Paula Echevarría y Elsa Hosk: duelo de estilo premamá con minivestido y botas

·3  min de lectura

Parece que solo han pasado un par de semanas desde que el armario albergaba todo tipo de flores, estampados tropicales, tejidos livianos y complementos tan animados como los propios colores de un frutero. El verano ha llegado a su fin, pero las tendencias que nos acompañaban en los meses del buen tiempo han sabido adaptarse rápidamente a las nuevas temperaturas, más frías, pero igual de estilosas. Y, como no podía ser de otra manera, el armario premamá ha hecho lo mismo. Si Alice Campello o María Fernández-Rubíes nos demostraron que los minivestidos eran perfectos para su nueva silueta de embarazada, el relevo de las futuras mamás del baby boom de 2020 lo confirman en clave otoñal. Paula Echevarría o Elsa Hosk son la mejor prueba de ello. Ambas parecen haberse puesto de acuerdo -con apenas unas horas de diferencia- en que el diseño más corto del armario será el uniforme de nueva temporada siempre y cuando se acompañe de unas botas de caña alta.

VER GALERÍA

Paula Echevarria
Paula Echevarria

Vestidos de punto: invierte en los diseños que mejor combinan

Da igual que Paula se encuentre en Madrid y la modelo en California. Las dos coinciden en que esta combinación no solo es comodísima, sino que se trata de una mezcla muy estilosa y, lo más importante, sencilla. Ante cualquier crisis de armario -acompañada del clásico pensamiento de "No tengo nada que ponerme"-, este look se presenta como la solución, ya que forma parte de esas composiciones simples, pero efectivas. No hace falta complicarse creando un color block de alto impacto, un estilismo a base de capas sacando nota alta en el layering o jugando con estampados al estilo de Olivia Palermo. Basta con añadir un minivestido con detalle y las botas altas como complemento.

VER GALERÍA

Paula con vestido bohemio
Paula con vestido bohemio

Espíritu bohemio

Un diseño con paisley estampado -print que se ha colado también en el armario de María Pombo- fue la bohemia elección de la intérprete, firmado por Antik Batik (275 euros). Sobre su minivestido beis aparecían motivos azulados y negros que se combinaban con los detalles de encaje de las mangas y del escote. Aunque lo que más nos gusta del look es que, al ser de cintura suelta y falda acampanada, no solo resulta una apuesta ideal para llevar durante el embarazo, sino una prenda que podrá reciclar incluso dentro de unos meses. El toque final, además de las botas negras de tacón ancho, lo puso un minibolsito cruzado con forma de saco, complemento que se sincronizaba con el color del tejido. Tampoco nos queremos olvidar de que otro accesorio que sustituyó collares o pulseras fue la mascarilla, un modelo joya en negro que llevaba un corazón, hecho de cristales, en el lateral.

VER GALERÍA

Elsa con un vestido naranja
Elsa con un vestido naranja

Mix urbano

Si Paula apostó por un modelo en beis con motivos oscuros, Elsa también dio en la diana con su modelo en naranja con drapeados. Aunque la diferencia entre ambas fue el fitting del vestido. Si la intérprete había preferido una silueta cómoda y suelta, la modelo se decantó por una prenda ceñida de punto, un diseño muy parecido al polo (el clásico top no deja de actualizarse esta temporada). Los fruncidos de la zona del abdomen fueron los que usó la sueca para marcar su incipiente barriguita. Como toque final añadió unas gafas de sol oscuras mostrando otra composición que, como la de Paula, podrá seguir llevando incluso después de dar a luz.