Anuncios

El príncipe Harry lucha para contener las lágrimas en el segundo día de su juicio

El príncipe Harry credit:Bang Showbiz
El príncipe Harry credit:Bang Showbiz

Ya ha terminado la segunda jornada del juicio que enfrenta al príncipe Harry con el Mirror Group Newspapers, durante la que ha sido interrogado durante siete horas en el estrado en el Tribunal Superior de Londres.

El día anterior había hablado del impacto que tuvo en su autoestima la imagen de "príncipe Playboy" y "tonto", o los rumores sobre su 'verdadero padre' que leía en los tabloides durante su adolescencia. Este miércoles Harry pareció derrumbarse después de que su abogado David Sherborne le preguntara cómo había vivido la experiencia de testificar: "Es mucho". Al parecer, tuvo que luchar para contener las lágrimas.

Harry alega que alrededor de 140 artículos publicados entre 1996 y 2010 por los periódicos de MGN contenían información obtenida mediante métodos ilegales, de los cuales 33 han sido elegidos para ser examinados en el juicio. La demanda de Harry se verá junto a otros tres casos "representativos" en el juicio que comenzó el mes pasado y que durará entre seis y siete semanas. Los otros tres demandantes son el actor de la serie 'Coronation Street' Michael Turner, conocido por su nombre artístico Michael Le Vell, la actriz Nikki Sanderson y la ex esposa del cómico Paul Whitehouse, Fiona Wightman.

A lo largo del miércoles el duque de Sussex fue interrogado acerca de una serie de historias difundidas por los tabloides británicos, incluida una que se hacía eco de la visita que realizó al club de striptease Spearmint Rhino. En aquel momento la prensa aseguró que Harry había mantenido una fuerte discusión con su entonces novia Chelsy Davy, que estaba supuestamente furiosa tras enterarse de que había disfrutado de un baile con una "escultural rubia" que se rumoreaba que se había sentado en su regazo.

El duque ha sido acusado de nuevo de entrar en el "reino de la especulación", al igual que sucedió el martes, por el abogado de MGN, que le ha preguntado si tiene "alguna prueba" de que la información se había filtrado porque sus llamadas estaban intervenidas.