La nariz de los niños pueden combatir mejor el covid-19: estudio

·2  min de lectura

Una investigación dirigida por la Universidad de Queensland, Australia, arrojó que el revestimiento de la nariz de los niños protege e inhibe mejor las infecciones por SARS-CoV-2 que la de los adultos.

La doctora Kirsty Short de la Escuela de Química y Biociencias Moleculares de la UQ dijo que podría ser una de las razones por las que las respuestas inmunitarias de los niños hasta ahora han demostrado ser más eficaces para evitar y combatir el covid-19.

“Los niños tienen una tasa de infección por covid-19 más baja y síntomas más leves que los adultos, pero se desconocen las razones de esto”, dijo Short.

“Hemos demostrado que el revestimiento de la nariz de los niños tiene una respuesta más proinflamatoria al SARS-CoV-2 ancestral que la nariz adulta. Pero descubrimos que es un juego de pelota diferente cuando se trata de la variante ómicron”.

El equipo de investigación expuso las muestras de células del revestimiento nasal de 23 niños sanos y 15 adultos sanos al SARS-CoV-2.

DIFERENCIAS METABÓLICAS ENTRE NIÑOS Y ADULTOS

Los resultados mostraron que el virus se replicaba de manera menos eficiente en las células nasales de los niños, así como una mayor respuesta antiviral.

La doctora Short dijo que había una serie de teorías por qué. “Podría ser una adaptación al aumento de las amenazas de los ‘invasores extranjeros‘, como virus o bacterias observados en la infancia”, dijo.

“También es posible que el aumento de la exposición a estas amenazas en la infancia ‘entrenen’ el revestimiento nasal de los niños para montar una respuesta proinflamatoria más fuerte.

“O, alternativamente, las diferencias metabólicas entre niños y adultos podrían alterar la forma en que se expresan los genes que combaten el virus”.

Los investigadores descubrieron que la variante delta covid-19 tenía muchas menos probabilidades de replicarse en las células nasales de los niños en comparación con los adultos.

Pero la tendencia fue notablemente menos pronunciada en el caso de ómicron. “En conjunto, muestra que el revestimiento nasal de los niños apoya una menor infección y la replicación del SARS-CoV-2 ancestral, pero esto puede estar cambiando a medida que el virus evoluciona”, dijo Short.

“Se necesitarán estudios clínicos futuros para validar estos hallazgos preliminares en una población más grande y para determinar el papel de otros factores, como los anticuerpos, en la protección de los niños de la infección por SARS-CoV-2″. La investigación se ha publicado en PLOS Biology. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Las vacunas de ARNm contra el covid-19 son seguras durante el embarazo: estudio

Muertes por covid-19 bajan 9 % a nivel mundial: OMS

Reino Unido, primer país en aprobar una vacuna bivalente contra ómicron