Por la pandemia, el cine perdió en un año y medio el 14 por ciento de sus pantallas en la Argentina

·8  min de lectura
Los cines locales tratan de recuperar el público perdido por la pandemia
Hernán Zenteno

El cine sueña con un paulatino regreso a la normalidad mientras lamenta todo lo que la pandemia dejó en el camino. Los números que maneja la industria indican que entre desde febrero de 2020 (último registro de tiempos normales previos a la declaración de emergencia sanitaria y cierre forzoso de los cines) y la actualidad, la Argentina perdió un 14 por ciento de sus pantallas y tiene un 20 por ciento menos de salas en funcionamiento.

Las cifras que la empresa Ultracine acercó a LA NACION señalan que la última semana de febrero de 2020 funcionaban en nuestro país 883 pantallas y 253 salas. Hoy se encuentran en actividad, según el mismo relevamiento, 762 pantallas y 202 salas.

Un mundo de veinte asientos: un amor en el colectivo, una heroína angelical y un galán que murió de manera trágica

La mayoría de los cines que dejaron de operar corresponden a circuitos independientes del interior, pero la lista también incluye complejos de presencia significativa en la ciudad de Buenos Aires, como el Cinema City del barrio de Belgrano (también conocido como General Paz) y el complejo del barrio de Caballito, ubicado a poca distancia del cruce entre las avenidas Rivadavia y José María Moreno, que operaba la cadena Cinépolis.

Otro de los complejos que debió cerrar sus puertas, el Artemultiplex Belgrano, reabrió hace pocos días con un cambio de esquema. Dejó de ser un espacio dedicado exclusivamente al cine independiente y de autor, y con su nueva denominación (Multiplex Cabildo) exhibe los títulos más destacados de la cartelera. La pérdida de un espacio 100% cinéfilo se compensa con la recuperación de una de las salas características de Belgrano, en el lugar en el que durante muchos años funcionó el cine Gran Savoy, a metros de Cabildo y Congreso.

En cuanto al complejo de Caballito, desde el sitio cinesargentinos.com se informó que existen conversaciones para que otra cadena ocupe el lugar de Cinépolis en la operación de esas nueve salas, que convocaban mucho público hasta que la pandemia alteró por completo el funcionamiento de la industria y forzó un cierre extendido a lo largo de casi un año.

“Los cines explotan cuando hay películas convocantes”, señaló a LA NACION Martín Alvarez Morales, CEO de la cadena Cinemark-Hoyts y presidente de la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantalla. El ejecutivo se mostró muy entusiasmado por las perspectivas auspiciosas que aparecen de aquí a fin de año a partir de estrenos de gran potencial. La lista arrancó este jueves con Sin tiempo para morir (la nueva película de 007, demorada en su lanzamiento desde abril de 2020) y sigue con Venom 2 Carnage Liberado (7 de octubre), Duna (21 de octubre), Eternals (4 de noviembre), Ghostbusters: el legado (18 de noviembre), la película animada de Disney Encanto (25 de noviembre), Spiderman: Sin camino a casa (16 de diciembre) y Matrix 4: resurrecciones (23 de diciembre).

James Bond. Sin tiempo para morir
James Bond. Sin tiempo para morir


Sin tiempo para morir, la película con la que los cines buscan recuperar al público

Ayer, en su primer día de exhibiciones, Sin tiempo para morir convocó casi a la mitad del público que fue al cine en la Argentina este jueves. Sobre un total de 21.442 tickets vendidos, la nueva película de James Bond sumó 10.290, de acuerdo a los números registrados por Iboe-Comcast. Muy atrás quedaron Shang Chi y la leyenda de los Diez Anillos (2003), La casa oscura (1281) y la argentina El prófugo (821). El regreso de 007 interrumpió el cómodo y sostenido liderazgo de la última novedad de Marvel, que se mantenía al frente de la taquilla local desde su estreno a principios de septiembre. Aunque en los últimos días los números habían disminuido mucho y el escenario era de salas prácticamente vacías.

Alvarez Morales celebró el regreso del público a los cines, sobre todo el del público más joven. “La gente respetó todos los protocolos y quedó demostrado lo que veníamos diciendo, que el cine es un lugar seguro. No tenemos ni un solo registro de contagios como resultado de una serie de protocolos y medidas de las más rigurosas del mundo. Los resultados son muy buenos y hemos superado todas las expectativas”, señaló.

Pero en su caso el optimismo se mezcla con cierta preocupación respecto de un cuadro que podría mejorar si se amplía la capacidad disponible de público que en la actualidad asiste a las funciones. Hay un escenario dispar que cambia según el lugar, según cuenta el ejecutivo. “Tenemos en Neuquén las salas funcionando al 100% de ocupación y todo lo contrario en Santa Fe, donde el aforo es reducido y las autoridades obligan a cerrar todo a las 9 de la noche”, comentó.

En la provincia de Córdoba se amplió en las últimas horas del 40 al 70% la ocupación permitida de las salas y en la provincia de Buenos Aires por ahora rige la norma que limita al 50% esa capacidad. La industria aguarda, según pudo saber LA NACION, que en las próximas horas el gobierno porteño resuelva la ampliación al 100% de la ocupación de las butacas de los cines, que en la actualidad llega al 70%. El permiso para ocupar todas las butacas se haría con la obligación de mantener todos los protocolos vigentes (desde tomar la temperatura a la llegada hasta la obligación de usar barbijo durante las funciones, excepto el momento en que se consumen alimentos o bebidas) y una recomendación para el mantenimiento de la distancia social.

Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos, el título más visto de los últimos tiempos en la Argentina
Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos, el título más visto de los últimos tiempos en la Argentina


Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos, el título más visto de los últimos tiempos en la Argentina

“Estamos en este momento del 40 al 50% de nuestro ideal. Es un porcentaje bastante bueno teniendo en cuenta la emergencia”, agregó Álvarez Morales. La industria todavía sufre los efectos de un cierre tan prolongado, que había sido dispuesto por las autoridades en febrero de 2020 cuando comenzaron las medidas de la cuarentena más estricta. Hubo una primera reapertura el 4 de marzo de 2021, con los cines funcionando a un 30% de su capacidad y una vuelta atrás a mediados de abril. Finalmente, las funciones se reanudaron el 18 de junio y se desarrollan ininterrumpidamente hasta hoy.

En aquella primera ventana de actividades que tuvo lugar entre marzo y abril, las ganas de volver a ver películas en pantalla grande y la atracción de algunos títulos muy fuertes convirtieron a Rápidos y furiosos 9 y Godzilla vs. Kong en los títulos de mayor convocatoria en la Argentina en lo que va de 2021. Hasta ayer sumaban 671.021 y 647.348 tickets vendidos, respectivamente, y son las dos películas más vistas en la Argentina este año, de acuerdo con los números de Ultracine.

Detrás aparecen, completando el top 10, Space Jam: una nueva era (505.239), Black Widow (341.986), Shang Chi y la leyenda de los Diez Anillos (324.002), Un jefe en pañales 2 (284.055), El conjuro 3 (285.456), No respires 2 (260.178), El escuadrón suicida (220.364) y Los Croods 2 (220.540). Hasta ahora se llevan vendidas en estos nueve meses de 2021 6.452.000 entradas. El total de tickets vendidos en 2020, un año completamente anormal por la pandemia, fue de 8.646.176. En 2019, el último año de normalidad, el cine en la Argentina llegó a superar los 47 millones de entradas vendidas. La distancia entre aquel tiempo y el de hoy es astronómica.

Como indican los números, hay un dominio casi absoluto de la taquilla por parte de los tanques hollywoodenses. La mayor convocatoria, como era de esperar, corresponde a películas de superhéroes, secuelas de títulos muy exitosos (incluyendo aquí al cine de terror) y propuestas animadas para toda la familia. Estas últimas tendrán una gran presencia en la cartelera de aquí a fin de año.

Rápidos y furiosos 9: la película que más público llevó a los cines argentinos en lo que va de 2021
Universal Studios


Rápidos y furiosos 9: la película que más público llevó a los cines argentinos en lo que va de 2021 (Universal Studios/)

Los grandes perdedores son las películas independientes y de autor, que redujeron muchísimo sus espacios de exhibición, y sobre todo el cine argentino. Este año hubo una ausencia total de títulos de producción local con los actores y los directores más importantes, y la película más vista, La noche mágica, vendió apenas 25.334 tickets. De los 56 films argentinos estrenados en lo que va del año apenas seis superaron los 1000 espectadores. El prófugo, estreno de esta semana, superará en su primera día ese número y seguramente se convertirá en los próximos días en el estreno local más visto de 2021.

Habrá que esperar hasta el comienzo de 2022 para que la cartelera local cuente con una película argentina con elevado potencial de convocatoria. El 6 de enero se anuncia el estreno de Hoy se arregla el mundo, de Ariel Winograd, con Leonardo Sbaraglia como protagonista. Winograd es el director de éxitos como Mamá se fue de viaje y El robo del siglo. Esta última fue la última película argentina en lograr altísima repercusión: tuvo más de dos millones de espectadores a comienzos de 2020, cuando la realidad era muy distinta a la actual.