Anuncios

“Fue puro abuso”, Britney Spears publica detalles de lo que vivió bajo la tutela de su padre

Britney Spears protagonizó nuevamente una ola de reacciones en redes sociales, luego de que en su cuenta de YouTube se publicó un audio de más de 20 minutos, que después fue borrado, en el que relata lo que vivió durante más de una década de tutela judicial.

“He tenido toneladas de oportunidades, Oprah, entrevistas, de tener una plataforma y compartir dificultades y/o en realidad lo que sea que pase por mi mente”, se escucha en los primeros segundos del audio en el que asegura que el miedo a ser juzgada le ha impedido relatar su historia.

La princesa del pop ha expresado en ocasiones anteriores que fue un periodo que le provocó estrés, depresión y angustia, y la llevó a dejar de hacer música durante 6 años. También ha compartido en redes sociales respuestas a diferentes declaraciones de su familia a quienes también responsabiliza por no haberla ayudado y haber tomado partido con su padre, James Spears.

Sin embargo, el audio que fue recuperado por sitios especializados en espectáculos como TMZ, es mucho más íntimo y detallado.

“Si eres raro e introvertido como yo, que se siente solo gran parte del tiempo y necesitabas escuchar una historia como esta hoy para no sentirte solo, debes saber esto: mi vida está lejos de haber sido fácil y no estás solo”, dice la voz que se identifica como la de Britney Spears tras narrar algunas de las cosas que vivió durante 13 años.

En noviembre pasado, la cantante salió victoriosa de la batalla legal que comenzó para liberarse de la custodia, con el respaldo de un extenso movimiento que iniciaron sus fans en internet con el lema #FreeBritney.

“Ahora sé que todo fue premeditado. Una mujer le dio la idea a mi papá y mi mamá de hecho le ayudó a llevarlo a cabo. Todo fue un montaje, no había drogas en mi sistema, no había alcohol, fue puro abuso y no he compartido ni la mitad de lo que fue”, dice cuando narra la forma en que fue engañada para ser internada contra su voluntad en enero de 2008, situación que dio origen a la tutela, un año después de separarse de su esposo Kevin Federline.

“Me decían que estaba gorda todos los días, tenía que ir al gimnasio. No recuerdo haberme sentido tan desmoralizada, ellos solo me hicieron sentir nada. Seguí con ello porque tenía miedo, estaba aterrorizada y llena de miedo”, relata la intérprete.

Tras su internamiento, acusa Spears, siguió trabajando a pesar de no tener derecho a controlar sus finanzas. Dos semanas después de salir del hospital ya se encontraba grabando, Circus.

En 2011 lanzó “Femme Fatale”; “Britney Jean” en 2013; y “Glory” en 2016. Durante ese tiempo también realizó más de 4 giras y comenzó su residencia en Las Vegas misma que, según relata, realizaba sin ningún ánimo pues no podía salir como el resto de los bailarines o hacer lo que quería porque la tutela le impedía, incluso, llevar efectivo con ella.

“Mis presentaciones fueron horribles, lo sé”, admite.

Fue en el periodo de sus presentaciones en Las Vegas y al finalizar la grabación de “Glory” que la cantante cuenta que comenzó a tener más seguridad en ella misma, por lo que en un momento solicitó un cambio en la coreografía del show nuevo, lo que provocó la interrupción en su carrera musical.

En la prensa se dijo que se debía a que su padre estaba en el hospital, sin embargo, Spears narra que le obligaron a dar esa explicación y que su padre la amenazó con llevarla a la corte en donde le aseguró que ella no tenía posibilidades de ganar.

“Es importante poner siempre a tu familia en primer lugar… y esa es la decisión que tuve que tomar. Tuve que tomar la difícil decisión de poner toda mi atención y energía en mi familia en este momento. Espero que todos puedan entender", escribió en aquel momento para disculparse.

A partir de entoces la situación legal de la tutela tuvo varios cambios y comenzó a llamar la atención de los seguidores de la cantante. En mayo la cantante compareció ante el tribunal para solicitar que se aliviaran las restricciones con las que vivía, que incluían el no tener puertas en el baño, según narra, para que alguien pudiera vigilarla.

Meses después Kevin Federline, padre de los dos hijos adolescentes de la cantante, solicita una orden de restricción contra Jamie Spears después de un “altercado físico” con el mayor de ellos. En consecuencia, el tiempo que Britney podía pasar con ellos se redujo de forma considerable.

Hace unas semanas, Britney aseguró que fue su madre quien le dijo que entregara la tutela de los niños a Federline.

A mediados del 2020, el propio hermano de Britney dijo en un podcast que la cantante había querido salir de la tutela durante años sin conseguirlo. Meses después, a inicios del 2021, el documental Framing Britney Spears, del New York Times, mostró la forma tendenciosa en que la prensa amarillista y los tabloides trataron a figuras como Spears en la década del 2000.

“Estaba asustada, rota. Comparto esto porque quiero que la gente sepa que solo soy un ser humano. Me siento victimizada después de estas experiencias y, ¿cómo puedo enmendar esto si no hablo de ello?”, se pregunta Britney al asegurar que hoy tiene una increíble canción con uno de los artistas más grandes del momento, haciendo referencia a “Hold me closer”, el remix que grabó junto a Elton John.

Una segunda parte del documental del Times llamado Controlling Britney Spears mostró que su padre colocó dispositivos de vigilancia en la habitación de la cantante y tuvo acceso a sus llamadas y mensajes. Aunque el abogado de Jamie aseguró que la cantante estaba al tanto de las grabaciones, un mes después fue destituido de la tutela financiera.

Cuando el equipo legal de la cantante pudo tener acceso a la información fiscal, acusó a su padre de malos manejos y de gastar 36 millones de dólares de su patrimonio. Acto seguido, el propio Jamie Spears solicitó la “terminación inmediata” de la custodia legal y Britney fue por fin libre.

Jamie Spears fue citado en la corte de Los Angeles al ser acusado de uso fraudulento del patrimonio de la princesa del pop y de una invasión “inconcebible” a la privacidad de su hija adulta. En caso de ser hallado culpable, podría pasar un tiempo en la cárcel.