Anuncios

Pedro Fernández vivió con gran éxito su concierto 'Te doy la vida' en el escenario del YouTube Theater

Actualmente no se ha visto en ninguna telenovela, ni tampoco está programado para conducir una entrega de premios en los Estados Unidos en las próximas semanas, pero el actor y cantante mexicano Pedro Fernández sigue vigente y latiendo con fuerza en los corazones del público de este lado de la frontera.

A pesar de no haber hecho mucha promoción para su concierto en Los Ángeles, el actor, productor y compositor mexicano de música ranchera, nacido como José Martín Cuevas Cobos, pero conocido con el nombre artístico de Pedro Fernández en honor a las leyendas Pedro Infante y Vicente Fernández, logró convocar la noche del sábado a una nutrida audiencia en el YouTube Theater de Inglewood, CA que llenó sin reparos los asientos de los tres niveles del elegante recinto angelino con capacidad para 6 mil personas.

El artista nacido en Guadalajara que se dio a conocer en 1978 cuando participó en la película “La de la mochila azul” con el personaje de Raúl García Palomares y que le dio paso al seudónimo de Pedrito Fernández, es un artista muy querido por el público latinoamericano que lo ha apoyado desde que saltó a la fama cuando era un niño. Ese cariño se ha mantenido vigente por 45 años y durante su concierto de este pasado fin de semana se lo siguieron demostrando.

Aunque Pedro no comparte lazos sanguíneos con la Dinastía Fernández que fue encabezada por Don Chente y que hoy lleva sobre los hombros Alejandro Fernandez, este artista ha demostrado ser digno de llevar el mismo apellido en la escena musical. Y hoy cuando los Fernández y los Aguilar están reforzando con sus hijos la generación de relevo en la música ranchera, parece que Pedro también quiere hacer su aporte.

La noche del sábado, Pedro invitó al escenario a dos de sus hijas. Gemma Cuevas, la hija menor de Pedro, “se aventó” a cantar frente al difícil público de Los Ángeles el sencillo “Cuando la luna se va” y lo hizo evidentemente nerviosa, pero el público de su padre le mostró apoyó y la joven cantante se entregó por completo.

Read more: La energía de Yuri se desbordó con 'Euforia' en Los Ángeles

Por su parte, Osmara Cuevas, hija mayor del tapatío, tuvo la difícil tarea de entonar el clásico “No me queda más” de la recordada Selena Quintanilla y al igual que su hermana, cantó con todos los nervios del mundo. Pero en su caso, los nervios afectaron un poquito la entonación, pero el público fue respetuoso y aplaudió su valentía. Pedro solamente la observó desde una esquina del escenario y la despidió con cariño mientras el público lo hizo con sonoros aplausos.

Una noche de clásicos y estrenos

La noche anterior, el YouTube Theater había recibido a la veracruzana Yuri quien cantó sus grandes clásicos de la música pop y algunas canciones rancheras al lado de su mariachi Media Luna, por lo que el ambiente a la música vernácula todavía se mantenía intacto en las paredes del recinto.

Pedro Fernández salió a escena a las 8:22pm y desde ese momento se encargó de llenar la tarima de ritmo con el apoyo de un mariachi de 11 integrantes, además del acompañamiento de un percusionista y un tecladista en cada lado del escenario. La gira “Te doy la vida Tour” que celebra sus 45 años de trayectoria había llegado a territorio angelino.

El primer disparo musical fue por todo lo alto y lo hizo al compás de “La canción del Mariachi” que popularizó Antonio Banderas y Los Lobos en el clásico del cine “Desperado”, donde el actor español compartió créditos con la hoy estrella de Hollywood, la mexicana Salma Hayek. Fue una apertura con mucha energía al sonido de las guitarras, combinado con las palmas del público que se levantó de sus asientos para recibir con emoción a Fernández.

“Quién será”, un mambo compuesto en 1953 por los mexicanos Pablo Beltrán Ruiz, Luis Demetrio y popularizado por Pedro Infante, también encendió los recuerdos del público en la voz de Fernandez, quien llegó vestido con traje de charro color negro con pedrería en tono plateado, moño rojo y su caracteristica correa de hebilla grande con sus iniciales PF en el frente.

Hasta el momento sus únicas palabras habían sido “Gracias” tras sus interpretaciones de “Los hombres no deben llorar” y “Yo soy el aventurero”, pero luego de recibir el aplauso sonoro de su público, el artista de 54 años se tomó un momento para saludar. “Estamos en un lugar serio y elegante, con un público maravilloso y no vamos a hacer un striptease”, dijo entre las risas del público que conoce desde siempre su buen sentido del humor y sus ocurrencias.

“¿Cómo están las mujeres más hermosas del mundo?”, preguntó a la multitud luego de compartir que se encontraba muy emocionado de reencontrarse con los fans de Los Ángeles, que es el más grande que tiene fuera de las fronteras de su natal México. “Gracias por su apoyo de siempre. Ya son 45 años de cantar para ustedes. Desde ‘La mochila azul’ hasta ahora, por eso agradezco todo su cariño”, dijo él artista en medio de ovaciones.

“¿Les parece si canto el tema que le da título a esta gira? Esto es ‘Te doy la vida’”, dijo Fernández sobre este tema de corte romántico que habla de una entrega total al amor de su vida.

Mientras estrenaba este tema en la ciudad, el público levantaba carteles con frases como “Te amo Pedro”, “Te amo desde los 5 años”, “Eres lo que más quiero y esa es ‘Mi forma de sentir’”.

Read more: El propósito de vida de Yuri está cargado de sentimientos conmovedores y de mucha ‘Euforia’

Con el carisma que lo caracteriza y su facilidad para hacer reír al público, Fernández aprovechó para hablar de los hombres guapos “como yo”, dijo con simpatía. “Lo he dicho siempre y lo seguiré diciendo, que esta es la canción para todos mis compadres, porque hay muchas canciones para ellas que hablan de su belleza, cómo son ellas y lo que sienten, pero ésta es la de nosotros”, dijo antes de entonar “Perdoname mi amor por ser tan guapo”, una suerte de canción con todos los elementos para arrancar carcajadas entre los que la escuchan. “Por lo menos, cinco minutos de soñar”, dijo al finalizar su divertida interpretación.

La velada continuó con temas bailables como “Llorarás, vivirás” y “El siete mares”, pero también con el clásico de corte romántico “Si te vas”, el cual lo interpretó inicialmente con los 6 violines de su mariachi, pero luego llegaron los arreglos tropicales al ritmo de los timbales y la percusión que puso a bailar a su público.

También fueron cayendo “Eres toda una mujer”, al sabor de su mariachi, y su versión de “Como te extraño amor”, del argentino Leo Dan y que también fue popularizado por Café Tacvba.

Otras como “Toque mariachi cante”, “Besame morenita”, “Tú tienes una cosa que me encanta” y el infaltable “Yo no fui”, también formaron parte del repertorio que escogió para su público angelino. “Yo no fui”, que marcó una época en la voz de Pedro Infante, puso a bailar a todo el público, incluso a mi mismo que casi nunca lo hago en un concierto, pero esa noche era especial porque días antes me contaron que ese tema fue el favorito de mi mejor amigo de la infancia, Carlos José Nuñez, que en paz descanse. Siempre la silbaba y la cantaba con su hermana Maria Carolina y hoy que cada vez que ella la escucha lo recuerda con el amor de siempre.

¡Quiero que sepas hermano del alma que ‘Yo sí fui” a bailar y cantar este tema en tu honor y que seguirás vivo en nuestros corazones!

De esta manera concluía la presentación de Pedro, pero el público le pidió más y por eso volvió a salir al escenario para complacer con el tema que lo comenzó todo: “La de la mochila azul”, el clásico que le abrió las puertas del mundo cuando era un niño y que hoy lo mantiene vigente como uno de los grandes valores y joyas de la música mexicana en el mundo.

La despedida llegó con su interpretación de “México lindo y querido”, el cual fue coreado por las 6 mil almas presentes.

Suscríbase al Kiosco Digital
Encuentre noticias sobre su comunidad, entretenimiento, eventos locales y todo lo que desea saber del mundo del deporte y de sus equipos preferidos.
Sign me up.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.