Paulina Rubio y los presuntos aires de diva que quizá le están costando la gira para reavivar su carrera

·5  min de lectura
Mexican singer Paulina Rubio performs during the Queen of the Carnival pageant contest in Santa Cruz de Tenerife, on the Spanish Canary island of Tenerife, on February 19, 2020. (Photo by Gabriel BOUYS / AFP) (Photo by GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images)
Paulina Rubio. Foto: GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images

Desde siempre, Paulina Rubio habría mostrado una actitud de diva tanto con la prensa como con sus propios compañeros del medio artístico. Recientemente, ella misma declaró que la gira que tenía planeada con Alejandra Guzmán ya no se realizará, y se dice que estaba en pláticas para hacer algo similar con Thalía y Gloria Trevi, pero tampoco fue posible. Y es que la fama que se ha hecho, sobre todo ahora cuando muchos de sus colegas han tenido que hacer giras juntos para estar vigentes, podría jugarle en contra.

En marzo pasado, la mexicana lanzó una versión del tema ‘Ni tú ni nadie’ junto a Alejandra Guzmán. Y aunque eso marcaría el inicio de una gira juntas, Paulina declaró lo siguiente en una entrevista reciente:

“No se va a hacer. Habían algunos planes. No puedo hablar mucho del tema, la verdad. Esta chava está bien loquis [refiriéndose a Alejandra] y no puedo decir más que no se va a hacer. Pero espero poder hacer una colaboración, con una gira mundial con alguien súper fuerte y espontánea. Me gustaría que fuera con una mujer, para invitar a toda la gente a que nos acompañe”.

Más allá de la antaña rivalidad que hubo entre ambas por el amor de Erik Rubín (motivo por el cual se dedicaron entre ellas los temas ‘Mío’ y ‘Hey, güera’) o sus constantes errores en las redes sociales, lo cierto es que, desde sus inicios, Paulina Rubio ha mostrado una actitud que podría considerarse de ‘diva’ y de ‘difícil’ al trabajar, ante los medios y entre sus colegas.

Desde que estaba en Timbiriche, se supo de los malos tratos que tanto ella como Alix Bauer (su compañera de grupo) llegaron a tener con colegas como Lolita Cortés, cuando juntas se presentaban en la obra musical ‘Vaselina’, algo que más tarde la propia actriz de teatro y su madre reconocieron.

Y esa fama de ‘mala compañera’ pareciera que la ha perseguido. Cuando su carrea continuaba en Timbiriche, Paulina también llegó a tener diferencias con Thalía. Y en pleno concierto, llegó a desconectarle el micrófono e incluso en alguna ocasión ambas acabaron a golpes.

En otras ocasiones, Rubio ha mostrado esos aires de diva cuando vuelven a preguntarle por Thalía. Un ejemplo ocurrió luego de que esta última presentara una línea de ropa. Y al preguntarle a Paulina si modelaría las prendas creadas por su ex compañera, señaló: “Yo no modelo cosas de mal gusto”.

Y en 2004 volvió a atacarla: “Thalía está enojada conmigo porque yo estoy en primer lugar en Billboard”. Y para robarle cámara, Paulina acudió a la presentación del disco de su colega.

No es la única ex Timbiriche de la que Paulina está distanciada. En 2019, Mariana Garza fue tajante al reconocer que no tiene la menor comunicación con ella, pero que sí se lleva muy bien con el resto de los integrantes del desaparecido grupo, incluyendo a Thalía.

También te puede interesar: Paulina Rubio ofrece pequeño recital virtual

Con la prensa, también he tenido enfrentamientos que han reforzado esa imagen arrogante. En 2013, luego de discutir con un paparazzi y acusarlo de intentar matarla, se le oyó decir: “Pobre desgraciado. Tiene cincuenta años y no tienes un trabajo”.

Durante las entrevistas ha ocurrido algo similar. Aún se recuerda el incómodo momento que tuvo en 2006 con la presentadora Candela Ferro para el canal E!, cuando Paulina se quejó por una pregunta y se dirigió al equipo de producción diciendo: “O se hace como yo quiero o no se hace”.

Ese mismo año, la cantante hizo un enlace para el programa ‘El Gordo y la Flaca’ y llamó la atención la manera en que ignoró a la presentadora Lily Estefan. La propia Lily llegó a declarar que no sabe por qué Paulina ocurió.

Lo mismo pasó en 2009 cuando le preguntaron nuevamente por su vida amorosa, tras lo cual la cantante se levantó y se fue.

También ha sido señalada por su acento, el cual, cuando no parece de española, simula ser el de estadounidense, como pasó en 2016 al citar los nombres de Pedro Infante, Vicente Fernández e incluso el suyo propio.

En enero de 2017 Arturo Forzán, director de la estación Oye 89.7, decidió dejarla fuera del festival de música que estaba organizando. Y en una entrevista, el ejecutivo se limitó a decir: “No podemos detener ninguno de nuestros procesos por un artista que no tiene ética y que abusa de la confianza que se le da”.

La calidad vocal de Paulina también ha sido tema de discusión. Sus constantes desafinaciones sobre el escenario dejarían ver que la cantante no ensayaría lo suficiente para sus presentaciones en vivo, algo que más tarde se filtró en la prensa.

También te puede interesar: Paulina Rubio llama a Alejandra Guzmán "loquis"; no habrá gira

En 2018, la cantante se presentó en un show llamado ‘Ídolos 2.0’, junto a Belinda y Martha Sánchez. Una periodista que estuvo presente en los ensayos dijo que Paulina, a diferencia de sus otras dos compañeras, no se habría preparado lo suficiente para su presentación. “Lo que sí le faltó fue comprometerse para ensayar más, para ver los detalles. Belinda estuvo casi cinco horas ensayando. Quería perfecto el show y a ella le salió perfecto el show”, señaló en Radio Fórmula.

El resultado para Paulina Rubio, quizá por no ensayar lo suficiente, fue el siguiente:

De hecho, pese a ser un show de tres personas, Paulina decidió solo hacer su presentación y después irse, a diferencia de sus compañeras, quienes al final sí cantaron juntas. La propia Martha Sánchez declaró: “Las formas de cada artista son propias y cada uno trabaja como quiere. Cuando una compañera me pide cantar con ella, siempre he dicho que sí. Yo sí llegué a los ensayos. Belinda es una niña con la que no se tiene un solo problema. Trabajando con ella es un ‘Sí’ constante y una profesional de todo el trabajo”.

Una de sus más recientes polémicas ocurrió en ‘La Voz… España’, de la cual fue coach, en medio de varios rumores sobre su actitud con sus compañeros. Incluso, se sabe que una de sus exigencias fue que el famoso sillón rojo que utilizan los coaches fuera hecho de un material diferente para ella.

Así que ahora que Paulina Rubio quiere reavivar su carrera, quizá tenga más puertas cerradas que abiertas. Y su más reciente intento de volver a los escenarios, de la mano de Alejandra Guzmán, ha quedado cancelado.

@braham_MV

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.