Anuncios

Priscilla Presley se quebró al recordar a su hija, Lisa-Marie, habló sobre la disputa por la herencia y aseguró que hubiese preferido que Michael Jackson no se acercara a su familia

Priscilla Beaulieu se quebró al recordar a su hija, Lisa-Marie Presley, habló sobre la disputa familiar por la herencia y aseguró que hubiese preferido que Michael Jackson no se hubiese acercado a su hija
Priscilla Beaulieu se quebró al recordar a su hija, Lisa-Marie Presley, habló sobre la disputa familiar por la herencia y aseguró que hubiese preferido que Michael Jackson no se hubiese acercado a su hija

Su familia es, desde hace más de 50 años, una de las más conocidas en todo el mundo. Sin embargo, ella se las ha arreglado para aparecer en los medios en contadas ocasiones. Pero esta semana Priscilla Presley decidió romper el silencio y abordar uno a uno los misterios de su matrimonio con Elvis Presley y las tragedias que la asolaron en el último tiempo.

El motivo por el que aceptó brindar una entrevista con el periodista Piers Morgan para LiTalkTV fue el estreno de Priscilla, la nueva película dirigida por Sofia Coppola basada en su vida. Allí, el gran amor del rey del rock and roll estadounidense dio detalles de su noviazgo con la estrella de la música, pero también abordó uno de los momentos más difíciles de su vida: la inesperada muerte de la hija de ambos, Lisa-Marie, ocurrida el 12 de enero.

Priscilla Presley junto a su fallecida hija, Lisa Marie Presley
Priscilla Presley junto a su fallecida hija, Lisa Marie Presley

El golpe más duro

La última vez que madre e hija fueron retratadas en público fue en la ceremonia de entrega de los premios Globo de Oro 2023, en la que el actor Austin Butler ganó el premio a mejor actor por su interpretación de Elvis en el film de Baz Luhrmann. “ No se veía bien esa noche y yo estaba preocupada. Le pidió a Jerry Schilling, uno de mis mejores amigos, si podía sostenerla. Sus tacones eran altos, pero los había usado antes... Pensé: ‘¿Está bien?’. Realmente no se veía muy bien, se veía muy frágil ”, recordó Priscilla.

“Luego vimos el programa y nos reímos un poco, y todos estábamos entusiasmados con Austin Butler y con el director de la película. ¡Es que al film le fue tan bien! Estábamos orgullosas de ellos. Luego ella me propuso ir a tomar una copa al Chateau Marmont”, sumó. Cuando llegaron al emblemático hotel de Sunset Boulevard, las cosas empeoraron. “Las dos teníamos tacones altos; tropezamos en las escaleras, y comenzamos a reír y reír. Luego nos sentamos y ella, de repente, me dijo que tenía que irse porque le dolía mucho el estómago. Yo dije: ‘Está bien, conseguiremos los autos ahora’. Luego la abracé y ella siguió su camino, y yo seguí el mío, y ese abrazo fue el último abrazo que le di”, rememoró.

Jerry Schilling y Lisa Marie Presley en la ceremonia de los Globo de Oro, el 10 de enero de 2023
Jerry Schilling y Lisa Marie Presley en la ceremonia de los Globo de Oro, el 10 de enero de 2023 - Créditos: @JOE SCARNICI

Dos días más tarde, su exyerno, Danny Keough, la llamó para informarle que Lisa-Marie había sido internada. Cuando llegó, ya era demasiado tarde. Lisa Marie Presley falleció a los 54 años como consecuencia de la obstrucción intestinal provocada por un bypass gástrico al que se sometió hace unos años. “ Fue insoportable. Perdí a mi madre, perdí a mi nieto y perdí a mi hija. Todavía es impactante que no la tengamos. (...) Lo sentí como si me quitaran gran parte de mi vida ”, repasó Prisicilla, con los ojos llenos de lágrimas.

La sucesión de tragedias comenzó en julio de 2020 cuando su nieto Benjamin Keough, de 27 años, se quitó la vida disparándose con un arma. En agosto de 2021, murió su madre Anna, de 95 años.

Elvis Presley, Priscilla y una recién nacida Lisa-Marie, en febrero de 1968
Elvis Presley, Priscilla y una recién nacida Lisa-Marie, en febrero de 1968

En ese punto, Priscilla habló por primera vez de los impulsos suicidas de su hija luego de la muerte de su nieto. “ Perder a Ben fue lo más difícil para ella. Él se quitó la vida, y él era el amor de su vida. Ella lo adoraba. Hubiese dado cualquier cosa por él, cualquier cosa . Dos meses antes de que ella muriera estábamos en Memphis, sentadas en la suite, y ella dijo: ‘Mamá, no sé si quiero estar aquí’. Yo le pregunté de qué estaba hablando, y me respondió: ‘Ya sabés, mi Ben’. Y comenzó a hablarme sobre él y como todavía estaba atravesando el duelo”, recordó.

“ Creo que sí, que quería morir. Ella realmente, quería irse antes, pero las gemelas aún eran jóvenes, o demasiado jóvenes, digámoslo de esa manera ”, confesó Priscilla, refiriéndose a las hijas gemelas de Lisa-Marie, Harper y Finley, que tenían solo 13 años al momento del fallecimiento de su madre. En ese momento, rompió en llanto y la entrevista debió interrumpirse por unos momentos.

La herencia

Una vez recuperada, Priscilla se refirió a los rumores que indican que tras la muerte de su hija protagonizó una dura disputa con su nieta mayor, la actriz Riley Keough, por la herencia. El conflicto habría comenzado cuando ella descubrió que su hija había cambiado en secreto su testamento en 2016, destituyéndola como administradora del patrimonio de Elvis y reemplazándola con sus dos hijos mayores, Benjamin y Riley Keough. Al enterarse, acudió a la Justicia alegando que no había sido notificada sobre el cambio. Esa presentación abrió las puertas para que se empezara a especular con una desgarradora disputa entre abuela y nieta.

Riley Keough y Priscilla Presley
Riley Keough y Priscilla Presley

Finalmente, la situación se resolvió en mayo: Riley, según trascendió, le pagó a su abuela 1 millón de dólares y otros 400 mil en concepto de costos legales, pero siguió siendo la única administradora del patrimonio, incluida la emblemática y mítica Graceland, que gracias a la determinación de Priscilla de mantener vivo el legado de Elvis genera más de 100 millones de dólares al año. A su vez, Priscilla ganó el lugar de “asesora especial remunerada” del fideicomiso.

“La amo. Siempre nos hemos llevado bien. Lo que nos ocurrió fue que intentamos, como podíamos, descubrir el testamento, como se hace normalmente. Pero Riley y yo siempre hemos estado juntas. Creo que ella será genial, me ha preguntado algunas cosas sobre qué hacer. Quiero ayudarla con Graceland. Tiene una gran cabeza sobre sus hombros. Confío en ella”, aseguró Priscilla.

“Hubiera preferido que no se casara con Michael Jackson”

Otro de los temas controversiales que la exesposa de Elvis no esquivó durante la entrevista fue el polémico y extraño matrimonio de su hija con Michael Jackson. “Fui honesta con ella. Recuerdo que estábamos en Hawái, caminando juntas por la playa, y ella dijo que estaba preocupada porque no lo veía nunca. Ellos ya estaban casados. Yo le pregunté dónde iba él y me respondió que no lo sabía. “No sé adónde va. Desaparece y me llama con suerte tres o cuatro días después”, rememoró.

Michael Jackson y Lisa-Marie Presley en 1994
Michael Jackson y Lisa-Marie Presley en 1994 - Créditos: @Bebeto Matthews

“Siempre sentí que Michael Jackson amaba a Elvis, o lo respetaba. Por eso, llegué a pensar que esa era la verdadera motivación para acercarse a Lisa-Marie. Eso me preocupaba y fui sincera con ella. Siempre lo consideré muy talentoso, pero nunca llegué a conocerlo realmente. Hubiese preferido que no se casaran, porque siempre sentí que él solamente estaba muy intrigado por Elvis. Creo que se acercó a ella porque era una Presley ”, disparó.

Con respecto al controvertido romance que ella misma mantuvo con el padre de su hija, cuando él ya era todo un hombre y ella tenía apenas 14 años, aseguró: “Comprendo que esa situación, en la actualidad, pueda sonar algo extraña, pero lo cierto es que nunca estábamos solos. Siempre había gente alrededor. Y él nunca jamás fue agresivo conmigo. Nunca hicimos el amor hasta la noche de bodas. De alguna manera, yo era alguien en quien él confiaba y con quien podía hablar y abrir su corazón ”, indicó. La mujer aseguró, una vez más, que la primera vez que durmieron juntos fue en su noche de bodas, siete años después de haberse conocido, y que esa noche concibieron a Lisa-Marie.

El matrimonio duró solo seis años, pero siempre estuvieron conectados. “Lo extraño mucho. Extraño sus palabras, extraño su amor, extraño su risa, extraño su energía, extraño los momentos divertidos. Realmente no te das cuenta de los momentos divertidos que estás viviendo hasta que ya pasaron. Miro los álbumes y las fotos y pienso: ‘¡Dios mío! ¡Nos divertimos mucho! ¡Hicimos tantas cosas! Él todavía está ahí”, expresó.