Anuncios

Los Pet Shop Boys cierran su gira en Latinoamérica con un espectáculo lúcido en Bogotá

Bogotá, 10 dic (EFE).- El dúo británico Pet Shop Boys cerró este sábado su gira en Latinoamérica con un espectáculo lúcido en Bogotá, donde interpretaron todos sus éxitos y pusieron a bailar a los colombianos al ritmo de los sintetizadores.

Antes de que empezara el show principal, contagiaron de energía al público los integrantes de Minyo Cumbiero, una combinación del folclor colombiano y japonés que activó a los asistentes que llegaron al Movistar Arena de Bogotá.

Luego la pantalla de fondo del escenario exhibió la bandera de Ucrania y la tarima estaba decorada con dos postes de luz y en la que solo había un sintetizador y un micrófono.

Las luces se apagaron, Chris Lowe y Neil Tennant salieron al escenario con máscaras, las líneas grises se apoderaron de la pantalla y con 'Suburbia' el público empezó a cantar y a saltar emocionado.

Tennant se quitó la máscara y empezó a conectar su voz con los asistentes, que gritaron emocionados y saltaron al ritmo de canciones como 'Can you forgive her?' o 'Where the streets have no name/I can’t take my eyes off you', que encendieron el ánimo.

Tras interpretar 'So Hard', las luces se apagaron y el dúo salió del escenario para volver apenas unos momentos después en un escenario completamente renovado, al que se sumaron dos percusionistas y una tecladista para tocar 'Left my own devices'.

“Gracias Bogotá, qué bueno estar de nuevo aquí”, manifestó Tennant, a quien el público le respondió con un bullicio.

Domino dancing marcó un antes y un después en el concierto, pues el público sucumbió completamente y la banda lo dejó todo en la tarima, algo que minutos después complementó una versión de 'New York City Boy' que resonó en el Movistar Arena.

La energía llegó al tope y no volvió a bajar en ningún momento, incluso retumbó con fuerza cuando sonó 'Always in my mind', el momento de la noche en el que más celulares fueron levantados para grabar.

El ánimo siguió arriba y la fiesta, ya encendida con todos los aficionados bailando, se disparó aún más cuando, de corrido, el dúo británico y su banda interpretaron 'Go west e It's a sin'.

Luego hicieron una breve pausa para volver y despedirse con 'West end girls' y 'Being Boring', en medio de los aplausos de los seguidores que no querían que la fiesta se acabara y que reivindicaron que el synth-pop sigue vivo.

(c) Agencia EFE