Anuncios

Recomendado de cine: cinco películas para redescubrir a Joaquin Phoenix, un actor que no le teme a los desafíos

Recomendado de cine: cinco películas para redescubrir a Joaquin Phoenix, un actor que no le teme a los desafíos
Recomendado de cine: cinco películas para redescubrir a Joaquin Phoenix, un actor que no le teme a los desafíos

Luego de su participación en la comedia Todo en familia, Joaquin Phoenix se había desencantado de la actuación. Por una combinación de inseguridad y falta de desafíos, el joven estaba decidido a dejar la profesión cuando recién estaba dando sus primeros pasos. Su óptica cambió cuando habló con su hermano, River Phoenix, uno de los intérpretes más talentosos de la industria en la que entonces Joaquin estaba buscando su lugar: poco antes de su muerte, River se le acercó con una copia en VHS de Toro salvaje, una de las películas más extraordinarias de Martin Scorsese, y la experiencia de disfrutar de ese film con su hermano fue lo que hizo que cambie su mentalidad.

En 1995, el actor volvió al ruedo con un gran papel en Todo por un sueño, la comedia negra de Gus Vant Sant en la que se lució junto a Nicole Kidman. El rodaje fue agridulce: su hermano había muerto tres años antes, y en la filmación era permanentemente recordado por Van Sant, quien había dirigido a River en Mi mundo privado. Nada volvió a ser lo mismo para Joaquin después de ese regreso que tenía la impronta de la persona que lo impulsó a seguir trabajando en su vocación. “Cuando mi hermano me sentó y me hizo ver Toro salvaje yo tenía 15 años. Luego de verla varias veces, me miró y me dijo: ‘Vas a volver a actuar, eso es lo que vas a hacer’”, rememoró Joaquin, quien siguió el consejo construyendo una filmografía diversa.

Con motivo del estreno este jueves de Beau tiene miedo, la nueva película del divisivo director Ari Aster, recordamos cinco actuaciones de Phoenix que se pueden disfrutar en plataformas de streaming.

*Señales (2002)

Señales
Señales - Créditos: @Archivo

No hay demasiadas producciones en las que Phoenix pueda abocarse a la comedia, pero Señales es una de ellas. Si bien la película de M. Night Shyamalan se centra en un suceso aterrador -una invasión extraterrestre filmada en off-, tiene secuencias en las que se aborda la dinámica de la familia central con un tono lúdico más que interesante para un realizador que, en otras ocasiones, suele inclinarse hacia lo solemne. En Señales, Phoenix, quien venía de ser nominado al Oscar por su rol secundario en Gladiador, interpreta a Merrill Hess, el hermano de Graham (Mel Gibson), un exsacerdote que dejó los hábitos tras la muerte de su esposa, suceso que implosionó su vida y que modificó su mirada del mundo.

Cuando en la granja en la que vive con sus hijos empieza a notar fenómenos extraños a los que busca encontrarles una explicación racional, acude a su hermano para resolver el enigma que atraviesa la narrativa de una de las ficciones más atractivas del director de Sexto sentido. Señales utiliza la ciencia ficción como arma para hablar del duelo, de la fe, y del largo camino para recuperarla cuando todo parece perdido. La intervención de Phoenix, si bien menor, es notable, como también lo es su protagónico en el largometraje que Shyamalan estrenó un año después: La aldea.

Señales, de M. Night Shyamalan, está disponible en Star+.

*The Master (2012)

The Master
The Master

La primera colaboración de Phoenix con Paul Thomas Anderson (la segunda fue la menos sólida Vicio propio ) fue un verdadero estallido, una película brillante que no se define a sí misma, a la que no le interesan las certezas sino más bien la belleza que reside en las almas errantes. Para Anderson, la belleza está ligada a la angustia, a los traumas, a un tormento que eventualmente coopta todo lo que tiene a su alrededor. Phoenix, quien fue nuevamente nominado al Oscar por su interpretación, personifica a Freddie Quell, un veterano de la Segunda Guerra Mundial sin ningún futuro a la vista, que se halla perdido, a la deriva, como la imagen de su cuerpo en la arena lo muestra. En un viaje en yate, conoce a Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman, en una interpretación memorable), el líder de un movimiento religioso que ve en Freddie un alma en pena y lo “recluta” por ello.

Si bien Anderson siempre se ocupó de aclarar que The Master no es una película sobre la Cienciología, algunos componentes subyacen en ella. De todos modos, es imposible ponerle una nomenclatura a su producción, una tan maleable que hasta su título abre interrogantes que nunca termina de cerrar. La historia nos va mostrando esa extraña relación que se gesta entre Freddie y Lancaster, bajo la atenta mirada de la esposa de éste último (una inquietante Amy Adams), una mujer que tampoco es lo que parece a simple vista. The Master es una de las ficciones más libres creada por Anderson, con secuencias reminiscentes a La naranja mecánica de Stanley Kubrick, y con sus personajes guardando secretos que, como el propio Freddie dice, son la pócima que tiene el hombre a mano para torcer su destino.

The Master, de Paul Thomas Anderson, está disponible en HBO Max.

*Ella (2013)

Ella
Ella

Antes de que le llegara la propuesta de interpretar a Theodore Twombly en Ella , Phoenix había protagonizado dos largometrajes con los que quedaba a la vista su ductilidad: Los amantes y Sueños de libertad, esas descomunales películas del subvalorado James Gray. Por lo tanto, cuando uno lo ve interpretando a Theodore, ese personaje creado por Spike Jonze, no solo nota a un actor saliendo de su zona de confort -se trata de uno de los roles de mayor sensibilidad de su carrera- sino también a un artista capaz de amoldarse a las necesidades de cualquier autor cinematográfico, eludiendo el riesgo de repetirse, de adquirir afecciones.

En Ella, la respuesta “no oficial” de Jonze a Perdidos en Tokio de su expareja, Sofia Coppola, el realizador nos sitúa en un futuro cercano en el que es posible entablar una relación con una inteligencia artificial. Theodore utiliza ese recurso como manera de combatir la soledad tras el divorcio de su esposa y encuentra en la voz de Samantha (Scarlett Johansson) mucho más que una compañía.

Ese vínculo virtual reconecta a ese hombre taciturno con su entorno, uno que había empalidecido cuando su relación se quebró y ya no podía disfrutar de lo que la cotidianidad tenía para darle. A pesar de que sus conversaciones con Samantha son lo que lo hacen renacer en cierta forma, uno de los puntos más fuertes de Ella es la relación entre Theodore y su mejor amiga Amy (Amy Adams), un vínculo a través del cual Jonze nos dice que no hay nada como lo concreto, desde un abrazo cuando el mundo se derrumba hasta una mirada que expresa mucho más que una conversación eterna.

Ella, de Spike Jonze, está disponible en Netflix.

*Guasón (2019)

Guasón
Guasón

Si en The Master Phoenix trabajaba con el cuerpo y con lo que revelaban sus movimientos, en Guasón utilizó la misma técnica, pero subiendo la apuesta. La película de Todd Phillips por la que el actor obtuvo el Oscar es un homenaje a ese director cuyas películas Joaquin empezó a ver gracias a su hermano: nada menos que Martin Scorsese. Una interesante cruza entre Taxi Driver y El rey de la comedia, con Robert De Niro como hilo conductor, Guasón es un film que nuclea diversos tópicos en la Ciudad Gótica de los 80, desde las deficiencias a la hora de abordar problemáticas de salud mental hasta la pérdida de la identidad, el sentirse huérfano en un mundo rodeado de oscuridad, con falta de empatía, reinado por el desencanto.

En ese mundo se mueve Arthur Fleck (Phoenix), quien aspira a convertirse en comediante y termina siendo humillado en reiteradas ocasiones, episodios que, agravados por cómo el sistema de salud lo abandona y por cómo no consigue salir de un contexto agobiante, desquita su bronca en esa ciudad en la que luego muchos individuos se sumarán a su peculiar “cruzada”. Phoenix interpreta a la perfección a ese hombre sin pasado que arremete contra los privilegiados y les da una voz (y un símbolo) a los marginados en esta producción que estrenará el año próximo su secuela, Joker: Folie à Deux , con el actor compartiendo protagónico con Lady Gaga , y con Phillips nuevamente al mando.

Guasón, de Todd Phillips, está disponible en HBO Max y Amazon Prime Video.

*C’Mon C’Mon: Siempre adelante (2021)

C'Mon C'Mon: Siempre adelante
C'Mon C'Mon: Siempre adelante - Créditos: @Archivo

Así cómo en Guasón se aludía a un universo desprovisto de empatía, en C’Mon C’Mon: Siempre adelante, la empatía es precisamente lo que más le interesa a su director, Mike Mills, quien con esta pequeña gran joya termina una suerte de tríptico de los vínculos. En Beginners, el cineasta trabajaba sobre la relación padre-hijo, en Mujeres del siglo XX ubicaba a la figura matriarcal en el centro de la acción. En C’Mon C’Mon, la dinámica tío-sobrino es lo que propulsa un relato sensible, como lo son las actuaciones de Phoenix y el pequeño Woody Norman en los roles de Johnny y Jesse, ese tío y ese sobrino que pasan tiempo juntos mientras la madre del pequeño lidia con una compleja situación familiar .

Jesse acompaña a ese periodista radial en su viaje por los Estados Unidos en el cual recoge testimonios de niños y adolescentes partiendo siempre de la misma pregunta: “¿Cómo ves tu futuro?”. A medida que pasan tiempo juntos, Johnny se conecta con su propia historia de vida, una a la que había abandonado en pos de buscar perspectivas ajenas. Con un approach documental, la fotografía en blanco y negro de Robbie Ryan y la sutil banda sonora de los hermanos Bryce y Aaron Dessner de la banda The National, el largometraje de Mills es cándido, una suerte de experimento nostálgico de apabullante simpleza .

C’Mon C’Mon: Siempre adelante, de Mike Mills, está disponible en Amazon Prime Video.