Anuncios

Noel Gallagher regresa al centro de Londres donde solía ser el rey de las fiestas

Noel Gallagher credit:Bang Showbiz
Noel Gallagher credit:Bang Showbiz

En 2019 Noel Gallagher abandonó la capital británica para establecerse en el condado de Hampshire con su segunda esposa Sara MacDonald y los dos hijos que tienen en común en busca de paz y tranquilidad. Resultaba muy difícil imaginarle lejos de la ciudad que había convertido en su hogar tras saltar a la fama y dejar atrás su Mánchester natal, y al final el cambio no ha durado demasiado.

La antigua estrella de Oasis se separó a principios de año y ha abandonado del domicilio conyugal que compartían para mudarse a Maida Vale, al oeste de Londres. Quienes tengan edad suficiente recordarán que el compositor solía vivir con su entonces esposa Meg Matthews en una mansión en el barrio de Belsize Park, donde celebraba fiestas interminables con su hermano Liam antes de que su relación saltara por los aires. Allí solían darse cita estrellas de la música y modelos como Ronnie Wood y Kate Moss y se convirtió en un lugar de peregrinación para los fans de la banda. La vivienda también fue el escenario de la epifania que consiguió que dejara de beber y de consumir drogas sin control tras encadenar varios años de desenfreno. De hecho, ese fue el desencadenante de que acabara vendiendo la mansión en 1999.

Desgraciadamente para los nostálgicos que echan de menos la época dorada del britpop y el lado más salvaje del compositor de Oasis, no parece que él vaya a retomar su antiguo estilo de vida. Durante los últimos meses se ha dedicado a visitar tiendas de muebles vintage en busca de gangas y cuesta mucho imaginarle organizando una de las bacanales con las que atormentaba a sus vecinos tras poner tanto esfuerzo en decorar su nuevo hogar.

"Hay un sitio web llamado FirstDibs, que es genial. Me gustan los muebles de los setenta. Me estoy aficionando a los setenta. No me gustan las alfombras peludas y las moquetas en las paredes, sino las cosas italianas de moda. Es increíble. Me va a dar algo que hacer en mis días libres de la gira: averiguar dónde están las tiendas de muebles increíbles para comprar cosas para mi casa", ha asegurado ahora.

En realidad, es una lástima que ya no le queden ganas de reunir a la jet set londinense bajo su techo porque su nuevo barrio es muy popular entre las celebridades y podría confeccionar una lista de invitados que sería la envidia de los Grammy. Entre sus vecinos famosos se encuentran Paul Weller; Glen Matlock, de los Sex Pistols; Chrissie Hynde; Adam Clayton, de U2; y Ronnie Wood, de los Rolling Stones.

"Me cruzo con Glen a menudo porque va a la cafetería que está de camino a la pizzería a la que voy... Veo mucho a Weller, veo a Chrissie de vez en cuando... Creo que he visto a Weller en el supermercado una vez. Siempre soy el que está en la cola comprando leche".