Las peores dietas de 2020 y por qué no deberías seguirlas en 2021

Mariana Chacón
·4  min de lectura

La mediterránea es la dieta que siempre lidera la lista de planes de alimentación más saludables, y no solo por el equilibrio de nutrientes que caracteriza a sus platos, también por las materias primas de calidad con las que se preparan, ideales para perder peso o mantenerlo sin pasar hambre. En el otro lado de la balanza se encuentran los regímenes menos recomendados, esos que garantizan un 'efecto yoyó' que consiste en ganar de nuevo los kilos perdidos, e incluso más, cuando se recuperan las viejas costumbres. Los expertos aconsejan que se eviten este tipo de dietas por completo y por eso revelan cuáles son las peor valoradas de 2020. Como adelanto, la 'keto' encabeza un ránking en el que la poca sostenibilidad en el tiempo o la restricción de ciertos grupos de alimentos son sinónimo de fracaso. Descubre las otras integrantes del repertorio de antidietas menos efectivas según los nutricionistas.

VER GALERÍA

dietas-malas
dietas-malas

-Si comes fuera de casa este finde, apunta los 6 trucos con los que no engordar

1. 'Keto'

Todos los años, el U.S. News and World Report enumera las mejores y peores dietas del año. Como te adelantábamos, la mediterránea mantiene su primer puesto en el ránking por su variedad de nutrientes de calidad, sin embargo, en el lado opuesto se encuentra la 'keto', que han probado celebrities como Halle Berry, Gwyneth Paltrow, Khloé Kardashian o Vanessa Hudgens, y que se basa en reducir casi por completo el aporte de carbohidratos y aumentar el de proteínas y grasas. Los nutricionistas responsables de elaborar la lista, explican que "esta dieta está fundamentalmente en contra de lo que sabemos sobre mantener la salud a largo plazo". También apuntan a su poca eficacia a la hora de prevenir la diabetes o mantener una buena salud cardiovascular.

2. Dieta Dukan

De nuevo, la poca variedad de macronutrientes que permite este sistema de alimentación para adelgazar creado por el dietista Pierre Dukan es la culpable de que esté presente en este ránking. Esta dieta se basa en el consumo de un 72% de materias primas de origen animal acompañado de un 28% de vegetales. Justo la fórmula contraria a la que recomiendan los expertos en nutrición, quienes favorecen los platos con un alto contenido en verduras de colores variados y avisan de la importancia de controlar el consumo de proteínas animales.

Por ejemplo, el Dr. Nicolás Romero, autor del libro Comer bien para estar bien, revela el tipo de alimentación antiaging que favorece la salud: "A partir de la edad media de la vida -cuarenta años-, se dará preferencia al consumo de verduras -con menor poder calórico- sobre las frutas. Las verduras y frutas aportan fundamentalmente nutrientes funcionales para las reacciones metabólicas como vitaminas y minerales, también fibra para las bacterias intestinales, y fitoquímicos bioactivos que son protectores naturales contra el envejecimiento".

VER GALERÍA

peores-dietas
peores-dietas

-Si tienes 40 años y quieres adelgazar, evita los errores comunes que te lo impiden

3. Dieta 'Whole 30'

También se conoce como la dieta 'paleo extrema' y consiste en eliminar determinados alimentos por completo durante 30 días en los que prometen una cura completa de los malos hábitos que se hayan adquirido hasta entonces. La lista de ingredientes vetados incluye a cualquier comida con azúcar, al azúcar en sí, los lácteos y sus derivados, las legumbres, los cereales, los edulcorantes, las patatas o el alcohol. Además, prohíben cualquier materia prima que incluya transgénicos, nitratos o sulfitos y se deben evitar casi por completo los frutos secos o las proteínas de origen vegetal como la quinoa. En definitiva, aunque no se limita la cantidad de calorías que se pueden consumir a diario, sí que se trata de un plan de alimentación fundamentalmente restrictivo.

VER GALERÍA

dietas
dietas

-Esta Navidad sí comerás turrón con la receta 'healthy' de Malena Costa

4. Dieta Atkins

El libro La revolución dietética del Dr. Atkins, publicado en 1970 y escrito por el doctor Robert C. Atkins, es la base de este sistema de alimentación pensado para perder peso en el que, de nuevo, se restringen por completo los hidratos de carbono a favor de las proteínas. La razón que esconde esta recomendación es que el experto aseguraba que al cuerpo le es más fácil quemar los macronutrientes de la segunda categoría. El Dr. David Katz, fundador del Yale University Prevention Research Center y uno de los 25 jurados encargados de elaborar este ránking, explica las características que comparten las mejor valoradas y que están ausentes en planes como el de la dieta Atkins: "Equilibrio, mantenibilidad, variedad de sabores, compatibilidad con comidas familiares o con amigos, sostenibilidad y beneficiosa para la salud".