Anuncios

Paul Rudd: ¿cómo fue su dieta durante el rodaje de ‘Ant-Man’?

Paul Rudd: ¿cómo fue su dieta durante el rodaje de ‘Ant-Man’?

Paul Rudd habló su dieta restrictiva durante el rodaje de Ant-Man y aseguró que beber agua con gas era su “permitido”.

La estrella de Ni idea se unió al Universo Cinematográfico de Marvel en 2015 y, a principios de este año, protagonizó Ant-Man y la Avispa: Quantumanía.

A lo largo del tiempo, muchas estrellas de Marvel se han sincerado sobre las agotadoras rutinas de entrenamiento que llevan a cabo al formar parte de la franquicia de superhéroes.

Paul Rudd protagonizó la tercera película de Ant-Man a principios de este año. (AP)
Paul Rudd protagonizó la tercera película de Ant-Man a principios de este año. (AP)

Rudd describió las estrictas medidas a las que tuvo que someterse, durante el pódcast gastronómico Off Menu cuyos presentadores, Ed Gamble y James Acaster, les piden a los invitados que recuerden su “menú de ensueño”.

Cuando le preguntaron qué tipo de agua prefería, el actor de 54 años manifestó que seguía siendo fanático del agua con gas.

“Cuando tuve que entrenar para la película Ant-Man, seguí una dieta muy restrictiva, y mi permitido era beber agua con gas”, dijo, con una risa dudosa. “Así de horrible era esa dieta. Me dije: 'Muy bien, ya puedo tomar agua con gas, me lo merezco’”.

Rudd señaló que como estaba “ejercitándose” tanto, tomaba “mucha agua con gas” y bromeó sobre sus marcas preferidas en aquellos días.

Chris Hemsworth tuvo un cambio físico drástico al interpretar a Thor (Marvel Studios)
Chris Hemsworth tuvo un cambio físico drástico al interpretar a Thor (Marvel Studios)

“¿Te parecía un permitido?”, preguntó Acaster, a lo que Rudd respondió: “Sí, me parecía genial. No tenía sabor, tampoco iba a cometer una locura”. Además, manifestó que fue algo que hizo para todas las películas de Marvel, y que a veces era más fácil de lo que parece.

Según el actor, “una vez que lo haces, no es demasiado difícil”, sobre todo porque ya había aceptado comer platos “aburridos” continuamente. Además, aseguró que la dieta, de hecho, le daba “toneladas de energía”.

Acaster también le preguntó si las demás estrellas de Marvel “comparten sus ideas” cuando trabajan juntas en películas como Avengers: Infinity War, o en su secuela Endgame.

“Creo que en cierto modo sí, pero también pienso que yo me ejercitaba más que nadie, comía mejor que todos y tenía el peor aspecto. Tenía que hacer ejercicio todo el tiempo, comer perfectamente, solo para tener un aspecto más o menos malo. Ni siquiera genial”.

“¿Estaban todos molestos? ¿O muertos de hambre?”, preguntó Gamble. Rudd respondió: “No lo sé... Recuerdo que en Endgame, Chris Hemsworth siempre tenía unos recipientes de Tupperware y se la pasaba comiendo una especie de mezcolanza de avena. Él se ejercitaba, pero si te pones al lado de un tipo así, yo solo me pregunto: ‘¿Cuál es el punto de todo esto? ¿Por qué me mato [haciendo ejercicio] cuando puede existir eso, pero luego, me miro a mí mismo y existe esto?’. Nunca podré conseguir [verme así] ... Al menos eso era algo bueno: Ant-Man, no es Thor. Intenté hacer ejercicio, pero no funcionó”.

En 2021, el doble de Hemsworth en las películas de Marvel, Bobby Holland Hanton, aseguró que tenía dificultades para seguirle el ritmo al “hombre montaña” y su musculatura.

Su compañero de reparto en Marvel, Will Poulter, ha hablado anteriormente sobre la salud física mientras entrena (Getty Images)
Su compañero de reparto en Marvel, Will Poulter, ha hablado anteriormente sobre la salud física mientras entrena (Getty Images)

Sin embargo, a lo largo de los años, varias estrellas de Marvel han hablado de manera más crítica sobre la transformación corporal que se espera en las películas de superhéroes.

En una entrevista con The Independent, la estrella de Guardianes de la galaxia 3, Will Poulter, afirmó que el elenco debía priorizar la salud mental y física por encima de los “objetivos estéticos”. De lo contrario, se “promociona algo que no es saludable ni realista” si no se cuenta con el respaldo financiero de un estudio que pague las comidas y el entrenamiento.

“Estoy en una posición muy privilegiada en ese sentido, y no le recomendaría a nadie que haga lo que yo hice para prepararme para ese trabajo”, agregó.

Respecto a cómo se preparó, Poulter señaló que se había ejercitado mucho en el gimnasio y que había seguido una dieta muy específica.

Explicó que, en ocasiones, “implica no ser muy civilizado” e ingerir cantidades de comida sin tener ganas de hacerlo.

Por último señaló: “Otras veces no hay suficiente comida... Pasé por etapas en las que miraba la comida y sentía que no podía enfrentarme a ella, pero luego parpadeas y, al minuto siguiente, estás listo para comerte un mueble porque tienes mucha hambre”.

Traducción de Noelia Hubert