Anuncios

Esta es la razón por la que ‘Dune 2’ no es tan buena como parece

Esta es la razón por la que ‘Dune 2’ no es tan buena como parece

Un recorrido de celebridades como Timothée Chalamet y Zendaya enmarcan el reciente éxito de la cinta del director Denis Villeneuve, Dune 2, que ha desatado la euforia de sus fanáticos; pero también ha despertado los bajos instintos de sus detractores.

Sin dar spoilers, las batallas de la cinta son más intensas que nunca; e, incluso, los gusanos de la arena se perciben cada vez más grandes y, por momentos, poderosos. Si la experiencia en cine fue en una megapantalla, es posible apreciar cada detalle inmersivo de la cinta.

El cuadro naranja de la película es fascinante, pues las zonas desérticas son una metralla de colores cálidos; por momentos, el espectador puede sentirse atrapado por el sol, la arena y la incertidumbre de ser devorado por uno de los monstruos indeseables de la cinta.

Las actuaciones no tienen reparo, ya que son prístinas; sin embargo, lo que le está ‘estresando’ un poco a la crítica es la fascinación por las artes gráficas y no así por la imperiosa necesidad de crear un desarrollo de diálogos poderosos entre sus personajes. No tendrían la culpa Chalamet ni Zendaya de ser, por momentos, parcos e indiferentes; ¡es realmente culpa del director!

Recientemente, Villeneuve dijo que en Dune 2 no se enfocó en los diálogos. Y expresó al diario The Times of London que “odio los diálogos; eso déjenlo para el teatro y la televisión. Yo no recuerdo el cine por un buen diálogom sino por una buena imagen y sonidos puros”.

Lo intrigante del caso es que Dune 2 es, a juicio de distintos fanáticos, muy larga y a la vez muy corta. Y esto se debe a que las escenas son muy largas, pero a la vez cortas. Largas en cuanto a imagen, tiempo de recreación de algún ambiente, quizás hasta contexto; pero no así una trama que involucre el desarrollo del personaje.

De acuerdo con blogs especializados en crítica cinematográfica, Dune 2 no termina de ser una película tan buena, ya que no parece una secuela; sino más bien una precuela de lo que podría ser Dune 3. ¿Se logrará? Parece que el director se enfocó más en ‘estirar la liga’, que en aprovechar el presupuesto para dar una historia que valiera la pena contar en Arrakis, el lugar donde se desarrolla la trama.

Por ahora, la cinta de Villeneuve es una producción obligada del séptimo arte. ¿Será que anticipan una sorpresa o, nuevamente, tendrán prisa por contar la historia de Muad’Dib? Está por verse.