Anuncios

Razzies: historia y curiosidades del premio a lo peor del cine que este año lanzó una categoría exclusiva para Bruce Willis

Sandra Bullock recibiendo el Razzie Award, en 2010
Sandra Bullock recibiendo el Razzie Award, en 2010

No todo es glamour en la temporada de premios que cada año destaca a lo mejor del cine según los críticos, los integrantes a través del Sindicato de Actores u otros miembros fundamentales de la industria. Entre las grandes ceremonias se colaron, hace 42 años, los Golden Raspberry -la Frambuesa Dorada en su versión en español, Razzies en su versión coloquial-, un “galardón” que nació como una parodia fugaz a los Oscars y que con el tiempo se convirtió la cita obligada de lo peor de la pantalla grande.

Como es costumbre, la ceremonia de los Razzies Awards se realizará este año un día antes de la entrega de los premios de la Academia: será el 26 de marzo en Los Ángeles. Y la edición número 42 no escapa a la regla: además de poner a competir a las peores producciones del 2022 y las actuaciones menos creíbles, esta edición también cuenta con grandes estrellas de Hollywood entre sus nominados .

Amy Adams, nominada por su trabajo en La mujer en la ventana
Netflix


Amy Adams, nominada por su trabajo en La mujer en la ventana (Netflix/)

Amy Adams por su papel en La mujer en la ventana (2021), Jared Leto por su trabajo en La casa Gucci (2021), Megan Fox por su participación en Medianoche en el Switchgrass (2021), Ben Affleck por El último duelo (2021), Mel Gibson y su interpretación en Instinto peligroso (2021) y Mark Wahlberg por Infinite (2021) son algunas de las celebridades nominadas. También es parte de la lista el exbasquetbolista LeBron James por su trabajo en Space Jam 2: una nueva era (2021), siguiendo el legado de Michael Jordan.

LeBron James, candidato por su participación en Space Jam 2: una nueva era
Courtesy of Warner Bros. Pictures


LeBron James, candidato por su participación en Space Jam 2: una nueva era (Courtesy of Warner Bros. Pictures/)

Sin embargo, la perlita del 2022 tiene como protagonista a Bruce Willis: ante la cantidad de pequeñas y en apariencia poco efectivas participaciones en películas durante el 2021, los organizadores del premio decidieron dedicarle una categoría exclusiva. Así, bajo el título Peor interpretación de Bruce Willis, el actor de Tiempos violentos (1994), 12 Monos (1995), El quinto Elemento (1997), Sin City (2005) y Sexto sentido (1999) ya tiene una estatuilla asegurada porque compite consigo mismo con ocho apariciones : en Emboscada, Apex, Invasión Cósmica, Deadlock, Fortress, Medianoche en Switchgrass, Fuera de la Justicia y Sobrevivir al juego. ¿Irá, ante semejante honor, a buscar su premio?

Bruce Willis
Archivo


Bruce Willis tiene su propia categoría en los Razzies 2022 (Archivo/)

Una estatuilla que no vale ni cinco dólares

“El premio Razzie, pintado con aerosol de oro y con un valor de $4.97, se otorga a grandes talentos que dejaron caer la pelota”. Así reza la breve descripción de los ya famosos galardones en su cuenta oficial de Instagram. Creados por el crítico y escritor de cine John J. B. Wilson, los Golden Raspberry surgieron para parodiar a los Oscar y destacar a los peores actores, guionistas, directores y películas de la industria cinematográfica estadounidense. La primera ceremonia se llevó a cabo el 31 de marzo de 1981 en el living de Wilson, en Hollywood.

Como el resto de las entregas, los Razzies son anuales. Sin embargo, su sistema de votación es de lo más democrático: cualquier persona que abone la membresía puede desempeñarse como jurado y elegir no solo a los nominados, sino también a sus favoritos para alzarse con la estatuilla, una frambuesa plástica arriba de un carrete de película Super 8 mm pintada con aerosol dorado. Según se informó en la página oficial, este año los miembros votantes fueron 1128 residentes de 49 estados de los Estados Unidos y más de dos docenas de países extranjeros, que eligieron a su “favoritos” de manera online.

Con un nombre que también parte de un chiste -la frase “blowing a raspberry” es un juego de palabras que hace referencia a hacer un ruido similar a una flatulencia con la boca-, el evento al que rara vez asiste un nominado cada vez suscita más interés, no solo de la prensa sino también del público en general.

Por partida doble

Hillbilly, una elegía rural
Hillbilly, una elegía rural


Glenn Close fue nominada a los Razzies y a los Oscar por un mismo trabajo: Hillbilly, una elegía rural

Podría verse como un error en el sistema, o simplemente como una fuerte discrepancia. Lo cierto es que muchas personalidades fueron nominadas a los Razzies y a los premios de la Academia por el mismo trabajo: James Coco por Solamente cuando río (1981), Amy Irving por Yentl (1983) y Glenn Close por Hillbilly, una elegía rural (2020).

También hubo nominados paralelos por el mismo período, pero por distintos trabajos: el compositor Alan Menken en 1993; el director Brian Helgeland en 1997 y la actriz Sandra Bullock en 2010. Por su parte, Sylvester Stallone es el actor más premiado de la historia con 10 estatuillas, mientras que su contracara femenina es Madonna, ganadora en nueve oportunidades.

Madonna, una de las favoritas de los votantes
Madonna, una de las favoritas de los votantes


Madonna, una de las favoritas de los votantes

Con respecto a la categoría películas, Wall Street (1987) es la única que ganó tanto un Oscar como un Razzie, mientras que en canciones originales “I Don’t Want to Miss a Thing” -interpretada por Aerosmith en la banda sonora del film Armageddon- fue nominada tanto para un premio de la Academia como para un Golden Raspberry. Lo mismo sucedió con la canción de Trisha Yearwood “How Do I Live”, de la película de 1997 Con Air: riesgo en el aire, y con el tema de Tony Bennett Life in a Looking Glass de la película Esto es vida (1986).

Con la frente en alto

Según recordó el diario El País, el primer nominado que se animó a recibir su Razzie durante la ceremonia fue el director Paul Verhoeven en 1996, por Showgirls. Ovacionado por el público -que no podía creer semejante valentía-, el también guionista y productor holandés incluso dijo algunas palabras: “ Hoy me han dado siete premios por ser el peor, pero, aun así, ha sido más divertido que leer las críticas de Showgirls el pasado septiembre ”. También fueron en busca de su estatuilla Sandra Bullock y Halle Berry.

Bullock se consagró como peor actriz por Alocada obsesión, un film de 2009 que protagonizó junto a Bradley Cooper. La actriz, que ese mismo fin de semana se alzó con el Oscar a la mejor actriz por su papel en Un sueño posible, apareció en escena con gesto desafiante y una carreta repleta de DVD que repartió entre los presentes, al tiempo que les reprochó no haber visto la película. “ Gracias por arruinar mi carrera con una muy mala decisión ”, expresó, y amenazó con repasar los diálogos de su personaje.

Cinco años antes, en 2005, Halle Berry hizo lo propio con su galardón por su interpretación de Gatúbela (2004): fue a recibir su premio con la frente bien en alto y con el costoso y pesado Oscar que había ganado por su papel en Monster’s Ball (2002) en la mano. “ Cuando era niña, mi madre me dijo que, si no puedes ser una buena perdedora, no hay forma que seas buena ganadora. Si no eres capaz de tomar una crítica, entonces no mereces que te elogien ”, explicó la actriz en su discurso.

El veterano actor Tom Selleck aceptó su premio a peor actor de reparto por su papel en la película Cristóbal Colón: el descubrimiento (1992) y recibió la estatuilla en el programa The Chevy Chase Show. En cambio, Ben Affleck se alzó como peor actor por partida triple en 2003 gracias a sus apariciones en Gigli, Daredevil y El pago, se quejó por no tener su premio y, cuando finalmente se lo entregaron, en el programa de Larry King, dijo que era una baratija y lo rompió frente a las cámaras.

Años antes, quien tampoco se lo tomó con tanto humor fue Bill Cosby. El cómico -declarado culpable por abuso sexual en 2018 y luego liberado tras la anulación de la condena- se consagró en 1988 con el premio a peor película, peor guion y peor actor por Leonard Part 6. Como hasta ese momento ningún ganador había retirado su estatuilla, le pareció atinado reclamar a los organizadores el premio.

Cosby solucionó el asunto mandando a su agente a decir no solo que quería el trofeo, sino también que debía ser de oro como lo indicaba su propio nombre. Gracias a la intervención de la cadena Fox, al cómico le entregaron en un programa de TV un Razzie hecho especialmente de oro y mármol, valuado en 30 mil dólares, 29995 más de lo que sale el original.