Anuncios

Preocupación por la salud de Heather Locklear (Melrose Place) tras sus últimas imágenes

Las últimas imágenes que se captaron de la actriz Heather Locklear, de 61 años, han inquietado a sus seguidores. La que fue protagonista de Melrose Place fue fotografiada actuando de manera errática, balanceándose sobre una repisa, corriendo por la calle y hablando sola mientras estaba fuera de un edificio de oficinas en Malibú al que llegó acompañada de su novio Chris Heisser. Fuentes cercanas a la intérprete han conversado con el Daily Mail arrojando alguna pista acerca de lo que podría estar afectando a la salud de la artista, que habría recaído en su adicción a la bebida (la imagen inferior corresponde a 2016).

Heather Locklear en 2016
Heather Locklear en 2016

“La familia está muy preocupada. Todo el mundo se siente impotente. Richie (Sambora) y su familia, especialmente su hija Ava, que la quiere mucho” señalaron dichos allegados. Las mismas personas aseguraron que, además de haber recaído en el alcohol, estaría obsesionada con perder peso, por lo que se estaría tomando un medicamento muy fuerte para conseguirlo. Parece que esta combinación de factores habría llevado de nuevo a la intérprete a una espiral autodestructiva después de varios años de sobriedad. En 2019, después de varios años de problemas y diversos tratamientos, logró recuperarse, un período de tranquilidad que ahora parece haber terminado.

Heather Locklear y Richie Sambora con su hija Ava
Heather Locklear y Richie Sambora con su hija Ava

Los problemas de Heather comenzaron en torno al año 2006, cuando se separó del músico Richie Sambora. Entonces tuvo lugar su primera detención por conducción bajo los efectos del alcohol, bache al que siguió una década de hospitalizaciones, arrestos y tratamientos de rehabilitación. A lo largo de esos años fue detenida en varias ocasiones debido a altercados domésticos. Una muestra de este declive es lo ocurrido en 2018, cuando fue detenida por agredir verbalmente a un sanitario que acudió a una de sus llamadas de ayuda. Meses después fue ingresada en un centro psiquiátrico de Los Ángeles debido a una crisis mental. Un año después fue condenada a seguir un tratamiento de rehabilitación en un centro de salud mental debido a los cargos de agresión doméstica a los que se enfrentaba.

Heather Locklear con su hija
Heather Locklear con su hija

En aquella convulsa etapa su hija Ava, que tiene ahora 25 años, fue uno de sus máximos apoyos. La hija de la artista con Richie Sambora graduada en Psicología, terminaba el pasado mes de mayo un un master de terapia familiar, algo de lo que se confesaba muy orgullosa. Su madre le dedicaba entonces unas palabras: “Más que orgullosa de mi brillante y cariñosa hija. Felicidades. Eres única”.

La actriz Heather Locklear saltó a la fama interpretando a Stacy Jo Carrington con solo 20 años en la serie Dinastía, el primer proyecto en el que coincidió con el productor Aaron Spelling. Volvió a trabajar con él luego en Melrose Place (1993 -1999), secuela de la famosísima Sensación de Vivir y donde interpretaba a Amanda Woodward. Esta serie le valió cuatro nominaciones consecutivas a los Globo de Oro. Después participó en proyectos como T. J. Hooker, Ojos de fuego (como madre de Drew Barrymore en 1984), Spin City (como Caitlin Moore) y en The Perfect Man (2005), entre otros títulos.

Heather Locklear con Richie Sambora
Heather Locklear con Richie Sambora

En 1986 se casó con Tommy Lee, batería de la conocida banda de rock Motley Crüe del que, dada la tormentosa vida del músico, se separó siete años después. En 1994 se enamoró de otro rockero, Richie Sambora, guitarrista de Bon Jovi. Con él tuvo a su única hija en 1997 a la que puso de nombre Ava. Su separación en 2006 fue una auténtica sorpresa no solo para la opinión pública, sino para el propio Sambora, que se enteró mientra estaba de gira. Se alejó entonces de la primera línea de los focos y comenzó un declive que, como se puede comprobar, no ha cesado. Tuvo después algunas relaciones con Mark Harmon o David Spade, aunque actualmente sale con Chris Heisser.