de Jesús con música”.

Jesús de Nazareth, la pasión se inscribe dentro de una serie de obras musicales que se han escrito, de los años 60 para acá, centradas en el derrotero que significó la corta vida del hijo de Dios. La más famosa, y tal vez la más significativa, sea la ópera rock concebida por Andrew Lloyd Webber (música) y Tim Rice (libro y letras): Jesucristo Superstar; que en 1970 fue conocida como un álbum conceptual y al año siguiente saltó a los escenarios de Broadway y del West End de Londres. Dos años más tarde, todo el mundo pudo disfrutar de la historia gracias a la traslación cinematográfica de Norman Jewison. Si bien en la Argentina la película se estrenó el 25 de octubre de 1973, la versión teatral local –prevista para unos meses antes– fue abortada por un atentado con bombas molotov que destruyó íntegramente el teatro Argentino donde estaba a punto de subir a escena. Por suerte los tiempos han cambiado y ahora una obra en torno a la figura de Jesús –para muchos revolucionaria– puede verse libremente en plena avenida Corrientes.

Para agendar

Jesús de Nazareth

De Carlos Abregú y Ángel Mahler

Viernes 15, a las 21, en el Teatro Ópera, Corrientes 860