Anuncios

Rebelión en Cannes: deportivas y chanclas para luchar contra la obligación de llevar tacones

Jennifer Lawrence apareció en chanclas en la premiere de su documental credit:Bang Showbiz
Jennifer Lawrence apareció en chanclas en la premiere de su documental credit:Bang Showbiz

Cannes está en pie de guerra por una regla que discrimina a las mujeres en función de su vestimenta. Oficialmente, a los hombres solo se les pide que utilicen esmoquin y zapatos de vestir, y a ellas, que opten por atuendos de noche. En la práctica, decantarse por un calzado elegante, pero cómodo, puede suponer un problema para cualquier mujer que acuda al festival de cine y no sea una estrella.

Desde el certamen han afirmado en varias ocasiones que no existe ninguna norma escrita que obligue a las mujeres a llevar tacones a pesar de que en 2015 varios de los asistentes aseguraron que durante la premiere de 'Carol' se le había impedido la entrada a unas mujeres de mediana edad porque llevaban zapatos planos. El director del evento, Thierry Fremaux, aseguró entonces que esos rumores eran infundados y que no se aplicaban ese tipo de prohibiciones. Los testimonios que no tardaron en salir a la luz en las redes sociales aseguraban lo contrario.

Asif Kapadia, responsable del documental sobre Amy Winehouse, afirmó que a su esposa le habían puesto problemas en la presentación de su propio filme por esa misma razón, aunque finalmente pudo acompañarle cuando se hizo evidente que se encontraba en la lista de invitados VIP. La productora Valeria Richter también declaró que le habían dado el alto en cuatro ocasiones antes de que consiguiera llegar a su asiento en el estreno de la película 'Sea of Trees' de Gus Van Sant porque nunca utiliza tacones debido a una amputación de parte de su pie izquierdo. Esa justificación fue suficiente para franquearle el paso, pero otras compañeras que habían apostado por zapatos planos no tuvieron tanta suerte.

Las protestas no se hicieron esperar. En 2016 Julia Roberts subió descalza las escaleras de la Croisette y en 2018 Kristen Stewart se quitó sus stilettos en cuanto terminó de posar para los fotógrafos. En esta edición se han repetido estampas similares. Cate Blanchett se presentó con los pies desnudos ante la prensa en un acto organizado para entregarle un premio a Zahra Amir Ebrahimi, y la actriz camboyana Yubin Shin acudió a una premiere descalza y a otra con deportivas a lo largo del pasado fin de semana. Ella, que no es un nombre con gran proyección a nivel internacional, contaba con una buena excusa para librarse de posibles represalias: acaba de sufrir una lesión en el pie y necesita ayuda de muletas para caminar.

Jennifer Lawrence no puede decir lo mismo. La oscarizada intérprete ha acudido a Cannes para presentar un documental que ha producido sobre las mujeres afganas y acudió a la alfombra roja enfundada en un impresionante vestido rojo de Dior. Lo sorprendente es que eligió combinarlo con unas chanclas de color negro sin ningún tipo de adornado, aunque tratándose de ella, nadie iba a decirle que diera la vuelta a cambiarse.