Anuncios

La reina Isabel II supo elegir la mejor serie para evadirse de la realidad

WINDSOR, ENGLAND - JUNE 12: Queen Elizabeth II attends a military ceremony in the Quadrangle of Windsor Castle to mark her Official Birthday on June 12, 2020 at Windsor Castle on June 12, 2021 in Windsor, England. (Photo by UK Press Pool/UK Press via Getty Images)
WINDSOR, INGLATERRA - 12 DE JUNIO: La reina Isabel II asiste a una ceremonia militar en el Cuadrángulo del Castillo de Windsor para conmemorar su cumpleaños oficial el 12 de junio de 2020 en el Castillo de Windsor el 12 de junio de 2021 en Windsor, Inglaterra. (Foto de UK Press Pool/UK Press vía Getty Images)

El arte visual siempre nos ayuda a evadirnos de la realidad. Ya sea a través de una serie, película o cualquier forma de expresión narrativa, podemos abandonar nuestro presente para transportarnos al corazón de historias diferentes que nada tienen que ver con las nuestras. Aventura, acción, romance, suspense, terror… todo vale según los gustos de cada uno a la hora de encontrar una vía de escape. Y una mujer tan ocupada como fue la reina Isabel II también supo ponerlo en práctica, porque en su etapa de luto tras la muerte del príncipe Felipe recurrió a la mejor serie para evadirse de la tristeza del momento.

Así lo revela Elizabeth: An Intimate Portrait, la nueva biografía de la monarca escrita por el periodista y amigo a la familia real, Gyles Brandreth. El libro está a punto de aterrizar en las librerías británicas y algunos medios ingleses tuvieron acceso a sus páginas, descubriendo esta revelación inesperada. Y es que la reina Isabel II encontró refugio durante el proceso de luto en la magnífica serie policial Line of Duty.

Ver la popular serie británica le habría ayudado a “levantar su espíritu” tras la muerte de su compañero de vida el 9 de abril de 2021. Según explica el mayordomo jefe de la Casa Real, Sir Tony Johnstone-Burt, al escritor del libro, su “deber principal con su majestad era mantener su ánimo” y una estrategia que siguieron fue ver Line of Duty juntos. El único inconveniente es que a la reina, a sus entonces 95 años, le costaba seguir el ritmo frenético de la narrativa, y Johnstone cumplía el rol de explicarle lo que iba sucediendo para que no perdiera detalles de la historia. La monarca incluso habría bromeado al respecto diciéndole a su empleado que el problema no era su audición, sino que “hay demasiado murmullo en la televisión ahora”.

Imagen de Line of Duty (Aidan Monaghan, cortesía de Movistar+)
Imagen de Line of Duty (Aidan Monaghan, cortesía de Movistar+)

Es probable que aquellos que todavía no dieron una oportunidad a Line of Duty les sorprenda la elección de la reina. Después de todo, estamos viviendo una era de desborde creativo en la industria de las series con un aluvión de estrenos constantes que hace que sea muy difícil elegir una serie entre tantas. Lo cierto es que el tsunami de historias es tan enorme que a los amantes de las series nos resulta casi imposible estar al día con todas las producciones que van llegando a Netflix, Disney+, Amazon y HBO cada semana. Por nombrar las plataformas más populares porque, en realidad, hay muchas más (Apple TV+, StarzPlay, Paramount+, etc.).

Que la reina Isabel II escogiera Line of Duty supone el ejemplo culmine para evidenciar el poder que tuvo esta serie entre muchos de nosotros cuando necesitamos evadirnos de la realidad durante la pandemia de Covid-19. Porque al igual que la monarca, yo también me dejé embriagar por las intrigas de esta serie durante el aislamiento. Fue mi gran aliada durante varias semanas y la serie que más recomendé durante aquel primer año pandémico, ayudando a muchos seres queridos a evadirse tambien en el camino.

Line of Duty era una serie que en 2020 tenía en mi radar, sabía de su existencia y popularidad en Reino Unido, pero la tenía apuntada en mi lista de ‘series para ver cuando tenga tiempo’ (esa lista mental que creo que tenemos todos). La pandemia me regaló ese tiempo (por ponerlo de manera sutil y positiva) y decidí darle una oportunidad sin imaginar la gran amiga imaginaria que iba a encontrar en esos días de aburrimiento y encierro total.

Cada temporada de la serie se centra en una investigación puntual de la unidad “AC-12” de anticorrupción policial. Entre el joven e idealista sargento Steve Arnott (Martin Compston) y su pragmática compañera Kate Fleming (Vicky McClure), se encargan de ir atando cabos que descubren los casos de corrupción dentro del cuerpo bajo el mando del superintendente jefe más correcto de la historia de las series, Ted Hastings (Adrian Dunbar). Lo interesante de Line of Duty es que no se queda en una mera serie antológica sobre casos aislados, sino que poco a poco va hilando a sus personajes en una trama mayor, creando arcos dramáticos plagados de intriga en donde sus propios protagonistas juegan todas sus cartas.

Imagen de Line of Duty ( cortesía de Movistar+)
Imagen de Line of Duty ( cortesía de Movistar+)

Line of Duty es una serie detallista en todo su entramado y con personajes maravillosamente construidos. Ningún episodio sobra, todos están diseñados para hilar cabos sueltos, incluso cuando parecen insignificantes. En consecuencia, logra engancharnos de lleno, con nuestra atención completamente comprometida a los entresijos de la trama. Y así consigue la evasión total. En mi caso, de la pandemia. Para la reina, distraerla de una etapa de dolor personal.

La serie creada por Jed Mercurio (el mismo responsable de otro fenómeno policial como Bodyguard con Richard Madden) comenzó a emitirse en el segundo canal de la BBC en 2012. El éxito fue tan descomunal que la cadena enseguida dio luz verde a más temporadas, trasladando la emisión al canal principal a partir de la cuarta. Line of Duty terminó, en teoría, con la sexta tanda de episodios emitida en 2021. Y digo en teoría por existen rumores que hablan de una posible continuación a pesar de que el final fue de los mas redondos y efectivos de los últimos años. Por mí, estaría encantada de que volvieran.

Si eres de los que todavía no le dio una oportunidad puedes encontrarla al completo en Movistar+ o sus primeras cinco temporadas en Netflix.

Más historias que te pueden interesar: