Anuncios

La presunta víctima de Paul Haggis aseguró haber sido “violada durante días”

Paul Haggis, con prisión domiciliaria en Italia
Paul Haggis, con prisión domiciliaria en Italia

Luego de que trascendiera que Paul Haggis se encontraba tras las rejas por una denuncia de violación, ahora surgen más detalles del hecho. Medios italianos publicaron algunas de las afirmaciones hechas por la presunta víctima que fue encontrada acurrucada en un rincón del aeropuerto de Brindisi, en el sur de la Península Ibérica, con heridas, según el informe forense, compatibles con violencia sexual. “Me violó durante días”, dijo.

La policía de la ciudad de Brindisi afirmó que la mujer británica que acusó al director tenía lesiones que coincidían con sus acusaciones. Según un resumen de la denuncia al que tuvo acceso The Daily Beast, ella contó que todo comenzó por una supuesta propuesta de trabajo. “Se suponía que íbamos a trabajar juntos, pero en cambio me violó desde el domingo por la noche hasta el miércoles”, aseguró. Además, la mujer dijo que el realizador la dejó antes del amanecer frente al aeropuerto de Brindisi en la provincia de Puglia. Si bien no tenía dinero, Haggis le habría dado unos euros para comprar un boleto de avión cuando abriera el aeropuerto.

Según detalló el informe, la británica fue encontrada escondida en un rincón del aeropuerto por una azafata que alertó de inmediato a las autoridades. “Ella fue destruida”, dijo la asistente de vuelo a la policía, “Hablaba con dificultad”, sumó. Después de un examen médico inicial en la clínica de salud del aeropuerto, la llevaron al hospital para recibir tratamiento de acuerdo con el “protocolo rosa” de Italia para las víctimas de violación, que incluye asesoramiento psicológico.

La oficina del fiscal sostuvo que la mujer “sufrió repetidas agresiones sexuales sin consentimiento”, entre ellas, una tan violenta por la que se vio obligada a buscar atención médica. Según el informe del médico forense, la violencia fue tal que la dejó incapaz de tener relaciones sexuales. Recién cuando ella quedó incapacitada, afirmó en la declaración, él la llevó sola al aeropuerto desde la ciudad turística de Ostuni, a una hora de distancia. Recordemos que el director de cine de 69 años se encontraba en esa ciudad porque sería parte del Allora Fest.

La policía investigó las acusaciones y examinó las imágenes de las cámaras del pasillo del hotel de Haggis y del aeropuerto. De acuerdo con los informes, ese material es una prueba de que la mujer estaba con él. Recién cuando la británica salió del suelo italiano los efectivos arrestaron al realizador. Estuvo bajo custodia durante la noche, pero fue puesto en libertad bajo arresto domiciliario en un hotel en Ostuni, a la espera de la lectura de cargos, que tendrá lugar esta semana.

Una de las abogadas de Haggis, Priya Chaudhry, se negó a comentar sobre el caso a The Hollywood Reporter, citando una ley inexistente que, según ella, le prohíbe comentar sobre casos en curso. “Dicho esto, confío en que todas las acusaciones contra el señor Haggis serán desestimadas”, dijo Chaudhry en un correo electrónico al medio. “Es totalmente inocente y está dispuesto a cooperar plenamente con las autoridades para que la verdad salga a la luz rápidamente”.

El abogado italiano del director, Michele Laforgia, ha estado hablando con medios locales y confirmó a The Daily Beast que la primera cita en la corte de su cliente está programada para el jueves. Dijo que cree que Haggis es “completamente inocente” y que esperan la máxima celeridad de todas las investigaciones necesarias para esclarecer el asunto. Agregó que hasta que no se presenten los detalles de los cargos, “no podemos declarar nada más, ni entrar en el fondo de las acusaciones”.

El realizador canadiense reconocido en Hollywood por su trabajo en el film Vidas Cruzadas (2004), por el que ganó los premios Oscar a mejor película y mejor guion, y por el guion de Million Dolar Baby, ya ha sido acusado en otras oportunidades. La publicista Haleigh Brest presentó una demanda civil al acusarlo de violencia en 2017. Más tarde tres mujeres más lo acusaron de abuso sexual. Él negó todas las acusaciones. Haggis, quien dejó la Iglesia de la Cienciología en 2009, afirmó que las acusaciones de abuso sexual son simplemente una represalia de la iglesia. Sus acusadores niegan esa afirmación.