Anuncios

Pastel de Nata (o Pastel de Belém): un pancito de hojaldre y crema pastelera, para tomar con café

¡Viaja directo a Portugal con cada bocado! El pastel de nata, (más conocido como pastel de Belém), es la joya cremosa que eleva tus tardes de frío. Su hojaldre crujiente y su relleno suave son la sinfonía perfecta para disfrutar con tu café favorito.

Descubre el encanto de este tesoro portugués y déjate seducir por la indulgencia en cada rincón. En días grises, un sorbo de café y un pastel de Belém te transportarán a las cálidas calles de Lisboa. ¡Sumérgete en la magia de los sabores y despierta tus sentidos! 

A ciencia cierta:

¿Qué son los pasteles de nata o Pastel de Belém?

Pasteles de Nata o Pastel de Belém
Pasteles de Nata o Pastel de Belém

Foto: Shutterstock

Los Pasteles de Belém, también conocidos como Pasteis de Nata, son una deliciosa creación de la cocina portuguesa. Estos dulces consisten en una base de hojaldre con crema pastelera horneada. Que aunque pareciera una receta sencilla, en realidad la calidad de los ingredientes y su textura ofrecen una experiencia exquisita para el paladar.

Un poco de historia…

Panadero portugués acomodando Pastel de Belém
Panadero portugués acomodando Pastel de Belém

Foto: Shutterstock

La historia de estos pasteles se remonta al siglo XIX y tiene un origen intrigante. Se cree que fueron creados por monjes católicos Jerónimos del Monasterio de Santa María de Belén, cerca de Lisboa. En 1834, tras el cierre del convento debido a la revolución liberal portuguesa, un monje desempleado ideó la receta y la vendió al empresario portugués Domingo Rafael Alves. Así comenzó su comercialización en Lisboa y, eventualmente, en todo Portugal.

En 1837, la casa Pastéis de Belém abrió sus puertas, convirtiéndose en el epicentro de estos deliciosos pasteles. Se dice que, en épocas de alta demanda, venden hasta 50.000 pastelitos. Aunque la receta es un secreto celosamente guardado, su popularidad ha trascendido tantas fronteras, que al día de hoy también es un postre muy popular ¡en China!

Cómo hacer Pastel de Nata (Pastel de Belém o Pasteis de Nata, como los llames)

Pastel de Nata o Pastel de Belém
Pastel de Nata o Pastel de Belém

Foto: Shutterstock

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre

  • 4 yemas de huevo

  • 50 ml de leche normal

  • 200 ml de nata (33% grasa para montar)

  • 80 gramos de azúcar blanco

  • 30 gramos de harina de maicena

  • 1 rama de canela

  • La piel de un limón para aromatizar

Instrucciones:

  1. En un bol, mezclar la maicena, el azúcar y las yemas de huevo hasta obtener una mezcla homogénea.

  2. En un cazo, infusionar la leche con la canela y la piel de limón, llevándola a hervir. Retirar del fuego y tapar, dejando reposar durante 20 minutos.

  3. Agregar la mezcla al fuego suave. Con unas varillas, revolver constantemente hasta obtener una crema pastelera con una consistencia cremosa sin apelmazarse.

  4. Tomar la lámina de hojaldre y cortar círculos de unos 8 cm de diámetro.

  5. Colocar las láminas de hojaldre en moldes previamente untados con mantequilla y verter la crema pastelera encima. Pinchar ligeramente la lámina para evitar que se hinche.

  6. Precalentar el horno e introducir los pasteles durante aproximadamente 15 minutos, o hasta que se doren en la parte superior. Vigilar a los 10 minutos para asegurar que todos estén cocidos de manera uniforme, ya que se doran rápidamente. Es preferible dejarlos un poco más crudos que demasiado tostados.

¡Disfruta de estos deliciosos Pasteles de Belém caseros con un café recién hecho! Mientras lo haces, te recomiendo checar nuestro canal de Youtube. Acá encontrarás más historias y recetas únicas.