Anuncios

Los príncipes Michael de Kent no cancelaron su agenda pública tras la muerte de su yerno

Los príncipes Michael de Kent en el funeral de Constantino de Grecia credit:Bang Showbiz
Los príncipes Michael de Kent en el funeral de Constantino de Grecia credit:Bang Showbiz

Los príncipes Michael de Kent lloraban en secreto la muerte de su yerno mientras asistían al funeral del rey Constantino de Grecia. El matrimonio fue fotografiada vestido de negro de pies a cabeza para la ceremonia que tuvo lugar en el castillo de Windsor este martes horas antes de que saliera a la luz que Thomas Kingston, el esposo de su hija Gabriella, había fallecido a los 45 años.

A su llegada a la capilla de San Jorge, el mismo lugar donde Lady Gabriella se casó con Thomas en 2019, se les vio hablando en voz baja mientras ocupaban sus asientos para rendir homenaje al padrino del príncipe de Gales. Ahora su semblante serio adquiere un nuevo significado tras conocerse el duro golpe que ha sufrido su familia.

Thomas fue encontrado muerto en un domicilio en Gloucestershire el domingo, pero su muerte no fue revelada por el palacio de Buckingham hasta el martes, a raíz del memorial del difunto rey Constantino. El príncipe Guillermo -cuya esposa Catalina continúa recuperándose de una operación abdominal- se vio obligado a cancelar su asistencia en el último minuto por "razones personales" sobre las que no dio más detalles, pero se cree que su ausencia no estaba relacionada con la muerte de Thomas

Lady Gabriella, conocida por su familia como Ella, celebró su banquete nupcial en Frogmore House, el palacio en cuyos terrenos se encuentra la antigua residencia del duque y la duquesa de Sussex. Thomas era director de la firma de capital riesgo Devonport Capital desde 2017 y pasó un tiempo en Bagdad (Irak), donde colaboró en la liberación de rehenes mientras trabajaba en la Unidad de Misiones Diplomáticas del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Por el momento, su familia no ha querido dar ningún detalle sobre las circunstancias que rodearon su muerte, pero se descarta la posibilidad de que se produjera en relación con un crimen.