Pole dance: más que un baile sensual

El pole dance está cada vez más de moda. En los últimos años se han abierto escuelas de pole dance por todo el mundo para fomentar su práctica y su consolidación como deporte. Asimismo, ha aumentado considerablemente el número de personas que instalan en su casa una barra vertical de acero para practicar.

Desde sus orígenes en los años 80 en Inglaterra, se asocia a bailes sensuales de striptease y de cabaret, pero es mucho más que eso. El bailarín no solo da vueltas alrededor de una barra, sino que interpreta un tema con su cuerpo, su mueve al ritmo de la música y aguanta aferrado a la barra en complicadas posturas.

El pole dance es apto para todos los públicos. Incluso puede ser la afición compartida de una familia (Créditos: Caters)

Como espectáculo, tiene mucho éxito en actuaciones acrobáticas. Y como deporte, es un ejercicio físico muy completo. Al principio, requiere de la fuerza necesaria en brazos y piernas para soportar todo el peso del cuerpo. Con la práctica, ayuda a mejorar la flexibilidad, la postura corporal y tonificar la espalda y los abdominales. Además, los que lo han probado aseguran que te hace sentir sexy, en armonía con tu cuerpo.

El pole dance se popularizado en los últimos años, aunque sus orígenes se remontan a los años 80 (Créditos: Caters)

En la red hay muchos vídeos de aficionados mostrando su talento, y, en ocasiones, protagonizando algunos divertidos fails. El pole dance se ha popularizado tanto que, actualmente, gente de muy distinto perfil se anima a practicarlo. Hay quien lo hace de forma amateur, quien se lo toma de manera profesional, y quien implica a su familia o a sus mascotas.

También te puede interesar: