Anuncios

Una nueva nominación para Argentina, 1985, en la previa de los finalistas para el Oscar internacional

Ricardo Darín, Peter Lanzani y una película que busca la mejor proyección internacional para el cine argentino
Ricardo Darín, Peter Lanzani y una película que busca la mejor proyección internacional para el cine argentino - Créditos: @Gentileza Amazon

Con la nominación al Goya como mejor película íberoamericana que acaba de recibir en Madrid, Argentina, 1985 dio este jueves el primer paso en el largo camino de búsqueda de reconocimientos internacionales en la temporada alta de premios. Después de ganarse el primer día de diciembre un lugar entre las candidatas a los premios más importantes de la industria del cine de habla hispana, empezó de verdad para la película de Santiago Mitre la cuenta regresiva hacia el logro que más espera: ubicarse entre los primeros 15 títulos seleccionados por la Academia de Hollywood dentro de la competencia por el Oscar al mejor largometraje internacional de esta temporada. Ese veredicto se conocerá el 21 de este mes.

En el caso del Goya, equivalente del Oscar para el mundo del cine hispanoparlante, el cine de nuestro país aspira una vez más a llevarse un premio que ya obtuvo 18 veces, sobre un total de 29 nominaciones, desde que se instituyó en 1987. La lista de ganadores previos del cine nacional en esta categoría (mejor película iberoamericana) incluye a Relatos salvajes, El secreto de sus ojos, El clan, La odisea de los giles, Plata quemada, Cenizas del paraíso, El ciudadano ilustre, Un lugar en el mundo y Un cuento chino.

Peter Lanzani y Ricardo Darín en Argentina, 1985
Peter Lanzani y Ricardo Darín en Argentina, 1985

Gracias a estos antecedentes, Argentina, 1985 vuelve a ser favorita al premio continental que se entregará, como el resto de los Goya 2023, el próximo 11 de febrero en Sevilla. Para ese momento ya estará definitivamente establecida la competencia por los galardones más importantes de Hollywood para el cine internacional. Hasta ahora, los pronósticos de los analistas y expertos más rigurosos de la industria ubican a Argentina, 1985 como uno de los más serios aspirantes de la competencia de este año.

Hasta anteanoche, según los números de la consultora Ultracine, la película llevaba vendidas en los cines de nuestro país un total de 1.063.532 entradas. En el comienzo de su décima semana en cartel se mantiene en 19 pantallas de nuestro país, entre ellas varios complejos y salas de la Capital Federal (Multiplex Belgrano, Atlas Caballito, Lorca, Patio Bullrich, Cinema Devoto), La Plata (Cinema Paradiso), Córdoba (Dinosaurio Mall), Rosario (El Cairo) y Mar del Plata (Cines Paseo Aldrey). El número de pantallas disponibles, con todo, fue disminuyendo semana a semana desde que la película se sumó al catálogo global de la plataforma Amazon Prime Video.

Este fin de semana se espera la presencia de Santiago Mitre en la capital de Panamá para presentar las dos proyecciones de la película previstas dentro del Festival de Cine Internacional de ese país. Es hasta ahora la última escala de un largo recorrido a través de varias muestras internacionales que se inició con su estreno mundial en Venecia (dentro de la competencia oficial por el León de Oro) y siguió en los festivales de San Sebastián, Zurich, Hamburgo, Londres, Mill Valley y Newport Beach (Estados Unidos), Río de Janeiro, La Roche-Sur-Yvon (Francia), Oslo y Manila.

La película también tuvo varias proyecciones destacadas (una de ellas al aire libre) en el último Festival de Cine de Mar del Plata, en el que su protagonista, Ricardo Darín, recibió un reconocimiento especial. Otra de sus figuras, Peter Lanzani, aparece este fin de semana en la portada del semanario de moda masculina, tendencias y estilos de vida del diario madrileño El País. Mitre, en tanto, participó la última semana del Festival de Cine de Cannes de Buenos Aires como interlocutor de la clase magistral que ofreció el actor francés Vincent Lindon, presidente del último jurado oficial de esa muestra.

Ahora, toda la atención está puesta en lo que pueda pasar en la carrera por el Oscar internacional, cuya historia registra en 2014 la última participación destacada del cine argentino al lograr Relatos salvajes, de Damián Szifron, un lugar entre las cinco nominadas definitivas cuando la categoría llevaba todavía el nombre de “mejor película extranjera”.

Para la competencia de este año, la Academia de Hollywood introdujo una modificación en las reglas de elección y voto de las películas participantes. El número total todavía no fue oficializado por la entidad organizadora, pero se estima en 92 títulos llegados de igual cantidad de países.

La nueva reglamentación habilita a los alrededor de 9600 miembros activos de la Academia que tienen derecho a voto (sobre un total de 10.627) a elegir a sus preferidos en el caso de la mejor película internacional. Quienes quieran hacerlo deben manifestar expresamente su voluntad de ejercer esa opción, y fuentes de la industria citadas recientemente por Variety indican que podrían hacerlo este año alrededor de 1000.

Ricardo Darín y el director Santiago Mitre, en la presentación de la película durante el último Festival de Cine de Venecia
Ricardo Darín y el director Santiago Mitre, en la presentación de la película durante el último Festival de Cine de Venecia

Los 92 títulos llegados de todo el mundo serán agrupados por la Academia en 11 grupos, diez de los cuales incluye nueve títulos y el restante, ocho. Los miembros de la entidad que hayan optado por votar en esta categoría son asignados a cada uno de los grupos y tienen la obligación, como mínimo, de ver todas las películas del mismo. Una vez cumplido ese paso podrán votar por cualquiera de las 92 competidoras.

A partir de este año, cada votante clasifica a sus favoritos en orden de mérito dentro de una lista que va del 1 al 15. El cambio es significativo porque el mecanismo vigente hasta 2022 no obligaba al votante a decir cuál de los títulos de su lista era el mejor.

Cuando se haya completado la votación, la Academia hará el escrutinio utilizando el mismo criterio preferencial que se aplica a la mejor película. Es decir que se irán dejando de lado aquellos títulos que no aparecen en ninguna boleta y seguirán hasta el final las películas que obtengan mayor cantidad de votos.

Esto quiere decir que las mayores posibilidades de quedar en la lista final pertenecen a aquellas películas que no dividan opiniones de manera tan tajante y encuentren más consenso. “Ya no se trata tanto de ver la cantidad de boletas en las que ocupa el primer lugar, sino cuáles son las que aparecen mayoritariamente en los lugares dos, tres o cuatro”, indicó un reciente análisis publicado en Variety. Este último sería el caso, según algunas evaluaciones de la prensa de Hollywood, de Argentina, 1985 y de otros títulos muy reconocidos que buscan también ese premio, como la austríaca Corsage y la polaca Eo. La primera obtuvo en Londres el premio por el que competía también la película de Santiago Mitre, y la segunda formó parte de la Semana de Cine de Cannes en Buenos Aires después de recibir allí el Premio del Jurado.

Al día de hoy, además de las mencionadas, los títulos con mayores chances de ocupar un lugar entre las finalistas del Oscar 2023 a la mejor película internacional son Close (Bélgica), Decision to Leave (Corea del Sur), Saint Omer (Francia), Holy Spider (Dinamarca) y Sin novedad en el frente (Alemania). Las dos primeras también integran la programación de la Semana de Cine de Cannes en Buenos Aires, que concluye este domingo, y la última está disponible en Netflix.

Alcarrás, la representante española elegida este año para buscar el Oscar, no aparece hasta ahora en los primeros planos de esta competencia, pero en el terreno doméstico es una de las favoritas para triunfar en el Goya. Obtuvo ayer 11 nominaciones y solo fue superada por As Bestas (con 17). Personalidades de origen argentino, pero definitivamente instaladas en España como Juan Diego Botto y Barbara Lennie obtuvieron sendas nominaciones como mejor director novel y mejor actriz protagónica, respectivamente. Y hubo para Competencia oficial, la película dirigida en la península por Gastón Duprat y Mariano Cohn, una nominación a la mejor fotografía.

Mientras sigue atenta a la evolución del cuadro que lo podría llevar a ser finalista del Oscar internacional, Argentina, 1985 también palpita con elevadas expectativas la nueva nominación al Goya como mejor película iberoamericana. Le tocará competir este año con La jauría (Colombia), 1976 (Chile), Utama (Bolivia) y Noches de fuego (México). El ganador se conocerá en febrero próximo, en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, con nuestra conocida Clara Lago (El cuento de las comadrejas, Al final del túnel) y Antonio de la Torre como conductores.