Anuncios

Un oscuro grupo contrario a China inunda el foro de la derecha en EE.UU.

Oxon Hill (EE.UU.), 3 mar (EFE).- Un oscuro grupo contrario al Partido Comunista de China, el New Federal State of China (NFSC, en inglés), está omnipresente en los pasillos de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, en inglés), la mayor convención anual de la derecha estadounidense.

Nada más entrar en el Centro de Convenciones del National Harbor, en las afueras de Washington, donde se celebra la CPAC, la primera persona que saluda al visitante es un voluntario del NFSC, un "lobby" fundado por el multimillonario chino Guo Wengui y el estratega conservador Steve Bannon, antiguo asesor del expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021).

Ambos fundadores han tenido problemas con la Justicia: Guo huyó de China en 2014 antes de ser acusado de estafar a sus socios y de tener corruptelas con funcionarios del país, según medios estadounidenses.

Una vez en EE.UU. se convirtió en promotor y financiador de teorías conspiratorias de la extrema derecha, hasta el punto de destinar fondos para revocar el resultado de las elecciones de 2020, que ganó el demócrata Joe Biden frente a Trump.

Por su parte, Bannon fue condenado en octubre a cuatro meses de cárcel por negarse a colaborar con el ya disuelto comité legislativo que investigaba el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 y afronta otro pleito por supuesto fraude en una campaña de recaudación de fondos para ayudar a construir un muro fronterizo con México.

Los voluntarios de NFSC están desplegados por las distintas zonas de la CPAC, donde sonríen y entregan a los participantes un folleto que dice "los globos están encima de usted, pero la CPAC está entre ustedes", con una imagen del Capitolio y los colores de la bandera de EE.UU.

Este es el grupo con mayor presencia en la CPAC con tres puestos de grandes dimensiones y decenas de voluntarios, la mayoría de origen asiático, en sus pasillos.

En declaraciones a EFE, uno de sus voluntarios, el estadounidense Elliot Doric, que se identifica como "judío practicante" y es el único occidental que se encuentra en esos momentos en el puesto de la organización, explicó que "su movimiento es global" y tiene una gran presencia en EE.UU.

Afirmó que tienen el objetivo de "salvar EE.UU." derribando el Partido Comunista de China.

Pese a que su organización está vinculada a la derecha estadounidense, Doric señaló que están abiertos a participar en conferencias similares a la CPAC de los demócratas.

"Necesitamos a los dos partidos bajo el liderazgo de Mike Gallagher", indicó en alusión al legislador republicano que preside el comité creado por su partido en la Cámara Baja sobre China, una afirmación que resulta difícil de creer por los vínculos del NFSC con el movimiento trumpista MAGA (el lema de Trump "Make America Great Again", hacer EE.UU. grande de nuevo).

En las distintas ponencias en la CPAC por parte de figuras relevantes del Partido Republicano, China aparece en muchos de los discursos, con numerosas referencias al gigante asiático como uno de los enemigos de EE.UU.

(c) Agencia EFE