Las razones por las que hay personas que se enamoran de clones de sus 'ex'

·5  min de lectura
Shakira

No hay reglas a la hora de elegir un nuevo amor. Pero sí existen patrones. De hecho, hay personas que eligen a sus nuevas parejas y son clones de sus 'ex'. Lo vimos con Brad Pitt cuando, tras separarse de Angelina Jolie, empezó a salir con Nicole Poturalski, una modelo rusa muy parecida a su 'ex'. Tom Cruise hizo lo mismo cuando se divorció de Katie Holmes y eligió a su asistente Emily. Ahora es Gerard Piqué quien nos ha sorprendido. ¿O no crees que Clara Chía Martí y Shakira tienen un aire? ¿Por qué elegimos a parejas tan parecidas?

La psicóloga y experta en pareja Sara Navarrete nos explica que podemos ver el amor como una mesa con cuatro patas: el amor, la amistad, el compromiso y la pasión o sexualidad. Y esto es importante saberlo porque podría responder a la pregunta de por qué hay personas que eligen clones. "Cuando no hemos hecho un trabajo previo, no somos conscientes de nuestras emociones, pensamientos, patrones o de nuestro lado más humano a nivel no visible, entonces nos podemos guiar solo por la parte física que corresponde a la parte del sexo o la pasión a la hora de escoger pareja. Esto explicaría el por qué muchas personas solo buscan ese estereotipo físico y por qué las parejas son un clon". Pero hay otros motivos que, a continuación, nos cuenta la especialista en psicología.

- Leer más: El beso te ayuda a elegir tu mejor pareja y reduce tu estrés

El cerebro elige un clon de tu 'ex'

Para entender por qué elegimos cosas parecidas a las anteriores, incluso, a nuestras parejas, debemos comprender cómo funciona el cerebro. Este no está diseñado para lo que no conoce, por eso, nos cuesta tanto adoptar nuevos hábitos y tenemos que esforzarnos en repetirlos una y otra vez para que, finalmente, lo hagamos sin ese trabajo consciente.

Y es que el cerebro está hecho para la supervivencia y, por eso, tiende a escoger las cosas que le son familiares. "Necesita ahorrar energía para poder sobrevivir, por eso no va a permitirnos salir de nuestra zona de confort", nos explica. Pero esto tiene un inconveniente: elegirá aquello que ya conoce, aunque no nos haga ningún bien.

- Leer más: ¿Mantienes una relación de pareja adictiva?

Podemos repetir relaciones tóxicas

Como insiste Navarrete, a nuestro cerebro no le importa nuestra felicidad, sino la supervivencia y por ello repetirá patrones, aunque estos no sean saludables.

"Todos partimos con unas expectativas. Con una tipología o con un ideal de cómo será esa persona que hemos conocido". El problema es que vengamos de una relación tóxica. "Si tras este tipo de relaciones no hacemos un trabajo previo, este patrón se volverá a repetir", advierte la experta. Esto mismo confirmaba un estudio de la Universidad de Toronto, en Canadá, que advertía de que es muy probable que volvamos a salir con personas parecidas a nuestros anteriores parejas, aunque la relación hubiera sido mala.

Por su parte, Almudena Sos, terapeuta personal y especialista en terapias de pareja, añade que cuando una relación fracasa, nuestro cerebro tiene la sensación de que eso no ha funcionado y necesita urgentemente sanar o reparar aquello que no nos ha ido bien. Así que vamos a buscar a una persona similar a nuestro 'ex', con la esperanza de que esta vez sí obtengamos mejor resultado; y así reparemos aquello que no supimos hacer en nuestras anteriores relaciones.

- Leer más: Cómo salir del bucle de las relaciones de pareja fallidas

¿Y si sigues enamorada?

Esta es otra de las razones que podrían explicar que busquemos a alguien parecido a nuestro 'ex'. Como señala la psicóloga Sara Navarrete, "cuando no hemos sido nosotras las que hemos roto la relación, si nos sigue gustando esa persona, intentaremos retomar una nueva en el mismo punto donde dejamos la anterior. Por ello, buscaremos perfiles muy similares".

Nos preguntamos, además, si esto es 'bueno o malo'. Es decir, escoger 'clones' ¿es algo que, conscientemente, deberíamos evitar?. Sara Navarrete indica que si estamos en un bucle de relaciones fallidas, pero lo demás nos va bien, entonces es malo repetir el mismo patrón. "No es que los hombres o las mujeres no valgan la pena, ni tampoco hay nada malo en mí. Pero sí es importante que nos demos cuenta de que debemos hacer un aprendizaje poder avanzar y trasladar el éxito que tengo en todas las demás áreas de mi vida, a las relaciones de pareja.

- Leer más: ¿Por qué no puedo olvidar ese gran amor?

Las heridas de la infancia también pueden marcarnos

Por otro lado, Almudena Sos, indica que lo que hemos vivido en el pasado también influye en nuestras relaciones de pareja. "De pequeños vivimos situaciones que nos superan, para las cuales no tenemos recursos, ya que todavía no los hemos adquirido; y, muchas veces, esas situaciones que vivimos nos producen heridas, que nos van a afectar el resto de nuestra vida y, sobre todo, en nuestras relaciones íntimas. Quizá lo tapemos, pero si escarbamos, finalmente puede salir a la luz la herida y sus efectos. Por eso es habitual que repitamos una y otra vez situaciones parecidas hasta sanarlas"

Así que, si bien buscamos parejas parecidas a nuestro ex, sería más preciso decir que, aunque muchas veces es así por costumbre, o porque nos gustaban sus rasgos o características, si profundizamos en la parte límbica de nuestro cerebro –y ocurre inconscientemente–, lo que buscamos es más a personas con unas características que nos hagan sentir de una determinada manera para poder cambiar esa situación que nos hace tanto daño.

Lo interesante, para Almudena Sos, "es que manejemos, en la medida de lo posible, lo que hacemos y lo que vivimos. Que seamos conscientes de qué vivimos y para qué, tomar las riendas de nuestra vida para extraer un aprendizaje".

- Leer más: Traumas emocionales en la infancia y cómo se tratan