Reclusos presentan una demanda por el tratamiento involuntario con ivermectina

·3  min de lectura

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles demandó al Centro de Detención del Condado de Washington, en Arkansas, después de que un grupo de hombres detenidos en el centro afirmara que se les había hecho un experimento con ivermectina para ver si era eficaz en el tratamiento del covid-19.

Según CBS News, los hombres afirman que el personal médico del centro les dio el medicamento antiparasitario sin su consentimiento, diciéndoles supuestamente que las pastillas eran “vitaminas”.

La ivermectina se convirtió en un elemento controvertido en los debates sobre el tratamiento del covid-19 cuando los medios de comunicación de derecha y los conspiranoicos contra el virus comenzaron a promover el medicamento como un tratamiento eficaz para el covid-19. Los partidarios de la ivermectina fueron objeto de burlas por pregonar un antiparasitario para caballos -lo que algunos hicieron-, aunque la ivermectina se administra a los humanos como tratamiento antiparasitario.

Según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de EE.UU. y los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) emitieron repetidamente advertencias contra el uso de la ivermectina para tratar el covid-19. Las personas que utilizaban ivermectina destinada a los animales corrían el riesgo de sufrir una sobredosis.

El Sistema Nacional de Datos sobre Envenenamiento, que recoge datos de los 55 centros de control de envenenamiento del país, informó que se había producido un aumento del 245 por ciento en los casos de exposición reportados relacionados con la ivermectina entre julio y agosto de 2021, pasando de 133 a 459.

La cárcel dijo a CBS que no podía comentar sobre los litigios pendientes.

La demanda alega que el personal médico de la cárcel recibió ivermectina ya en noviembre de 2020, y que los hombres no fueron informados de lo que se les había administrado hasta después de haber tomado los medicamentos.

Esta foto de archivo del 29 de enero de 2021 muestra el envase y un contenedor de ivermectina veterinaria en Johannesburgo, Sudáfrica (AP)
Esta foto de archivo del 29 de enero de 2021 muestra el envase y un contenedor de ivermectina veterinaria en Johannesburgo, Sudáfrica (AP)

Tim Helder, alguacil del condado local, confirmó en un comité local de finanzas y presupuesto en agosto que el médico del centro, el Dr. Robert Karas, administró el medicamento.

Al parecer, el personal médico llamó a los fármacos “vitaminas”, “antibióticos” o “esteroides”.

“Sin embargo, la verdad fue que sin el consentimiento voluntario y a sabiendas, los demandantes ingirieron dosis increíblemente altas de un fármaco que los profesionales médicos creíbles, la FDA y los CDC, todos coinciden en que no es un tratamiento eficaz contra el covid-19”, afirma la demanda.

Los reclusos implicados en la demanda han solicitado una evaluación médica por parte de un experto independiente y que se les “concedan sus precios, honorarios y cualquier otra reparación adecuada a la que tengan derecho.”

El centro de detención señaló que no podía hacer comentarios sobre la legislación en curso.

El director jurídico de la ACLU de Arkansas, Gary Sullivan, emitió un comunicado en el que decía que “nadie -incluidos los individuos encarcelados- debe ser engañado y sometido a experimentos médicos”.

“El sheriff Helder tiene la responsabilidad de proporcionar comida, refugio y atención segura y adecuada a los individuos encarcelados”, dijo el Sr. Sullivan. “...El centro de detención no utilizó tratamientos seguros y apropiados para el covid-19, incluso en medio de una pandemia, y deben rendir cuentas”.

CBS News habló con uno de los reclusos, Edrick Floreal-Wooten, quien explicó que a él y a otros les dieron los medicamentos sin su consentimiento.

“No fue consentido. Nos utilizaron como un experimento, como si fuéramos ganado”, aseguró. “No porque seamos reclusos y hayamos cometido algunos errores en la vida, nos hace menos humanos. Tenemos familias, tenemos seres queridos que nos quieren”.

La demanda afirma que los hombres recibieron “altas dosis” de ivermectina, y que se les administraron las pastillas dos veces al día.

Floreal-Wooten recibió 3,4 veces la dosis aprobada durante un periodo de cuatro días, según la demanda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.