Anuncios

Razones por las que Grindelwald es mejor villano que Voldemort

Razones por las que Grindelwald es mejor villano que Voldemort
Razones por las que Grindelwald es mejor villano que Voldemort

Todos estamos de acuerdo en que una de las sagas más rentables de los últimos años es Harry Potter, es por eso que, una vez que llegó a su final con Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte II (96%), era lógico que Warnes Bros. no iba a dejar morir una de sus franquicias consentidas. El reto no era sencillo, ya que se necesitaba una historia con ciertos atributos para atraer a la audiencia, quizás con ciertos personajes similares a los vistos en la historia de “el niño que sobrevivió”. La solución era mirar al pasado, relacionando la historia de Albus Dumbledore con la Newt Scamander, autor de Animales Fantásticos y dónde encontrarlos, uno de los libros que todo estudiante de Hogwarts debe adquirir.

Podría interesarte: RESEÑA | Animales Fantásticos: Los Secretos de Dumbledore | Salvar a un personaje no salva a la franquicia

Era crucial que el villano de Animales Fantásticos fuera un personaje temible, pero que, al mismo tiempo, no fuera similar a Lord Voldemort, y quién mejor que Gellert Grindelwald, el mago más tenebroso y poderoso al que se enfrentó Dumbledore. De forma inesperada, esta nueva saga nos ha descubierto el pasado del que una vez fue el querido director de Hogwarts, mientras reconstruye la relación que estableció con Grindelwald como su rival y su amor eterno.

Con la llegada de Animales fantásticos: los secretos de Dumbledore (50%), película que va a mostrar el ascenso del mago educado en el polémico Instituto Durmstrang, resulta inevitable indagar en lo que hace diferente a Grinderwald de Voldemort e, incluso, enumerar las razones que lo hacen infinitamente mejor villano que el de la saga de Harry Potter. Si bien estamos ante dos magos diestros en las artes oscuras, las motivaciones detrás de sus ambiciones por hacerse con el poder de la comunidad mágica son muy distintas, por ejemplo, para conseguir sus objetivos, Lord Voldemort actuaba a través del miedo y la fuerza bruta, por el contrario, Grindelwald movía sus piezas de forma premeditada, calculada, con una visión a futuro. En resumen, Voldemort resulta un personaje arrogante, mientras Grindelwald destaca por su complejidad.

Pero no nos adelantemos mucho, en seguida explicaremos a detalle por qué Gellert Grindelwald es mejor que Lord Voldemort, estamos seguros que coincidirás con nosotros en más de un punto (vía ScreenRant).

Voldemort es un villano unidimensional

El señor oscuro siempre resultó ser un personaje con pocos matices. Un villano extremadamente predecible que solo se dejó guiar por sus obsesiones y la vanidad. A quien nunca alcanzamos a conocer todas las motivaciones para llevar a cabo sus acciones más perversas. A pesar de que mencionar el nombre de Voldemort resultara ser una amenaza, el personaje realmente tuvo pocas apariciones que confirmaran que realmente se trataba de un personaje peligroso, de hecho, en Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (91%), Voldemort no apareció en ningún momento. Harry Potter y El Misterio del Príncipe (84%) nos dio una nueva perspectiva de él, sin embargo, la personalidad de Tom Riddle no se parecía nada a la de Voldemort. Es un personaje muy estático que no crece ni evoluciona a lo largo de la historia. Otros magos como el profesor Severus Snape, Bellatrix Lastrange o la profesora Dolores Umbridge, resultaron ser la clase de villanos más interesantes e imponentes que hacían mejor uso de su varita para imponerse ante los demás.

Grindelwald es un villano con mucha complejidad

La historia de Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore se ambienta en 1945, año en que está teniendo lugar la Segunda Guerra Mundial, evento que inevitablemente nutre los horrores presentes en esta saga. Si ya en Harry Potter, J.K. Rowling había dotado a Lord Voldemort con algunas características de Adolfo Hitler, Grindelwald lo representa en toda su complejidad, es decir, Grindelwald no es un villano porque sí, sino un hombre que se veía a sí mismo como la guía, el hombre más capaz para guiar a los magos hacia una nueva dirección, con la intensión de configurar un nuevo orden mundial. La película explora tanto su lado luminoso como siniestro, si se quiere, el arco de Grindelwald es el mismo del “ángel caído”, recordemos que la primera vez que hace su aparición se muestra como un auror del Ministerio de Magia. A diferencia de Voldmort, quien disfruta ser temido, Grindelwald toma las medidas necesarias para ocultar su naturaleza y motivaciones malvadas, mostrándose tal como es cuando resulta necesario. Además, evita las manifestaciones de odio, mientras expresa su intolerancia con un lenguaje más suave, menos ofensivo, pero eso sí, muy persuasivo.

Lee también: Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Voldemort ejerce el control a través del miedo

Al principio Voldemort intentó convertirse en el tipo de villano misterioso, en esa leyenda que todos debían temer y que nadie se atreviera a pronunciar, pero una vez que su rostro tomó una cara y un cuerpo, el personaje se convirtió en una amenaza menor y menos oscura, a la que únicamente parecían temer sus propios seguidores, los mortífagos, personajes que más allá del poder y el status, nunca mostraron la razones o los beneficios reales para servir a alguien que los trataba con tanto desprecio y coraje. Además, hay que tener en cuenta que la mayoría de ellos le fueron desleales, el mismo señor oscuro reconoce en Harry Potter y El Cáliz de Fuego (88%) que solo Peter Pettigrew le demostró lealtad por miedo. A diferencia de Grindelwald, Voldemort decidió convertirse en un enemigo público y revelar de manera tonta sus planes con mucha anticipación. Por otro lado, su amenaza más grande parecía que solo era matar a Harry Potter, ya que nunca lo vimos intentar causar estragos más grandes hacia el mundo mágico o las personas que tanto temían nombrarlo.

Grindelwald es un maestro de la manipulación

Al ser un hombre educado, con propósitos firmes y un objetivo inquebrantable, Grindelwald no da un paso al frente sin antes calcular los pros y los contras. Sabe que para conseguir un nuevo orden del mundo mágico, no puede hacerlo solo, por lo tanto, requiere de una fuerte base de seguidores, para lograrlo, pone en juego el poder de la palabra, sembrando sus ideas transgresoras en las mentes apropiadas para su causa.

Desde la primera película, Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos (73%), Gellert Grindelwald se mostró como el maestro de la manipulación, por ejemplo, se acercó a Credence, un joven emocionalmente traumatizado, ofreciéndole la comprensión e interés que tanto necesitaba con la intención de que éste hiciera el trabajo sucio en Nueva York. Mientras que al final de Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald (48%), Grindelwald ya tenía totalmente dominada a Queenie. Animales Fantásticos 3 reafirma que este temible mago manipula a las personas para lograr sus objetivos, acercándose a ellos con dulzura para luego, desecharlos cuando ya no le son útiles.

El único enemigo de Lord Voldemort es Harry Potter

Voldemort nunca tuvo problemas para enfrentarse a Harry Potter, ningún obstáculo o personaje se interponía a los enfrentamientos cara a cara de estos dos, sin embargo, en lugar de hacer más grande al personaje, esto confirmó desde Harry Potter y El Cáliz de Fuego (88%) que el villano solo estaba segado por una tremenda obsesión de matar a Potter, con el fin de limpiar su imagen pública después de haber sido derrotado por un niño. Grindelwald, se encarga de dejar claro con acciones y hechos de todo lo que es capaz, con mucha elegancia y cautela y no grita a los cuatro vientos de un laberinto sus amenazas sin cumplir. Aunque Voldemort tuvo la oportunidad de demostrar su grandeza, las habilidades y la brillantez tan oscura de la que todos temían, prefirió gastar su energía y un par de repetitivos encantamientos en su intento por derrocar a un adolescente, que de cualquier manera gozaba de una protección por parte del amor incondicional e inmortal de sus padres.

Los argumentos de Grindelwald tienen trasfondo meritorio: su enemigo es el sistema

Luchar por un nuevo orden en el mundo de la magia tiene mayor mérito que la purificación de la sangre de la que tanto hablaba Lord Voldemort, y es cierto, aunque esa nueva unidad mundial impulsada por Grindelwald sea tan solo una tapadera para sus oscuras intenciones, no podemos negar que resulta más convincente, aprovechándose de la frustración del mundo mágico por permanecer oculto en beneficio de los muggles, a pesar de que los muggles son débiles.

Voldemort rechazó su humanidad, restándole fuerza como villano

¿Existe alguien que realmente haya sentido empatía por este personaje? Más allá del deseo de la inmortalidad y después de conocer brevemente su pasado, es poco probable que alguien se identifique con los conflictos de este personaje. Un villano que solo parece ser malo para que el protagonista tenga desarrollo de personaje y alguien a quien enfrentarse para hacer avanzar la historia. Además, Voldemort es un personaje que no solo rechaza su humanidad, sino su inteligencia para esconder mejor los pedazos de su alma en objetos más difíciles de encontrar y en lugares menos predecibles. Ni siquiera la arrogancia y las travesuras como Tom Riddle son suficientes para conocer su lado más humano, tan solo parece ser un personaje lleno de caprichos y una sed desmedida de venganza, sin rasgos humanos identificables en su personalidad.

Grinderwald es un villano humano y eso lo hace poderoso

Lord Voldemort perdió su aspecto gracias a su ambición por la inmortalidad, dividiendo su alma en siete horrocruxes, acto que lo llevó no sólo a perder su cuerpo, sino también su humanidad y esa es su gran diferencia con Grinderwald, y lo que convierte a este último en un mejor villano. Gellert tiene un mayor entendimiento de la humanidad de los demás justamente porque no renunció a su parte terrenal, permitiéndole así manipularlos a través de sus aspiraciones, deseos y tristezas.

No te vayas sin ver: Los secretos de Dumbledore: críticos dicen que Mads Mikkelsen es mejor que Johnny Depp como Grindelwald