Anuncios

Padre paralizado por esclerosis múltiple se recupera tras probar tratamiento con cannabis medicinal

Padre paralizado por esclerosis múltiple se recupera tras probar tratamiento con cannabis medicinal

Un padre que apenas podía moverse debido a un diagnóstico de esclerosis múltiple que progresó rápidamente se recuperó y volvió a trabajar como un hombre de mudanzas después de reemplazar con cannabis su tratamiento de 75 tabletas al día.

Tony Paterson, de 33 años, gasta US$360 al mes en 60 g de cannabis medicinal que compra en clínicas de cannabis medicinal.

Le diagnosticaron esclerosis múltiple en enero de 2011, justo un día después de conseguir el trabajo de sus sueños como chef en el hotel Gleneagle, en Auchterarder, Escocia.

El deterioro de su afección fue rápido, lo que lo obligó a usar bastones y una silla de ruedas, para luego tener que regresar a la casa de sus padres para que pudieran cuidarlo.

Después de probar varias terapias y medicamentos, Tony llegó a su límite y dejó de intentar combatir su afección, y tomaba 75 tabletas al día para hacerle frente, dijo.

Pero, en agosto de 2014, cuando nació su hija Zevanna, que ahora tiene ocho años, decidió buscar más ayuda.

En 2020, comenzó una prueba de cannabis medicinal del NHS (Servicio Nacional de Salud del Reino Unido) y dejó de tomar todos sus otros medicamentos.

Después de solo 10 meses, Tony pudo volver a caminar. Ahora es ciclista habitual y tiene su propio negocio de mudanzas con su hermano, Jordan, de 29 años.

Tony fuma alrededor de 3 g de cannabis medicinal todos los días, pero consume más o menos dependiendo de cómo se sienta.

Dijo: “Después de recibir el diagnóstico, mi vida entera se vio alterada”.

“No entendía la afección; solo sabía que mi cuerpo estaba cambiando y no había nada que pudiera hacer al respecto”.

“No podía ver bien, mi cuerpo estaba débil y me sentía completamente desorientado”.

“Recibí el aviso por teléfono de que tenía EM el día después de recibir la carta para el trabajo de mis sueños como chef en el hotel Gleneagle, estaba devastado”.

“Decaí muy rápido, tuve que volver a vivir con mis padres y fue difícil. Usé un bastón durante varios años y tuve que usar una silla de ruedas”.

“No podía trabajar, tomaba muchas pastillas y tenía problemas de lagunas mentales, confusión, memoria, movilidad, intestinos y vejiga”.

“Llegó un momento en que tomaba más de 20 tabletas al día, tres o cuatro veces al día. Se sentía interminable. Tomé pastillas para contrarrestar los síntomas de otras pastillas”.

“Para mí, todo cambió el día que comencé a consumir cannabis medicinal. Mi vida cambió por completo. Nunca hubiera podido recuperar mi vida sin él”.

Tony ingresó en el hospital para una operación de estrabismo después de sufrir de visión doble, y luego lo derivaron a una resonancia magnética antes de que le diagnosticaran EM remitente-recurrente, lo que significa que su afección puede empeorar y luego mejorar.

A lo largo de los años, también ha sufrido problemas de salud mental como depresión, ansiedad y trastorno bipolar, y dice que el cannabis también ha ayudado a tratarlos.

Empezó a buscar diferentes soluciones y encontró un proyecto de investigación del NHS para investigar los beneficios del cannabis medicinal.

Tony pudo mudarse a un apartamento por su cuenta y vive de forma independiente con su hija.

Ahora, el padre soltero obtiene su cannabis a través de las clínicas The Medical Cannabis Clinics.

Las clínicas también colaboran con Project Twenty2021, un proyecto de investigación que trabaja para proporcionar cannabis medicinal en el NHS.

Él compartió: “Mi vida ha mejorado de manera drástica. He lidiado con trastorno bipolar y TEPT y me ayuda a continuar con el día”.

“No quita todo el dolor, pero ha sido el mejor analgésico y me devolvió la vida”.

“Puedo moverme y caminar, y me dio la capacidad de ser un mejor padre”.

“Estaba devastado por perder el trabajo de mis sueños a los 21 años por mi diagnóstico de EM”.

“Ahora siento que me dieron una segunda oportunidad. Para aquellas personas que sienten dolor y han probado otras vías sin éxito, consideren el cannabis medicinal. Cambió mi vida”.