Quién es R. Kelly, el “fabricante de hits” que acaba de ser condenado a 30 años de cárcel por abuso y tráfico sexual

·7  min de lectura
R. Kelly, creador de hits como "I believe I can fly", fue condenado hoy a 30 años de prisión
R. Kelly, creador de hits como "I believe I can fly", fue condenado hoy a 30 años de prisión - Créditos: @Antonio Perez

La nueva sentencia de 30 años de cárcel por abuso y tráfico sexual que pesa sobre el músico R. Kelly es uno de varios procesos judiciales que este astro del R&B enfrenta desde finales de la década del noventa, cuando Tiffany Hawkins lo denunció por agresión y acoso (ella tenía 15 años, en 1991).

Esa primera denuncia conocida, que luego tuvo un arreglo económico por fuera de los tribunales, es de febrero de 1997. Más tarde aparecieron muchas otras, especialmente desde que se conoció el documental Surviving R. Kelly, que describe el accionar del músico. “Fui la primera chica y nadie me creyó y después de eso siguió sucediendo, una y otra y otra vez”, dice Hawkins en esa producción para la pantalla.

Robert Sylverter Kelly nació en Chicago, el 8 de enero de 1967. Es el tercero de los cuatro hijos de Joanne, una madre soltera que intentó abrirse camino en la vida. Robert no tuvo una infancia que recuerde con alegría. De hecho, en un libro autobiográfico contó que cuando su madre y sus abuelos no estaban en la casa, fue abusado por una mujer al menos diez años mayor que él.

En la infancia de Kelly también hay primeros pasos en la canción, en el coro de la iglesia, y luego el impulso de su profesora de música, Lena McLin, para anotarse en un concurso de talentos, con la canción de Stevie Wonder, “Ribbon In The Sky”. Desde entonces, no paró. Y a pesar de que el básquet fue otra de sus pasiones, la música resultó el camino más largo y exitoso. Primero fue músico callejero. Formó bandas y volvió a su lugar de solista. Vendió más de 100 millones de discos y fue uno de los artistas de R&B más famosos de la década del noventa. Hasta compuso uno de los hits de Michael Jackson.

“You Are Not Alone” fue una balada que a Jackson le habría venido muy bien para mejorar su estado de ánimo cuando en 1993 fue acusado por abuso infantil. Aunque la letra no fue escrita en relación a esto, sino a raíz de la perdida de dos personas cercanas a Kelly, Jackson la incluyó en su disco HIStory: Past, Present and Future, Book I.

“Me emociona (...) siento que podría haber hecho su álbum entero. Sin ser egoísta. Yo estaba más que sorprendido al respecto. Fue una experiencia fuera de este mundo -comentó en ese momento Kelly-. Es asombroso saber que hace cinco años yo escribía canciones en un sótano en el gueto y ahora estoy escribiendo para Michael Jackson . Sería un tonto si no dijera que es un sueño hecho realidad”.

R. Kelly hace casi una década, cuando las denuncia por su conducta sexual todavía no habían tomado la dimensión actual y los tribunales le daban la chance de una fianza
R. Kelly hace casi una década, cuando las denuncia por su conducta sexual todavía no habían tomado la dimensión actual y los tribunales le daban la chance de una fianza - Créditos: @Frank Micelotta

Kelly, un auténtico “fabricante de hits” (tanto para él como para otros artistas) ganó 3 premios Grammy, 11 Soul Train Music y 2 American Music Awards. “Bump N’ Grind”, “Your Body’s Callin”, “Gotham City” (de la película Batman y Robin), “Ignition”, “If I Could Turn Back the Hands of Time”, “I Believe I Can Fly” y “The World’s Greatest” fueron algunos de sus temas más exitosos.

Con la llegada del nuevo milenio siguió cosechando éxito. En 2002 y 2004, publicó dos álbumes en colaboración con el rapero Jay-Z y participó en producciones de Sean Combs, Snoop Dogg, Jennifer Hudson, Celine Dion, Justin Bieber, Mariah Carey , The Notorious B.I.G., Ludacris, Tyrese Gibson, Bruno Mars, Wisin & Yandel, Kanye West y Lady Gaga.

Escenario judicial

Luego de la denuncia de Tiffany Hawkins también hubo otras que se arreglaron de manera extrajudicial, o que las condenas no implicaron reclusión, porque las penas se resolvieron bajo fianza.

En 2001, Tracy Sampson lo demandó por abuso sexual y el caso se resolvió fuera de la corte de Illinois. Al año siguiente el matutino Chicago Sun-Times recibió un video en donde se habría visto a Kelly tener sexo con una menor, aunque tanto la familia de la chica como el músico negaron el hecho. También ese año fue acusado por pornografía infantil, pero quedó libre por el pago de una fianza. En 2003 avanzaron las investigaciones en su contra por este tema. Incluso llegó a ser arrestado en un hotel, pero, según el juez, la policía actuó sin orden judicial.

Mientras tanto, lanzó los álbumes Chocolate Factory, Happy People/You Saved Me, TP-3 Reloaded y Double Up, que llegan a los primeros puestos de los rankings. En esos primeros años del nuevo siglo surgen más acusaciones. Andrea Kelly, con quien se había casado en 1996 y tuvo tres hijos, lo denunció por agresiones durante los meses que duró el divorcio (formalmente quedo establecido en 2009). En la década anterior Kelly había estado casado apenas un año con la modelo, actriz y cantante Aaliyah, pero su matrimonio fue anulado porque mintieron con la edad. Aaliyah tenía 15 años cuando declararon 18. Años después la cantante falleció en un accidente aéreo, cuando tenía 22 años.

La conducta del cantante provocó protestas colectivas, como la que fue lanzada en 2017 como #MuteRKelly, impulsada por gente que aseguraba que el músico les había “lavado el cerebro a sus hijas”. Al año siguiente el movimiento Time’s Up, de lucha contra el abusto se sumó a #MuteRKelly y pidió que se investigara al músico. Mientras tanto, comenzaron a resonar dos documentales, uno elaborado por la BBC (R. Kelly: Sex, Girls & Videotapes”) y el mencionado Surviving R. Kelly, que emite Lifetime.

La respuesta de los abogados de Kelly no se hizo esperar: “Resistiremos vigorosamente este intento de linchamiento público contra un hombre negro que ha hecho contribuciones extraordinarias a nuestra cultura”.

Hasta 2019, el cantante R. Kelly logró entrar y salir de los tribunales sin ser detenido
Hasta 2019, el cantante R. Kelly logró entrar y salir de los tribunales sin ser detenido

Pero un año después, el artista no pudo evitar la prisión. Si bien salió bajo fianza reiteradas veces, casi en simultáneo, dos tribunales determinaron que ese recurso ya no sería válido. El 16 de julio de 2019, por los tribunales de Chicago, y el 2 de octubre en Nueva York. En todo momento Kelly se declaró inocente de abuso sexual de mujeres y menores de edad que lo iban a ver a sus shows. Sus defensores aseguraban que se trataba de fans interesadas en el músico.

El 27 de septiembre del año pasado, en los tribunales de Brooklyn, lo declararon culpable de tráfico sexual, por esa condena recibió hoy una pena de 30 años de prisión. Casi un mes después de la sentencia neoyorquina, en Chicago, otro tribunal determinó que fuera juzgado por pornografía infantil y obstrucción a la justicia. Esta causa todavía está por resolverse.

Efecto contrario

Ante tantas denuncias, a mediados de 2018, Spotify decidió quitar de su listas de reproducción los temas del cantante. Pero esa decisión estuvo lejos de marcar el ocaso del artista de R&B; de hecho, lo benefició, porque si bien entró en una “lista negra”, su música no fue retirada de la plataforma y hasta ha experimentado un leve crecimiento en las estadísticas.

Antes del 10 de mayo del 2018 su catálogo tuvo un promedio de 6.584.000 reproducciones semanales, y una semana después de la “sanción”, trepó a 6.676.000. Eso significa que, aunque los usuarios ya no lo encontraban entre las sugerencias de la plataforma, el interés por el intérprete de éxitos como “I Believe I Can Fly” se mantenía. O quizá cierto morbo cuando un caso tan mediático se impone.

En enero de 2019 Lady Gaga se solidarizó con las mujeres afectadas por el cantante y anunció que retiraría de las plataformas digitales el tema que grabó con él en 2013, “Do What U Want” y que dice: “So Do What U Want, What U Want With My Body. Do What U Want, Don’t Stop Let’s Party.” (Haz lo que quieras, haz lo que quieras con mi cuerpo; no te detengas, vamos a la fiesta”.

Lady Gaga se disculpó por aquel tema que grabó hace casi ya una década al enterarse de todas las denuncias que pesan sobre R. Kelly, y aseguró que no volvería a trabajar con él.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.