Periodista ganador del Nobel y crítico de Putin es atacado con pintura en tren

·3  min de lectura

El editor ganador del Premio Nobel de la Paz, Dmitry Muratov, fue atacado con pintura de óleo roja y acetona en un tren por sus críticas al presidente Vladimir Putin y su cobertura en los medios de la guerra en Ucrania.

Muratov, editor en jefe del periódico Novaya Gazeta, dijo que el atacante derramó la pintura con acetona sobre su compartimiento para dormir en el tren que viajaba de Moscú a la ciudad de Samara el jueves.

El editor aparece cubierto en pintura roja en imágenes que el periódico compartió en redes sociales.

“Me arden terriblemente los ojos”, dijo Muratov después del incidente, y agregó que el atacante le gritó “Muratov, esto es por nuestros muchachos”, según una publicación en Telegram del periódico.

Un rostro del periodismo de investigación ruso desde la década de 1990, conocido por ser un crítico activo del Kremlin, Muratov recibió el Premio Nobel de la Paz el año pasado junto con la periodista filipina María Ressa por luchar por la libertad de prensa en condiciones difíciles.

Varios activistas han denunciado que han recibido mensajes amenazantes pintados en las puertas de sus apartamentos a raíz de la invasión rusa en Ucrania.

Novaya Gazeta, un periódico de investigación independiente, había anunciado la semana pasada que suspendería sus actividades impresas y en línea hasta el final de lo que Rusia llama su “operación especial” en Ucrania, tras la creciente presión del regulador estatal de comunicaciones.

El periódico no es ajeno a los ataques. En 2018, una cabeza de carnero fue enviada a las oficinas centrales del periódico, dirigida a un periodista que escribía sobre los grupos mercenarios vinculados con el Kremlin.

En 2020, un atacante roció una sustancia química sobre las puertas de las oficinas del periódico.

Desde que inició la guerra, el 24 de febrero, Moscú ha tomado medidas enérgicas contra los medios rusos liberales. La mayoría de las organizaciones controladas por el estado se apegan al lenguaje utilizado por el Kremlin para reportar sobre la invasión.

A principios de marzo, los legisladores rusos aprobaron una ley que amenaza con castigar a los periodistas con hasta 15 años de cárcel por publicar “noticias falsas” sobre la invasión. La feroz censura obligó a varios medios occidentales, como la BBC y Bloomberg, a suspender sus operaciones en Rusia.

En represalia, el Reino Unido y sus aliados occidentales sancionaron a los medios controlados por el estado Sputnik News, Russia Today y otras entidades de medios importantes por difundir “desinformación”.

Las plataformas de redes sociales occidentales como Facebook y Twitter también han sido prohibidas en Rusia.

Mientras tanto, la Asamblea General de las Naciones Unidas suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, expresando “grave preocupación por la actual crisis humanitaria y de derechos humanos”.

The Independent se enorgullece de su historia llena de campañas por los derechos de los más vulnerables, y lanzamos nuestra campaña Refugees Welcome por primera vez durante la guerra en Siria en 2015. Ahora, al renovar nuestra campaña y lanzar esta petición a raíz de la crisis ucraniana actual, hacemos un llamado al gobierno para que emprenda mayores medidas y con mayor velocidad para garantizar que se brinde la ayuda. Para obtener más información sobre nuestra campaña de Refugees Welcome, haz clic aquí. Para firmar la petición, haz clic aquí. Si deseas hacer un donativo, haz clic aquí para acceder a nuestra página de GoFundMe.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.