Ralph, el Demoledor, de Rich Moore, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

·6  min de lectura
Ralph, el Demoledor, de Rich Moore, ¿qué dijo la crítica en su estreno?
Ralph, el Demoledor, de Rich Moore, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Para cuando se estrenó Ralph, El Demoledor (86%), aún no llegaban otras joyas animadas de esa nueva era como Frozen: Una Aventura Congelada (89%), que no solo destacó por su historia sino por sus canciones. La película animada dirigida por Rich Moore ofreció algo muy diferente a lo que llegaría después, con una cinta plagada de personajes salidos de todos los rincones de la cultura popular, incluyendo videojuegos y hasta los propios clásicos de Disney. Casi como si se tratara de una Ready Player One: Comienza el Juego (78%) por su cantidad de referencias, pero más colorida y con un mensaje que llega con mayor facilidad a los más chicos.

No te lo pierdas: Películas basadas en videojuegos que merecen una segunda oportunidad

Hace una década, un villano de videojuegos se ganó el corazón de los espectadores, ese que muchos aficionados a los videojuegos probablemente recordaron de los arcades. Con las voces de John C. Reilly, Sarah Silverman, Jack McBrayer, Jane Lynch, Alan Tudyk, Mindy Kaling, entre otros, Ralph, El Demoledor (86%) llegó a cines con una trama que se centra en el personaje del juego de arcade Wreck-It Ralph (John C. Reilly), quien está cansado de ser siempre el malo de la historia y perder ante su oponente bueno, Fix-It Felix (Jack McBrayer).

Finalmente, después de décadas de ver que toda la gloria recaía en Félix, Ralph decide tomar el asunto en sus propias manos. Así, lo vemos embarcarse en un viaje entre juegos para demostrar que, al contrario de lo que se cree, tiene todo lo que se necesita para ser un héroe. Sin embargo, nada puede ser perfecto ya que mientras emprende su camino, Ralph libera por accidente a un enemigo mortal que amenaza toda la sala de juegos, y allí es cuando debe demostrar de qué está hecho.

Una de las razones por las que destaca el filme es la moraleja que presenta: ser uno mismo y encontrar su lugar en el mundo. Esto se establece rápidamente al conocer al villano, así como también ese regalo que la película da a lo largo de las escenas donde se presenta una gran cantidad de cameos de personajes de videojuegos que son algunos de los favoritos del público. Además, es una historia que logra una gran conexión entre el espectador y el protagonista, ya que logra que, como audiencia, veamos el propósito de Ralph antes que él, lo que aumenta la empatía por él mientras se desarrolla su viaje.

Te recomendamos: Películas animadas de Disney que hicieron historia

Esto se amplifica cuando entra en escena la molesta Vanellope (Sarah Silverman), un personaje que durante la mayor parte de la película no tiene otro propósito que el de molestar a Ralph y por ende a la audiencia. La cinta tampoco temió en mostrar una gran cantidad de personajes de Disney, y lo hizo con un cameo de las princesas, incluidas Elsa y Anna de Frozen, en lo que dio lugar a una de las escenas más amadas por los fans ya que se trató de ese raro momento en el que pudieron aparecer todas juntas.

Otro recurso que utilizó el filme, y que estaba lejos de ser un concepto nuevo, fue el del giro del villano, que le ganó varios elogios… al comienzo, porque luego fue demasiado utilizado y en algunas películas dejó de tener el mismo efecto que en los primeros títulos en los que se recurrió a él. Descubrir quién es el antagonista real en la historia es algo que ya se hizo en varias películas de Pixar, y la aventura de Ralph también lo imitó, pero esta película lo hizo tan bien que causó un impacto y contribuyó a que este sea un viaje interesante con una revelación que sorprendió al público.

El resultado, para la crítica, fue algo muy positivo y eso se tradujo en una calificación bastante buena. De Ralph, El Demoledor (86%) se destacó el hecho de que es una película que puede ser tan entretenida para los niños como para los adultos y que supo usar las referencias a su favor para mantener a todos muy enfocados en la pantalla. Fue descrita como una cinta inteligente y colorida con una “alegre nostalgia” y temas que son aptos para toda la familia. Incluso se la llegó a elogiar como una gran “metaficción pop” de visita obligatoria para quienes amaron jugar en arcades.

A una década de su estreno, los recuerdos sobre Ralph, El Demoledor (86%) son valorados de la misma forma que en su lanzamiento, lo que significa que está envejeciendo muy bien. Esto fue lo que dijo la crítica al respecto:

Brian Eggert de Deep Focus Review:

El guión de Phil Johnston y Jennifer Lee encuentra personajes tristes, atrapados y tontos encerrados dentro de su programación y desesperados por escapar, y en estos escenarios enérgicos y coloridos, perderse en su lucha por la libertad y la aceptación es fácil.

Keith Garlington de Keith & the Movies:

Ralph, el Demoledor pone la mesa muy bien, pero casi desperdicia su originalidad e inteligencia con su sección media frenética y ocasionalmente adormecedora.

Derek Malcolm de London Evening Standard:

La película está muy bien animada pero lo suficientemente confusa como para ser casi impenetrable a veces.

Jake Wilson de The Age (Australia):

Efervescente, colorida y con una trama intrincada, esta metaficción pop de 2012 de Rich Moore de Los Simpson hace por los juegos clásicos de arcade lo que Who Framed Roger Rabbit hizo por la Edad de Oro de la Animación.

Larushka Ivan-Zadeh de Metro:

Ralph, el Demoledor es una visita obligada para cualquiera que haya crecido jugando juegos de arcade de la década de 1980, y a sus hijos también les encantará.

Monica Castillo de Bitch Media:

Ralph, el Demoledor es una de esas raras películas que es divertida para volver a ver, pero aún así está salpicada de suficientes referencias ocultas para que valga la pena volver a verla. Después de una segunda visita este fin de semana, todavía me quedé impresionada.

Tim Robey de Daily Telegraph (UK):

La animación gordita en 3D, la colocación inteligente de productos y el humor insignificante coronaron mi entusiasmo casi a la mitad del deleite total.

Simon Crook de Empire Magazine:

Una Who Framed Roger Rabbit para la generación de los joysticks que, a pesar de sumergirse en mitad del acto en el territorio genérico de Disney, obtiene puntajes altos en risas, inventiva y afecto de 8 bits.

Michael Phillips de Chicago Tribune:

O lo amarás o lo admirarás, mientras deseas que se calme y, no sé, tal vez tome un libro por un tiempo.

Bilge Ebiri de New York Magazine/Vulture:

Es un juego genial, sin duda, pero ver a alguien jugarlo pasa de moda después de un tiempo.

Katey Rich de CinemaBlend:

El mundo creado en la película es tan absolutamente fascinante que deseo desesperadamente ver qué otro tipo de historias sorprendentes y creativas se pueden contar en él.

Matt Singer de ScreenCrush:

Una película infantil maníaca sobre las almas de los avatares de los videojuegos.

Christopher Orr de The Atlantic:

A diferencia de las películas de Pixar a las que aspira, que unen conceptos sofisticados con argumentos sencillos, Ralph, el Demoledor se pierde constantemente en su propia trama intrincada.

Continúa leyendo: Videojuegos que merecen convertirse en series de televisión