Paco de la Fuente, el actor mexicano con síndrome de Down que triunfa en cine y TV

José Rivero
Contributor
Paco de la Fuente. Foto: Medios y Media/Getty Images

La serie 'Sin miedo a la verdad' no solo apostó por una historia y un protagonista diferente a lo que acostumbra presentar Televisa, sino también ha incluido en su elenco a un chico con síndrome de Down que desde hace un par de años está labrando una carrera como actor.

Se trata de Paco de la Fuente, originario de Torreón, Coahuila, quien considera que el síndrome de Down no ha sido una discapacidad, sino una forma de inclusión que le permite "abrir los corazones" y hacer consciencia de que todos somos iguales.

Ya había trabajado en la serie '40 y 20' como ‘sobrino’ del personaje de Jorge ‘El burro’ Van Rankin, pero esta vez Paco llegó a la pantalla de la televisora con un personaje que no se victimiza por su condición y que es un genio de los sistemas de seguridad y softwares; en la trama, al ser un agente de la policía cibernética, ayuda al protagonista 'Manu' (Alex Perea), un hacker que se dedica a proteger a los internautas que han sido víctimas de alguna injusticia.

El productor Rubén Galindo incluyó a un personaje con Down, y le dio un peso importante en la historia en busca de borrar estigmas alrededor de las personas con dicho síndrome. Paco celebra que su papel es presentado como uno más en la historia, "con la misma capacidad" de los otros personajes. "Eso ayuda a que nos vean de otra manera y haya más papeles para nosotros en la tv", dijo De la Fuente a El Universal.

Ahora es en televisión, pero en 2017 hizo historia en la entrega 59 de los premios Ariel, pues se convirtió en el primer actor con síndrome de Down en ganar un galardón, en la categoría de Mejor Revelación Masculina.

Fue por su trabajo en la película 'El alíen y yo', donde interpretó a Pepe, un tecladista de una banda musical que pone a prueba los prejuicios de sus compañeros sobre las personas con síndrome de Down.

La intención del director Jesús Magaña era crear una comedia irreverente, pero le da orgullo que haya abierto la discusión sobre la integración de las personas con capacidades diferentes en la sociedad. "Es una invitación a reflexionar sobre la inclusión y a oponerse a todo tipo de marginación", dijo en entrevista con el semanario Proceso.

En un inicio pensaban contratar a un actor que interpretara a un personaje con autismo, pero la producción encontró a Paco, quien resaltó que no lo vieron como alguien con Down, sino como actor.

Pero Paco no solo es histrión. También fue bailarín, y parte del ensamble de la obra musical 'Hoy no me puedo levantar'. A través de audiciones, consiguió su puesto, y después de arduos ensayos se integró a 6 funciones de la puesta en escena de autoría de Nacho Cano, ex integrante de Mecano.

Su llegada al teatro tampoco fue casualidad. Sus padres, Manuel y Francisca, descubrieron el talento de su hijo para el baile desde que tenía 8 años, y lo inscribieron a una academia de teatro musical. Las clases artísticas además le trajeron beneficios, pues mejoró en su proceso de aprendizaje y en su dicción.

"Nací para ser actor y expresar mis sentimientos", ha dicho Paco, quien afirma que "algún día" estará en el mismo lugar en la industria que actualmente ocupan figuras como Brad Pitt o Angelina Jolie. Su límite es el cielo.

En México no hay nadie como Paco. Ya fue reconocido con el Ariel, pero quizá es el primer paso en una carrera que podría rendir más frutos. En el extranjero han habido otros casos, como el de Pablo Pineda, quien fue nominado al Goya y ganó La Concha de Oro del Festival de San Sebastián, en España, por su trabajo en la película 'Yo'.

También existe Paula Sage, quien ganó el BAFTA en 2003, y cómo olvidar al actor Chris Burke, conocido como 'Corky' en la serie 'La vida sigue su curso', y que fue nominado a un Globo de Oro en 1990.

Te puede interesar: Día del Síndrome de Down, así derribaron 10 prejuicios sobre las personas que lo padecen

Síndrome de Down

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down, que es una alteración genética.

Quienes lo presentan, tienen 47 cromosomas, en vez de los 46 usuales, lo que provoca un cambio en el cuerpo y el cerebro del bebé, con efectos en la salud y el aprendizaje. En la mayoría de los casos tienen una copia extra del cromosoma 21.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en México, durante 2018, nacieron 351 niñas y 228 niños con síndrome de Down. Para ayudarles a desarrollar su máximo potencial, se recomiendan terapias de lenguaje y físicas.