Anuncios

El príncipe de Brunéi comparte la primera foto oficial con su prometida, días antes de su fastuosa boda

Quedan apenas cinco días para que se celebre la primera gran boda real del año. Las miradas se dirigirán de nuevo al pequeño país asiático de Brunéi, donde la fastuosidad de su corte quedará reflejada en la boda del príncipe Abdul Mateen, hijo del sultán Hassanal Bolkiah, y Anisha Isa Kalebic. El enlace se prolongará durante nada menos que nueve días, como manda la tradición. Ha sido en medio de la expectación y los preparativos cuando el futuro novio, de 32 años y considerado como uno de los solteros de oro de la realeza, ha compartido la primera imagen con su futura mujer, de 31 años. En la instantánea aparecen los dos con el gesto relajado y vestidos de manera informal - el príncipe lleva un traje de chaqueta azul oscuro que contrasta con el tono claro escogido por su novia-, sonrientes ante el paso que están a punto de dar.

VER GALERÍA

El príncipe Abdul Mateen y Anisha Isa Kalebic
El príncipe Abdul Mateen y Anisha Isa Kalebic

La instantánea estaba acompañada además de una felicitación por el año nuevo. "Os deseamos lo mejor para 2024", unas palabras que en su caso suponen el inicio de una nueva etapa en su vida. Anisha Rosnah binti Adam es nieta de Isa bin Ibrahim, Ministro de la Oficina del Primer Ministro y que ha ocupado varios cargos como el de ministro del Interior y portavoz del Consejo Legislativo. El príncipe de Brunéi, hijo menor del Sultán, que es uno de los hombres más ricos del mundo, y su ex segunda esposa Hajah Miriam Abdul Aziz, es el último vástago de la expareja que se va a casar. Lo hará después de que sus dos hermanas mayores, las princesas Fadzilah y Azemah, dieran el "sí, quiero" en enero de 2022 y 2023 respectivamente. Será por tanto la tercera vez que el país de comienzo a un nuevo año con la alegría de un enlace real.

VER GALERÍA

El hijo del sultán de Brunéi en la boda de su hermana
El hijo del sultán de Brunéi en la boda de su hermana

VER GALERÍA

El príncipe Abdul Mateen con su padre
El príncipe Abdul Mateen con su padre

Los fastos comenzarán con la propuesta de matrimonio en el palacio Istana Nurul Iman, como explicó la institución en un comunicado. En esta jornada se incluyen las actuaciones de los músicos que trabajan para la Casa Real. Entre los escenarios en los que se desarrollará el enlace están el Salón de Lapau en Bandar Seri Begawan, así como la Mezquita del sultán Omar Ali Saifuddien, donde se solemnizarán los votos el 11 de enero. Se celebrará además un desfile alrededor de la capital de Brunéi, una recepción y un gran banquete el día 15, al que seguro acudirán representantes de otras monarquías venidas de todo el planeta. La llamada ceremonia de lectura de la oración marcará la clausura de todos los fastos.

VER GALERÍA

El príncipe de Brunéi tiene más de dos millones de seguidores en redes
El príncipe de Brunéi tiene más de dos millones de seguidores en redes

VER GALERÍA

El príncipe de Brunéi es piloto de helicópteros
El príncipe de Brunéi es piloto de helicópteros

El príncipe Abdul Mateen ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión al trono por lo que sus posibilidades reales de reinar son escasas. Sin embargo es frecuente verle acompañando a su padre en diversos compromisos oficiales en el extranjero como en la boda de Hussein de Jordania y la princesa Rajwa, en la coronación de Carlos III y en el funeral de Isabel II. Estudió Política Internacional en la King's College de Londres y tiene formación militar como piloto de helicópteros en la Escuela de Vuelo de Defensa en la RAF Shawbury del Reino Unido, además de haber pasado por la Real Academia Militar de Sandhurst, en la que también estuvieron los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra. Tiene el rango de capitán de las Fuerzas Armadas de Brunéi.

En sus perfiles sociales, donde es toda una celebridad con casi 2 millones y medio de seguidores, refleja, además de sus compromisos institucionales, su afición por deportes como el polo (ganó en 2018 el torneo de Sotogrande), la natación y el ciclismo, entre otros. También su físico atlético y su pasión por la naturaleza que le ha llevado a posar, sin temor alguno, con los animales que forman parte del zoo privado del sultán que reúne a unos 30 tigres de Bengala, junto con aves y otro tipo de fauna.