Piloerección: el truco para saber si tu pareja disfruta del sexo (contigo)

Este ‘reflejo corporal’ demuestra que a tu pareja le gusta lo que le haces

Si se le pone la piel de gallina en los preliminares o cuando te acercas por detrás…  ¡vas por buen camino! (Foto: Getty Images)

El lenguaje corporal suele revelar nuestras emociones por mucho que queramos ocultarlo. Los escalofríos, el rubor en las mejillas y la risa nerviosa pueden ser expresiones de intenso placer relacionado con otros poderosos estímulos (normalmente realizados por otra persona).

Cuando tienes frío o sientes miedo se te eriza la piel, pero esta reacción involuntaria del sistema nervioso simpático también está relacionada con otras emociones muy intensas que no podemos evitar, como la excitación sexual.

La piel de gallina puede aparecer por una mezcla de miedo, sorpresa y placer ante una ‘notable’ acción realizada por otra persona. (Foto: Getty Images)

Esos ‘escalofríos emocionales’ son expresiones espontáneas del sistema piloso en respuesta a experiencias placenteras, y se relacionan íntimamente con los mecanismos cerebrales del registro del placer y la recompensa. Pero sobre todo, son un buen síntoma de que vuestra vida sexual progresa adecuadamente. Y es que esa excitación causa contracciones musculares y, por ende, el ‘enderezamiento’ del vello.

Además, la piel de gallina está considerada como el más evidente detector de mentiras según una investigación que sugiere que el mecanismo de defensa natural del cuerpo contra el frío podría funcionar como una especie de “detector de mentiras” de las reacciones emocionales.

Los escalofríos, con frecuencia vienen después de un ‘clímax emocional’ provocado por una sensación o evento ‘poderoso’ o las 'notables’ acciones de alguien. De este modo, si la piel de una persona se erizaba ofrecía una respuesta a su miedo, sorpresa, asombro o admiración.

Los expertos dicen que la piel de gallina es una respuesta a “algo especial”, como un beso erótico o una destacada actuación bajo las sábanas. (Foto: Getty Images)

La investigación, publicada en la revista Motivation y Emotion, concluyó que si bien una persona puede mentir acerca de lo que estaban sintiendo o pensando, la piel de gallina no se puede forzar tan fácilmente.

“La gente podía mentir acerca de esa sensación de piel de gallina para crear una impresión falsa”, cuenta al Daily Telegraph el profesor Richard Smith, de la Universidad de Kentucky, pero “no es posible controlar la reacción en sí misma por lo que este acto sugiere fuertemente que uno ha tenido una reacción incontrolada, positiva y especial”. 

A todo esto, ¿sabes por qué se nos pone la piel de gallina y los pezones erectos? Una nueva investigación ha revelado que diferentes tipos de neuronas del sistema nervioso simpático son las responsables de ciertas reacciones involuntarias humanas.

Te vas a quedar helado porque la conclusión desmonta la teoría anterior de que el sistema nervioso simpático (encargado de funciones corporales como la locomoción, la ingestión o la temperatura corporal) provoca una acción involuntaria y fuera del control consciente, y lo coloca como una reacción orquestada por varios tipos de neuronas muy específicas que regulan funciones fisiológicas concretas como puede ser el control muscular eréctil.

“Aunque la erección de los pezones y la piloerección pueden ser asociadas con algunos estímulos comunes como el frío o la excitación emocional estas reacciones están claramente separadas porque la activación de una no implica la de la otra”, señala el estudio, publicado en la revista científica Nature Neurosnciece.

“La piel de gallina y la excitación de los pezones están causados por neuronas especializadas mediante el control de los músculos de erección en estos tejidos”, apunta Alessandro Furlan, coautor del trabajo.

Durante su investigación los expertos se centraron en el estudio de las células nerviosas simpáticas y observaron que son heterogéneas y que están enfocadas en diferentes funciones.

“Ahora que tenemos la información celular y molecular, el futuro promete ser muy emocionante cuando este conocimiento se pueda utilizar para comprender cómo se forma dicho sistema durante la gestación y cómo los diferentes tipos de neuronas controlan las distintas funciones del cuerpo”, concluye Patrik Ernfors, autor principal del estudio.

También te puede interesar:

Comer esto antes de una cita romántica te ayudará a triunfar (si eres hombre)

Practicar esta actividad (yoga-sutra) durante 12 semanas aumenta el deseo sexual femenino