Anuncios

El Papa en Marsella: La Iglesia está comprometida a ayudar a los inmigrantes

El Papa en Marsella: La Iglesia está comprometida a ayudar a los inmigrantes

"La migración debe ser una elección libre".

Este será el mensaje del Papa Francisco para la 109ª Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, el domingo 24 de septiembre.

Llega en un momento delicado, con la llegada de más de 12.000 migrantes en una semana a la isla italiana de Lampedusa.

La migración será un tema destacado de la visita del Papa a Marsella, la segunda ciudad más grande de Francia.

El Pontífice visitará la ciudad el sábado 23 de septiembre con motivo de los "Encuentros mediterráneos), un evento organizado por la Conferencia Episcopal Italiana que pretende reunir a unos 70 obispos de todas las orillas del Mediterráneo.

Hace dos años, el Papa Francisco describió el mar Mediterráneo como "el mayor cementerio de Europa", enviando un claro mensaje a la Unión Europea de que hay que hacer más para salvar vidas en el Mediterráneo.

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, no está en la misma onda. Esta semana dijo que Francia "no acogerá a inmigrantes que vengan de Lampedusa".

Un cura marsellés ayuda a menores no acompañados

En Marsella, parroquias como Saint-Ferréol, situada en una concurrida esquina del Vieux-Port de la ciudad meridional, se han comprometido a acoger a migrantes.

Su rector se vio impulsado a actuar cuando unos jóvenes migrantes ocuparon su santuario.

El sacerdote se preparaba para la misa del 21 de noviembre de 2017 cuando un grupo de jóvenes se reunió en la iglesia.

"Querían pasar la noche aquí", cuenta Steves Babooram a Euronews. "Llegamos a un acuerdo y se quedaron. Pero después no quisieron irse".

El grupo quería hacerse oír porque su situación no era la adecuada, explica el sacerdote.

BORIS HORVAT / AFP
Los migrantes ocupan la iglesia de Saint-Ferréol en Marsella, el 21 de noviembre de 2017, para protestar contra las condiciones de vida de los menores migrantes no acompañados - BORIS HORVAT / AFP

Los jóvenes esperaban que se les concediera el estatuto de "menores no acompañados", prosiguió.

Con este reconocimiento tendrían derecho a recibir atención del Estado francés, independientemente de su nacionalidad o situación social. Se les alojará, formará y ayudará a acceder a empleos demandados.

Colmar las lagunas

Esta experiencia le llevó a fundar Groupe Raphaël, una asociación de voluntarios que ayudan a los inmigrantes.

"Ofrecemos apoyo educativo, pero sobre todo humano", explica a Euronews Christian de Bénazé, coordinador del Grupo Raphaël.

"No sustituimos a los servicios del Estado, no podemos alojarlos, pero podemos colmar las lagunas".

BORIS HORVAT / AFP
Voluntarios distribuyen alimentos a los migrantes que ocupan la iglesia de Saint-Ferréol en Marsella, el 21 de noviembre de 2017. - BORIS HORVAT / AFP

La asociación se ocupa de unos cincuenta menores, a los que ofrece actividades lúdicas y culturales y ayuda a su integración.

La mayoría tienen entre 16 y 17 años y son musulmanes, lo que no supone ninguna diferencia para los voluntarios cristianos.

"La cuestión es: ¿cómo les ayudamos?", dice Bénazé.

"Llegan y no hablan francés. [No tienen amigos, ni dinero, ni relaciones... Es esencial ayudarles a integrarse".

Recuperar la confianza y el orgullo

Otra asociación, Actavista, tiene la misma convicción. Emplea a personas en situación precaria para trabajar en proyectos de restauración.

Actavista
Un empleado de Actavista está trabajando en la restauración del fuerte de Entrecasteaux en Marsella. - Actavista

Desde el Fuerte de Entrecasteaux (Marsella) a la Abadía de Montmajour, pasando por el Castillo de Chambord, Actavista ayuda a restaurar numerosos monumentos protegidos y da trabajo a 500 personas al año.

Más de un tercio de los empleados son inmigrantes.

"Cuanto más difícil es su situación, más importante es darles un buen empleo. Restaurar edificios históricos les ayuda a rehacer sus vidas", explica a Euronews Pâquerette Demotes, directora general de Actavista.

"Es un trampolín hacia el empleo, pero no queremos retenerlos mucho tiempo. Nuestro papel es... ayudarles a recuperar el hábito de trabajar".

Marseille tourism office
La restauración del fuerte de Entrecasteaux en Marsella es el proyecto más grande de Actavista, empleando a 116 personas en programas de integración. - Marseille tourism office

Formados en restauración de monumentos patrimoniales, pueden "quedarse de 9 a 10 meses y marcharse en cuanto encuentran trabajo", explica Demotes.

"Muchos pasan a trabajar en el sector de la construcción, mientras que otros encuentran otros caminos. El objetivo principal es ayudarles a encontrar trabajo", agrega.

'El Mediterráneo es un vínculo'

Los obispos reunidos en Marsella comparten el mismo sentimiento: Es vital acoger a los inmigrantes.

El cardenal Cristóbal López, arzobispo de Rabat (Marruecos), cree que "el Mediterráneo es un vínculo", no una frontera.

"El papel de la Iglesia no es sólo ayudar a los inmigrantes, sino también reformar las mentalidades", indica Rafic Nahra, arzobispo del Patriarcado Latino de Jerusalén.

"La cultura sólo puede enriquecer a la gente, pero tenemos que ocuparnos de los autóctonos que temen perder su identidad y cambiar la actitud de la gente", cuenta.

"Europa no puede seguir una política puramente represiva", añadió López, "no podemos cerrarlo todo. Necesitamos una vía de entrada, de lo contrario las cosas explotarán", concluye.