Quieren desconectar a la hermana de Bobby Larios que está en coma

Michael Soto
Crédito: Primer Impacto/Univision

Bobby Larios está desesperado, le acaban de dar la mala noticia de que su hermana Maria del Carmen, quien está en coma desde el miércoles pasado, después que fue brutalmente golpeada en un asalto en su propia casa de Ensenada, Baja California.

Resulta que después de casi una semana, los doctores han diagnosticado que la señora tiene muerte cerebral.

“Ahora, diagnosticada con muerte cerebral, la familia está a la espera de que ocurra un milagro y logre despertar del coma, pero su esto no llegará a suceder para el día de mañana, los médicos aseguran que sería necesario desconectarla del respirador artificial”

El actor está pidiendo una red de oración para que se de un milagro y su hermana despierte.

Los hechos ocurrieron el pasado martes 13 de junio, donde Maria del Carmen Larios, hermana del actor, fue encontrada desnuda, inconsciente y brutalmente golpeada en su casa.

El actor en una muestra de pedir de ayuda comenta en un video “Te pido ayuda por la salud de mi hermana Mari Carmen Larios, oremos con todo el amor del mundo para que ella pueda pasar esta faceta. Con el corazón te pido que me ayudes a orar para que pueda abrir sus ojos y continúe con su vida tranquilamente, gracias por tu apoyo”.

Bobby llevaba más de 15 años que no veía a su hermana, la semana pasada el dijo a Univision.

“Me contactaron por mi página de Facebook diciéndome que había una señora que habían llevado al Hospital General de Ensenada que se llamaba María del Carmen Larios, que por el apellido creían que podría ser familiar mío y efectivamente era mi hermana, a la que tenía más de 15 años sin ver”.

El ex de Niurka, tuvo que reconocer a su hermana a través de unas fotografías que le mandó una enfermera. Debido a los fuertes golpes que presenta en cara y cuerpo, el neurocirujano del hospital, les dio terribles noticias: “Prácticamente me dijo que tiene muerte cerebral, la operaron con el riesgo de que pudiera morir en el quirófano por lo delicado o con secuelas irreparables. La operación duró tres horas, sigue en coma y estamos esperando a que ocurra prácticamente un milagro”, dijo Bobby Larios