Películas de ciencia ficción que solo la gente inteligente entiende

María Belén Izurieta Barreto
·7  min de lectura
Películas de ciencia ficción que solo la gente inteligente entiende
Películas de ciencia ficción que solo la gente inteligente entiende

La ciencia ficción ha demostrado ser uno de los géneros más creativos de la industria cinematográfica, Con historias a menudo ambientadas en un futuro próximo, permite a los creadores explorar diferentes puntos, como por ejemplo las ramificaciones de las acciones de la especie de formas nuevas, emocionantes y aterradoras. Así mismo, suele tocar con frecuencia el tema de la exploración espacial y da espacio a sus directores y guionistas de hurgar en temas de identidad, colonialismo, arrepentimiento y aislamiento. Por períodos de tiempo, a veces parece que los estudios de cine solo dedican su tiempo a películas genéricas que hacen que el espectador sienta como si estuviera viendo la misma historia una y otra vez.

No te lo pierdas: Películas de ciencia ficción que fracasaron en taquilla y merecen un remake

A veces aparecen autores que desean hacer lo opuesto al entregar todo su esfuerzo, talento y recursos en películas que nos dejan pensando tiempo después de los créditos finales y parecen mucho más “inteligentes” que el promedio. Cineastas como Denis Villeneuve y Christopher Nolan han contribuido en los últimos años con títulos que si bien siguen sus estilos personales nos invitan a la reflexión en la forma de dramas o desgarradores thrillers. Son apuestas que pueden resultar demasiado desafiantes para las multitudes que buscan refrescarse y divertirse, pero no cabe duda que vale la pena hacer el esfuerzo con películas que necesitan cada segundo de nuestra atención para entenderlas.

Una película de ciencia ficción inteligente no es necesariamente difícil de encontrar, pero en un mar de miles de películas sobre peleas de extraterrestres, ciertamente pueden pasarse por alto por su ingenio. Hay un montón de películas inteligentes y estimulantes, muchas de las cuales pueden cambiar la forma en que se ve el género, mientras que algunas pueden incluso hacernos pensar dos veces sobre la existencia de seres extraterrestres. No es solo lo convincente o impactante que es una película lo que la hace inteligente. Incluso las mejores películas de ciencia ficción pueden fallar en el intento. Ya sea la trama general o el escenario en el que transcurre, pero no existe realmente una fórmula establecida para garantizar que una película sea considerada como inteligente.

Algunas ofrecen recorridos alucinantes que tienen que ver con viajes en el tiempo y demás, mientras que otras se toman la libertad de tocar otros temas de una forma completamente diferente. Estas películas de ciencia ficción definitivamente no son comprendidas por cualquiera:

Te recomendamos: Películas de ciencia ficción de los 90 que predecían el futuro

2001: Odisea del Espacio (96%)

Todo comienza con el descubrimiento de un monolito en la luna y, tras la investigación, se libera una señal de radio ensordecedora. La historia sigue más tarde cuando Dave Bowman dos astronautas están en una misión en el espacio a Júpiter, que luego se reveló como una investigación adicional de la señal de radio lunar del monolito. La mayor parte del tiempo de ejecución de la película incluye el conflicto entre los astronautas y HAL 9000, la inteligencia artificial de la nave que muestra signos de autoconciencia. Una obra maestra del género de ciencia ficción de la mano de Stanley Kubrick. No solo sigue siendo una película cerebral y visualmente impresionante, sino que desde entonces ha cambiado el género, siendo pionera en la exploración de temas complejos.

Blade Runner (90%)

Rick Deckard (Harrison Ford) se dedica a rastrear a los replicantes, que son seres antinaturales creados por bioingeniería, y los mata. Lo envían en una misión para encontrar a cuatro que están en la Tierra ilegalmente y administrar una prueba, la prueba de Voigt-Kampff, que se supone que distingue a los replicantes de los humanos. Aunque muchos creen conocer la respuesta, no tenemos duda de que el debate sobre si el protagonista es o no un replicante seguirá en el aire por muchos años más.

Gattaca: Experimento Genético (82%) 1997

El enfoque de este filme a la ingeniería genética se adelantó a su tiempo. Esta obra de culto ha convertido en la película preferida para los genetistas que buscan comprender cómo la gente común ve su trabajo y la gente común que busca una película reflexiva y elegante sobre el futuro de la genética. Es un thriller con bastante cerebro que, más de lo que la mayoría de la gente cree, ha enmarcado los debates populares sobre la eugenesia que aún resuenan en la actualidad.

Contacto (62%)

En esta adaptación de la novela homónima de Carl Sagan , Jodie Foster interpreta a una joven astrónoma que descubre una señal del espacio exterior y luego es elegida para hacer el primer contacto con los extraterrestres. Este drama de ciencia ficción explora de forma reflexiva hacia la ciencia y el espacio; además, es la interpretación más realista de lo que podría ser el contacto real entre humanos y alienígenas. Sagan se inspiró originalmente en el trabajo de la astrónoma Jill Tarter, así que el personaje que aparece en la película también explora sus investigaciones sobre la inteligencia extraterrestre; a la vez sirvió para inspirar a la siguiente generación de científicos.

Primer

Una de las mejores películas de viajes en el tiempo es también una de las más desconocidas. Esta obra de culto de corta duración es conocida como una de las más complicadas jamás realizadas en ese género. La historia trata sobre dos ingenieros que accidentalmente crean una máquina del tiempo; lo curioso es que aunque esa es la menor de las preocupaciones de los protagonistas, resulta que no están visitando ni el pasado ni el futuro sino que comienzan a viajar dentro de sus propias líneas de tiempo. Hay demasiada información y vocabulario matemático, del cual Shane Carruth, su director, sabe bastante. Es una de esas películas que si se entienden no podrían explicarse.

En La Luna (89%)

Cuando es el año 2035 y el único lugar en el que puedes estar es el lado oscuro de la luna durante un período de tres años sin nada más que un robot de inteligencia artificial como compañía, será mejor que te conozcas muy bien. El astronauta Sam Bell (Sam Rockwell) está cerca de regresar a casa con su familia en la Tierra, hasta que una revelación impactante hace que Sam cuestione su identidad, su propósito en la vida y las elecciones que ha tomado… y si alguna vez fueron realmente sus elecciones.

El Origen (86%)

La película de Christopher Nolan se siente como una de atracos junto con una de James Bond. El mundo de los sueños es llevado al cine con precisión y mucho estilo. El Origen es quizás la entrada más completa en la obsesión de Nolan con el tiempo como herramienta para contar historias. La historia es alucinante y definitivamente hay que prestarle mucha atención. Cabe destacar que es tan complicada que aún se discute el significado de su final, el cual en cierto modo solo se supo porque uno de los actores, que tampoco lo había entendido, lo reveló de forma pública.

Ex Machina (93%)

Muchas películas exploran la naturaleza de la humanidad, pero este thriller de ciencia ficción se centra en lo que define la conciencia y lo que significa ser un ser vivo, ya sea humano o robótico. Caleb Smith (Domhnall Gleeson) es un programador que gana la oportunidad de trabajar con Nathan Bateman (Oscar Isaac), el brillante y excéntrico director ejecutivo de una empresa. La tarea de Caleb consiste en administrar una prueba de Turing, diseñada para determinar si el examinado es una inteligencia humana o artificial. El sujeto de prueba es Ava (Alicia Vikander), un androide desarrollado por Nathan, pero la distinción entre el administrador de la prueba y el sujeto se desdibuja rápidamente a medida que Caleb y Ava se acercan, y Ava revela que no todo es lo que parece con Nathan.

La Llegada (94%)

La calidad de Denis Villeneuve como visionario es indiscutible y sus historias son un desafío constante. Con tono humanista y perfección técnica, La Llegada cuenta que después de que 12 misteriosas cápsulas extraterrestres se estacionan en diferentes partes del mundo, la experta en lingüística, la profesora Louise Banks (Amy Adams), es llevada a uno de los sitios para comprender los extraños mensajes de las criaturas. Los complejos círculos se decodifican como "ofrecer arma", que los científicos malinterpretan como "usar armas", y esto conduce a la confusión y a la eventual revelación del don de Louise. Más que una idea brillantemente realizada, es su historia sofisticada y enredada la que convence.

Aniquilación (84%)

Este filme sigue a cinco investigadoras que viajan a una zona de desastre ambiental rodeada por un brillo alienígena inexplicable, que parece mutar todo dentro de él. Descubren que las plantas y los animales están adoptando los rasgos de otras criaturas vivientes a su alrededor y, finalmente, descubren que también están cambiando de manera fantástica. Algunos de ellos abrazan los cambios, mientras que otros están aterrorizados por ellos, lo que lleva a un conflicto interno y una reflexión filosófica sobre lo que significa ser humano.

Continúa leyendo: Las mejores películas de ciencia ficción de la década según la crítica