Ximena Sariñana pecó de soberbia... ‘cashi shin querer’

Foto: ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images

Con una carrera que comenzó siendo una niña, Ximena Sariñana ha trabajado tanto en el cine como en la música y la televisión. En el canto, ha compartido el escenario con figuras como Miguel Bosé y Los Ángeles Azules, algo de lo que asegura sentirse muy afortunada. Sin embargo, quizá no calculó con precisión sus palabras en una reciente entrevista, lo cual la hicieron el blanco de las críticas, pues ahora resulta que la fama de una canción ampliamente conocida se debería a ella.

En 2014, la agrupación originaria de Iztapalapa lanzó el álbum ‘Cómo te voy a olvidar’, en la cual realizó versiones en vivo de sus más grandes éxitos, junto a figuras de la música como Kinky, Leonardo de Lozanne y, justamente, Ximena Sariñana. Todos estuvieron acompañados por la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de México.

En aquella ocasión, Ximena interpretó el tema ‘Mis sentimientos’, el cual ya era todo un clásico. Sin embargo, en una reciente entrevista, Ximena dijo que la fama de este tema se debe a ella, y que su colaboración convirtió al tema en un clásico de la música.

“Soy muy afortunada. Amo a Los Ángeles Azules, amo su música. Me siento súper agradecida con ellos por haberme invitado a ser parte de su historia y por haber hecho historia con esa canción, que es una canción que no era tan conocida y a partir de nuestra colaboración se ha vuelto un clásico en la música. Me siento muy afortunada”, señaló.

Las críticas no se hicieron esperar, pues el tema ‘Mis sentimientos’ es uno de los más conocidos de Los Ángeles Azules. Justo por eso, fue elegido por la agrupación para cantarlo a dueto y en versión cumbia sinfónica.

También te puede interesar: Ximena Sariñana cuida a su bebé y al medio ambiente

El tema que sí convirtió en un clásico

Pero no es la primera vez que Ximena está en el ojo del huracán por sus canciones. De hecho, podría decirse que sí existe un tema que, a partir de su colaboración, se volvió un clásico: ‘Aire soy’, el dueto que hizo junto al español Miguel Bosé.

Se convirtió en un clásico y no precisamente por las mejores razones. Su pronunciación fue blanco de burlas, particularmente por la frase “casi sin querer”, que la intérprete cantó como “cashi shin querer”. Aquí el video:

Más tarde, cuando la pronunciación de esa frase se había hecho famosa, Ximena salió a aclarar lo ocurrido. “El dueto lo grabé y sin darme cuenta surgió la famosa frase. El productor del disco no me dijo que estaba pronunciando de esa manera, no me di cuenta, ahora si lo oigo me da mucha risa. Cuando lo escucho, digo ‘No manches’. Me da mucha risa y qué padre que se hizo un hashtag de todo”, relató.

También te puede interesar: Ximena Sariñana regresa a la pantalla chica

Otros covers que quizá nadie esperaba

Sin embargo, pareciera que después esa famosa pronunciación se volvería una especie de marca registrada. Ocurrió lo mismo cuando hizo otro cover a dueto: del legendario tema ‘Nada personal’, compuesto por Armando Manzanero y, en su versión original, interpretado junto a Lisset. En esta ocasión, a Ximena le acompaña Jesús Navarro, vocalista del grupo Reik.

Y ya que hablamos de covers inesperados, Ximena Sariñana se atrevió a hacer una versión de ni más ni menos que ‘El triste’, tema de Roberto Cantoral y que dio a conocer José José en aquella emblemática noche de 1970 en el II Festival de la Canción Latina (más tarde, conocido como la OTI).

En su versión, Sariñana repite su particular pronunciación, se le escucha desafinada en buena parte del tema y, quizá consciente de sus limitaciones vocales, prefiere no meterse en las notas más altas y largas.

Con la declaración sobre su dueto con Los Ángeles Azules, quizá Ximena Sariñana vuelva a ser objeto de críticas y burlas. Sin embargo, a decir de ella misma, se encuentra pasando un momento muy afortunado: regresó a la actuación con la serie ‘Un día eres joven’ (Movistar Play), está lanzando el tema ‘Voy a volver’ junto a Los Caligaris y se está estrenando como madre de una bebé a la que ha llamado Franca. “En mi trabajo, casi casi yo soy mi propia jefa, por ende, yo pongo las reglas y yo puedo decidir llevarme a mi hija”, aseguró.

@braham_MV