Anuncios

Los Osbourne no grabarán otra temporada de su famoso reality para MTV

Ozzy y Sharon Osbourne con su hija Kelly credit:Bang Showbiz
Ozzy y Sharon Osbourne con su hija Kelly credit:Bang Showbiz

La familia de Ozzy Osbourne fue pionera en el mundo de los reality protagonizados por celebridades. Cinco años antes de que Kris Jenner, la matriarca del clan Kardashian-Jenner, tuviera la idea de grabar un programa en torno al cual acabó construyendo un imperio, el músico abrió las puertas de su hogar para permitir que el mundo viera cómo vivían los ricos y famosos.

Ozzy, su esposa Sharon y sus hijos Jack y Kelly protagonizaron cuatro temporadas para MTV. En aquella época, la telerrealidad todavía era una especie de experimento y no se guionizaba para añadirle dramatismo como ocurre ahora. En consecuencia, lo que veían los espectadores en pantalla era una versión condensada, pero auténtica, de la vida de los Osbourne.

La experiencia de grabar en su propio hogar acabó resultando demasiado intrusiva para sus protagonistas, hasta el punto de que no se plantearían volver a hacerlo ni en un millón de años.

"En ese momento, dije que quería una habitación segura donde pudiera ir y hurgarme la nariz y sacarme un grano si quería sin estar frente a las cámaras, y también pusieron una cámara allí", ha desvelado Ozzy para explicar por qué no resucitará el proyecto. "Cuando te das cuenta de que tienes cámaras ocultas en tu hogar, empiezas a volverte loco".

Su hijo Jack fue el primero que dijo basta y acabó precipitando el final del programa en 2005. Su hermana Kelly también se había hartado llegados a ese punto; ella sufría mucho cada vez que conservaciones cotidianas la ponían en apuros seis meses después de que hubieran tenido lugar, cuando se emitían en televisión, y la presión acabó pasándole factura a su salud mental.

"Era una locura. Me hizo sentir muy insegura", ha reconocido Kelly. "De repente la gente te juzga por todo lo que has dicho".