Anuncios

Netflix: 3 películas románticas para ir palpitando el Día de San Valentín

Ni en tus sueños.
Ni en tus sueños.

Desde un romance adolescente que tienen su cuota de dramatismo a una comedia romántica que revitalizó el género, hacemos un recorrido por tres producciones que se encuentran disponibles en Netflix con motivo de la inminente llegada del Día de San Valentín:

*Quizás para siempre

Quizás para siempre
Netflix


Quizás para siempre (Netflix/)

En Quizás para siempre se juntan dos potencias: Ali Wong y Randall Park, quienes concibieron en conjunto (y apuntalados por Michael Golamco) esta comedia romántica sumamente efectiva, dirigida por Nahnatchka Khan. Wong y Park son Sasha y Marcus, dos amigos de la adolescencia que solo estuvieron una vez juntos, porque un episodio crucial en la vida de uno de ellos los condujo a distanciarse por años. Cuando se reencuentran décadas más tarde, ambos descubren que la química sigue intacta, pero están en momentos muy particulares.

Sasha vuelve San Francisco, donde pasó los primeros años de su vida, con el objetivo de abrir un restaurante, y al verlo a Marcus percibe que su ex confidente y gran amor de la adolescencia está en una etapa de estancamiento. Sin quererlo, van reconectando y transformando sus vidas en un film sensible y con momentos hilarantes, en el que también se luce Keanu Reeves en una memorable intervención secundaria.

*A dos metros de ti

A dos metros de ti
CBS Films


A dos metros de ti (CBS Films/)

Basada en la novela de Rachel Lippincott, A dos metros de ti, de Justin Baldoni, toca las fibras de la audiencia juvenil que consume ficción “Young Adult”; es decir, aquellas historias en las que los adolescentes están en el centro. En este caso, los protagonistas son Stella (Haley Lu Richardson, una actriz de enorme talento ya visto en Columbus, Support the Girls, Unpregnant, y Mi vida a los 17) y Will (Cole Sprouse, estrella de Zach & Cody y Riverdale), dos jóvenes que padecen fibrosis quística y que no pueden tocarse por riesgo de infecciones. Es decir, para la narrativa de este film, amar es sinónimo de dar la vida por el otro.

Con excepción de algunos golpes bajos y un final donde hay que suspender la incredulidad, A dos metros de ti brilla cuando Richardson está en pantalla y su personaje comparte con el de Will, ese chico reacio a las relaciones de quien se enamora inevitablemente, cómo transita un duelo que le brindó una nueva perspectiva de la vida.

*Ni en tus sueños

Ni en tus sueños.
Ni en tus sueños.


Ni en tus sueños

Es sabido que un género como la comedia romántica navega períodos en los que no hay producciones que se destaquen con una propuesta original pero fiel a sus pormenores, desde la convención del meet-cute hasta la unión de los opuestos que se atraen. Se podrán concebir numerosos films que toquen todos esos puntos, pero son muy pocos los que se quedan con uno por largo tiempo. Uno de ellos es, sin dudas, Ni en tus sueños, la película de Jonathan Levine escrita por Dan Sterling y Liz Hannah, uno de los mejores exponentes del género de los últimos años. Charlize Theron interpreta a Charlotte Field, la secretaria de Estado con ambición de convertirse en presidenta de los Estados Unidos, quien en una fiesta se reencuentra con el periodista Fred Flarsky (Seth Rogen), de quien fuera niñera décadas atrás.

La chispa entre ambos no tarda en encenderse y Ni en tus sueños equilibra a la perfección escenas de romanticismo más clásico (una de ellas, perfectamente musicalizada por Roxette) con otras más jugadas en las que los gags funcionan como un relojito. La química entre Theron y Rogen es indiscutible en este largometraje que concluye con una suerte de epílogo feminista tan divertido como encantador.